jueves, 24 de febrero de 2011

DSM-V: Eliminando el Trastorno de Asperger






(Por Tamara)

En lo que se refiere a Asperger y autismo en general es difícil realizar un diagnóstico preciso, sobre todo por la diversidad de rasgos autistas de las personas pertenecientes al espectro. Por ello acá les explicaré cual será el nuevo criterio diagnóstico según la revisión hecha al DSM-IV y la razón por la que se eliminará el diagnóstico de Asperger.

El nuevo diagnostico que reunirá a todos los tipos de autismo se llamará "Trastorno del Espectro del Autismo" donde se deberán cumplir los siguientes criterios:


Se deben Debe cumplir todos los criterios:

A Déficit persistente en la comunicación e interacción social en diferentes contextos, sin manifestar retraso en el desarrollo, cumpliendo las tres manifestaciones siguientes:

1. Déficit en la reciprocidad social, que van desde una anormal relación social hasta la dificultad en la conversación por poseer restricción en intereses, emociones, afecto, y  la falta total de iniciativa en una conversación.

2. Déficit en la comunicación no verbal en la interacción social, cuyo rango va desde una pobre interacción verbal- no verbal, hasta las anormalidades en el contacto visual, lenguaje corporal, o déficit en la comprensión de la comunicación no verbal y una total falta de gestos o expresiones faciales.

3. Déficit en el mantenimiento y desarrollo de las relaciones sociales, adecuada al nivel de desarrollo del individuo, con dificultades en la adaptación del comportamiento según los contextos sociales, con dificultades en el juego simbólico y en compartir con sus pares, dificultad para hacer amigos y una aparente falta de interés por socializar.

B. Patrones de comportamiento repetitivo, intereses y actividades, tal como se manifiesta en al menos dos de los siguientes:

1. Comportamientos motores y/o discursos estereotipados, o el uso de objetos, ecolalia y la utilización de frases idiosincráticas.

2. Adhesión excesiva a las rutinas y patrones de comportamiento ritualizados de la conducta verbal y no verbal, con una resistencia excesiva a los cambios (como rituales motores, siempre utilizar la misma ruta o comida, cuestionamientos repetitivos o la extrema angustia ante pequeñas modificaciones. 

3. Fijación por intereses cuya intensidad y foco es anormal, teniendo gran preocupación por partes de objetos o bien poseen intereses perseverantes y obsesivos.

4. Hiper o hipo reactividad sensorial o inusuales intereses sensoriales como  fascinación por luces, sabores, sonidos , etc.

C. Los síntomas deben estar presentes en la primera infancia (pero pueden no llegar a manifiestarse plenamente hasta que las demandas sociales excedan el límite de sus capacidades)

D. Todos los síntomas limitan las funciones diarias del individuo.

Explicación del nuevo cambio

El trastorno del espectro autista sería la nueva denominación del autismo, lo que incluye el Trastorno Autista, el Trastorno de Asperger, el Trastorno Desintegrativo de la Infancia y el Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado.

La razón principal por el cambio en la denominación es porque existen aún muchas falencias en el diagnostico, en cambio la nueva denominación solo se basaría en la severidad de los rasgos siendo mucho más integral. Existen Asperger que no les gusta la denominación de autismo pero sin embargo si observo detenidamente nuestras características, a pesar de ser bastante más leves, son similares a las de un autismo clásico, siendo la discapacidad intelectual y el lenguaje las diferencias principales. Esta nueva forma de diagnosticar nos dejaría "juntos, pero no revueltos".

Por lo tanto, la nueva clasificación sería por severidad:



Por lo que se puede observar el nivel 1 se refiere a los  casos más funcionales y con esto nos podríamos referir a el autismo de alto funcionamiento, Asperger y trastorno semántico pragmático.

Al hacer la revisión, se decidió suprimir el trastorno de Asperger, considerando los siguientes puntos:

1.-  Los detalles iniciales sobre el lenguaje son difíciles de establecer retrospectivamente, especialmente para los niños mayores y adultos, siendo la edad promedio del primer diagnóstico tardía.

2.- Se puede demostrar que la mayoría de los casos de Asperger pueden ser diagnosticados en el trastorno autista.

3.- Como el retraso del lenguaje no es un criterio necesario para el diagnostico en el trastorno autista, donde no habría problemas con el criterio del Asperger en el lenguaje, además en los criterios de comunicación también se cumple. También el aprendizaje precoz del lenguaje no se encuentra delimitado exclusivamente para el Asperger, habiendo otros niños con autismo con esas características.

Para mi fue muy importante entender el Asperger, pero tampoco me gusta esa marginación y casi discriminación existente con las personas autistas. Creo que se daría un gran paso en ese sentido, sólo esperando que ahora sí que realicen mejores diagnósticos. Esperando que a los más funcionales no nos dejen fuera......seguiré siendo Asperger en honor a quien se tomó años de su vida para ayudarnos y por el cual se denomina así el síndrome. Gracias Hans  Asperger.



