jueves, 24 de febrero de 2011

DSM-V: Eliminando el Trastorno de Asperger






(Por Tamara Suárez)

En lo que se refiere a Asperger y autismo en general es difícil realizar un diagnóstico preciso, sobre todo por la diversidad de rasgos autistas de las personas pertenecientes al espectro. Por ello acá les explicaré cual será el nuevo criterio diagnóstico según la revisión hecha al DSM-IV y la razón por la que se eliminará el diagnóstico de Asperger.

El nuevo diagnostico que reunirá a todos los tipos de autismo se llamará "Trastorno del Espectro del Autismo" donde se deberán cumplir los siguientes criterios:


Se deben Debe cumplir todos los criterios:

A Déficit persistente en la comunicación e interacción social en diferentes contextos, sin manifestar retraso en el desarrollo, cumpliendo las tres manifestaciones siguientes:

1. Déficit en la reciprocidad social, que van desde una anormal relación social hasta la dificultad en la conversación por poseer restricción en intereses, emociones, afecto, y  la falta total de iniciativa en una conversación.

2. Déficit en la comunicación no verbal en la interacción social, cuyo rango va desde una pobre interacción verbal- no verbal, hasta las anormalidades en el contacto visual, lenguaje corporal, o déficit en la comprensión de la comunicación no verbal y una total falta de gestos o expresiones faciales.

3. Déficit en el mantenimiento y desarrollo de las relaciones sociales, adecuada al nivel de desarrollo del individuo, con dificultades en la adaptación del comportamiento según los contextos sociales, con dificultades en el juego simbólico y en compartir con sus pares, dificultad para hacer amigos y una aparente falta de interés por socializar.

B. Patrones de comportamiento repetitivo, intereses y actividades, tal como se manifiesta en al menos dos de los siguientes:

1. Comportamientos motores y/o discursos estereotipados, o el uso de objetos, ecolalia y la utilización de frases idiosincráticas.

2. Adhesión excesiva a las rutinas y patrones de comportamiento ritualizados de la conducta verbal y no verbal, con una resistencia excesiva a los cambios (como rituales motores, siempre utilizar la misma ruta o comida, cuestionamientos repetitivos o la extrema angustia ante pequeñas modificaciones. 

3. Fijación por intereses cuya intensidad y foco es anormal, teniendo gran preocupación por partes de objetos o bien poseen intereses perseverantes y obsesivos.

4. Hiper o hipo reactividad sensorial o inusuales intereses sensoriales como  fascinación por luces, sabores, sonidos , etc.

C. Los síntomas deben estar presentes en la primera infancia (pero pueden no llegar a manifiestarse plenamente hasta que las demandas sociales excedan el límite de sus capacidades)

D. Todos los síntomas limitan las funciones diarias del individuo.

Explicación del nuevo cambio

El trastorno del espectro autista sería la nueva denominación del autismo, lo que incluye el Trastorno Autista, el Trastorno de Asperger, el Trastorno Desintegrativo de la Infancia y el Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado.

La razón principal por el cambio en la denominación es porque existen aún muchas falencias en el diagnostico, en cambio la nueva denominación solo se basaría en la severidad de los rasgos siendo mucho más integral. Existen Asperger que no les gusta la denominación de autismo pero sin embargo si observo detenidamente nuestras características, a pesar de ser bastante más leves, son similares a las de un autismo clásico, siendo la discapacidad intelectual y el lenguaje las diferencias principales. Esta nueva forma de diagnosticar nos dejaría "juntos, pero no revueltos".

Por lo tanto, la nueva clasificación sería por severidad:



Por lo que se puede observar el nivel 1 se refiere a los  casos más funcionales y con esto nos podríamos referir a el autismo de alto funcionamiento, Asperger y trastorno semántico pragmático.

Al hacer la revisión, se decidió suprimir el trastorno de Asperger, considerando los siguientes puntos:

1.-  Los detalles iniciales sobre el lenguaje son difíciles de establecer retrospectivamente, especialmente para los niños mayores y adultos, siendo la edad promedio del primer diagnóstico tardía.

2.- Se puede demostrar que la mayoría de los casos de Asperger pueden ser diagnosticados en el trastorno autista.

3.- Como el retraso del lenguaje no es un criterio necesario para el diagnostico en el trastorno autista, donde no habría problemas con el criterio del Asperger en el lenguaje, además en los criterios de comunicación también se cumple. También el aprendizaje precoz del lenguaje no se encuentra delimitado exclusivamente para el Asperger, habiendo otros niños con autismo con esas características.

Para mi fue muy importante entender el Asperger, pero tampoco me gusta esa marginación y casi discriminación existente con las personas autistas. Creo que se daría un gran paso en ese sentido, sólo esperando que ahora sí que realicen mejores diagnósticos. Esperando que a los más funcionales no nos dejen fuera......seguiré siendo Asperger en honor a quien se tomó años de su vida para ayudarnos y por el cual se denomina así el síndrome. Gracias Hans  Asperger.