12 comentarios:

  1. Es muy lamentable tener que leer estas cosas. El cambio de denominación no se debe a avances en el concomiento de las heterogeneas y diversas manifestaciones del autismo, lo que precisaría los métodos de atención de una manera más específica, sino a las dificultades de los médicos para "diagnósticar" el autismo. No importa, el meter todo bajo un mismo saco aliviara las tensiones, y eso implicará "etiquetar" rapìdamente.. y por que no...salir del paso....

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy en una posición intermedia...

    Si el SA es un autismo de alto rendimiento, pero al fin autismo, debe quedar dentro del TEA o de lo contrario sería como diagnosticar cualquier cosa menos un trastorno que obviamente es parte del espectro autista aunque menos severo.

    La distinción entre autismo de bajo y de alto funcionamiento DEBE ser hecha aunque pertenezcan al mismo espectro porque obviamente la forma de abordar el grado de trastorno es distinta entre lo de alto y los de bajo funcionamiento.

    No creo que haya que diferenciar entre autismo de alto funcionamiento y asperger como si fuesen 2 cosas distintas porque los 2 llegan al mismo nivel de competencia en general.

    Puede que los aspi tengan un orgullo desmedido que no quieren tener nada que ver con los otros, pero vamos, es como en el caso de frutas y vegetales: el tomate es una fruta, la gente cree que es un vegetal porque siempre va junto a los vegetales en la comida... pero es una fruta, al igual que la manzana y la banana :/ Que parezca más un vegetal que una fruta es superficial, seguirá siendo una fruta "aislada". El asperger es el tomate...

    -Los vegetales los neurotípicos, y...
    -Las demás frutas los otros autistas.

    Yo estoy entre nivel 1 y nivel 2, depende mucho de mi estado de ánimo. Pd: no quise ofender a nadie pero es ofensivo eso de la "supremacía asperger" ¬¬ Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. *Me corrijo algo...

    Que se llame Síndrome de Asperger, o Autismo de Alto Funcionamiento es lo mismo, por las razones que ya se expusieron: la relatividad en ambos del retraso en el desarrollo del lenguaje... que era el único criterio que los separaba.

    El Trastorno Autista (bajo funcionamiento) creo que debe llamarse Síndrome de Kanner, para una distinción más precisa. Así queda eso para los de bajo funcionamiento (en vez de ser llamados de Bajo Funcionamiento) y porque con distinto nombre o no -Síndrome de Rett y el Trastorno Desintegrativo de la Niñez tienen diferente nombre y etiología como el TGD inespecífico en vez de autismo atípico. Cada cual con su nombre y todos dentro del Espectro Autista.

    Así me parece que tiene más coherencia.

    ResponderEliminar
  4. jaja tranquila Virginia no te preocupes!!! y disculpa por responder tan tarde pero se me acabaron las vacaciones y tuve que volver a la universidad. Me parece muy bien saber que eres capaz de tener una mirada más amplia y buscar el lado positivo a este supuesto nuevo cambio, porque todos tenemos derecho a tener pensamientos diferentes y sobretodo si se hace de forma constructiva :). Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  5. He visto por muchos foros que los Aspi no quieren saber nada con pertenecer al espectro autista, pero nunca esclarecen la razón lógica de por qué no... ¿tienen o no tienen las mismas dificultades -aunque en menor grado- que los AUTISTAS "a secas"?

    Si no las tienen, voto por que saquen al Síndrome de Asperger del Espectro Autista. Si las tienen, ¡dejen de quejarse!

    Sí comprendo que están en una posición más complicada, CASI "normales" y CASI autistas, eso está jodido tanto para diagnosticar como para entender cómo han de ser tratados en la sociedad... hagamos la cosa simple.

    Sería algo así:
    A-Neurotípico. (sin dificultad)
    B-Asperger/TGD (dificultad relativa)
    C-Autista (dificultad pronunciada)

    Para bien o para mal, no hay otra manera CLARA de explicarle a la gente (especialmente NT) lo que implica el Síndrome de Asperger, es fácil que lo entiendan como "autismo leve" más que como otra cosa... aunque yo me atrevería a decir que más que "autismo leve" es un síndrome que lo coloca al aspi "entre normal y autista"... mitad y mitad o sea, así de paso se hace que la gente entienda mejor por qué sus dificultades son más difíciles de comprender. Ya sé que suena algo superficial. Pero hay que recordar que los NT se rigen por parámetros superficiales, así que la forma de que entiendan bien es que les expliquen todo "como a los niños". Salu2

    ResponderEliminar
  6. Gracias Virgina otra vez!!! a mi no me gusta la discriminación, me gusta el respeto por eso tampoco me gusta cuando hay aspies que se ofenden al recordales que el Asperger es un trastorno del espectro autista, desvalorizando a los otros sujetos que poseen autismos más grave. Yo creo que eso es lo malo de las etiquetas, por eso yo me siento asperger y autista a la vez porque no me siento superior a nadie ya que también poseo dificultades. Por eso, creoque una solución es enseñarles a otros aspies a respetar las diferencias y no por el hecho de "ser más normales" somos mejores. Como dijo la madre de Temple Grandim "diferente, pero no menos"

    ResponderEliminar
  7. Debo de ser el único TGD de España que no se considera enfermo. Todos los comportamientos verdaderamente patológicos que he podido tener en mi vida son causa de una mala respuesta del entorno. Estoy deseando que me quiten ya la "tara" de enfermo, que yo no estoy enfermo de nada. Yo soy capaz de mostrar afecto a mis semejantes, de iniciar una conversación y hasta de ser popular en una escuela. Porqué tengo que andar con la tara de un TGD o Asperger que me condiciona incluso en mi conducta.

    ResponderEliminar
  8. Debo de ser el único TGD de España que no se considera enfermo. Todos los comportamientos verdaderamente patológicos que he podido tener en mi vida son causa de una mala respuesta del entorno. Estoy deseando que me quiten ya la "tara" de enfermo, que yo no estoy enfermo de nada. Yo soy capaz de mostrar afecto a mis semejantes, de iniciar una conversación y hasta de ser popular en una escuela. Porqué tengo que andar con la tara de un TGD o Asperger que me condiciona incluso en mi conducta.

    ResponderEliminar
  9. Debo de ser el único TGD de España que no se considera enfermo. Todos los comportamientos verdaderamente patológicos que he podido tener en mi vida son causa de una mala respuesta del entorno. Estoy deseando que me quiten ya la "tara" de enfermo, que yo no estoy enfermo de nada. Yo soy capaz de mostrar afecto a mis semejantes, de iniciar una conversación y hasta de ser popular en una escuela. Porqué tengo que andar con la tara de un TGD o Asperger que me condiciona incluso en mi conducta.

    ResponderEliminar
  10. Me parece que sería perjudicial para los asperger que nos pongan en la misma bolsa que a los autistas.
    Acá en Argentina al menos hay mucha discriminación y se cree que los autistas no pueden hablar ni expresarse y yo puedo llegar a pasar por normal en muchos aspectos. No me conviene que lean que soy autista y luego vean que en muchas situaciones puedo manejarme normalmente. Aunque reconozco que en muchas otras no puedo hacerlo.
    Con respecto a lo que dicen sobre la diferencia de grado y no de forma puede ser pero siempre y cuando reconozcamos que alguien que ve mal es un ciego o que un rengo es paralitico. Esa es la diferencia de grado que existe entre un Asperger y un autista. Ahí esta el problema. A un rengo no le gustaría que le digan paralitico o a alguien que tiene problemas de visión ciego o a un hipoacusico relativamente leve que le digan sordo.

    ResponderEliminar
  11. ah! bueno no leí todo disculpen es que no puedo continuar leyendo. Opino que no no se debería meter en un saco todo es cierto tambien es cierto que el Asperger es un trastorno de Autismo en tal caso pertenece a Atismo mmm pero tambien es cierto que rompen las alas porque sino se han dado cuenta los Asperger pueden ayudar a comprender lo que sienten y piensan, debido a sus características; yo lo siento asi porque eh superado mucho lo que me ha pasado que me encantaría dar los alcances necesarios para que nos puedan entender y se den cuenta o mejor dicho afirmen que ser Asperger no es una enfermedad sino que te da ventajas y desventajas, y las ventajas bien usadas haría un cambio en la humanidad que no nos entiende pero que yo veo a diario que buscan ser como nosotros sin que se den cuenta de eso.... en fin espero poder aportar mi correo sheybarreda@gmail.com

    ResponderEliminar
  12. Tal vez la medida se tome en gran parte debido al abuso que se ha hecho con este diagnóstico en los últimos años. Tanto es así, que en los años 70´s de tener un caso de autismo por cada 400 niños, aproximadamente, ahora la cifra es de 1 por menos de 100, lo cual puede indicar un mal empleo de los parámetros a aplicar. Esto también viene reflejado sustancialmente por la gran cantidad de falsos positivos y los famosos diagnósticos móviles que más parecen una forma de enmendar el error acaecido por el terapeuta o médico, sobre todo en las etapas tempranas.
    Para terminar, les comento que hace una semana, mi hijo de tres años fue diagnosticado con autismo severo; diagnostico con el cual ni mi esposa ni yo estamos de acuerdo en su totalidad. Mas no por rechazo ni negación, sino porque nuestro hijo no presenta ni las manías ni las estereotipias del autismo de Kranner, las cuales hacen que se distinga a un caso de este tipo a simple vista. Y, aunque respetamos la opinión del profesional y estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros para sacar a nuestro pequeño adelante siendo realistas, tampoco estamos ciegos.
    Pido ánimo, paciencia y esperanza para quienes luchan con este problema.

    ResponderEliminar