domingo, 1 de febrero de 2015

¿El Síndrome de Asperger es una moda?




He leído algunos comentarios en donde personas critican que últimamente han aparecido muchos adultos que dicen tener el Síndrome, tal como si fuese una moda y que lo más probablemente es que no lo sean. Quizás en parte tengan razón, hay personas que por no socializar bien, ya creen que son Asperger y no van donde un profesional idóneo que les pueda ratificar o no sus sospechas. Los que tenemos conocimientos sobre el tema, sabemos que hay otros trastornos que pueden presentar, como una de sus características, la dificultad para relacionarse con otros y no tienen nada que ver con el Síndrome de Asperger, pero pareciera ser que para algunos decir que son Asperger les abre la posibilidad de aceptación por parte de nosotros, que quizás no tendrían si dicen su verdadero trastorno.

Independientemente de que algunas personas jueguen con el término Asperger como si fuese un adjetivo calificativo, "creyéndose" aspie sin serlo o denominando a otros como Asperger por el sólo hecho de ser solitario, o por la razón que sea, sin tener un fundamento real y fidedigno, también es cierto que hay muchos adultos que SÍ tienen el Síndrome y que están siendo diagnosticados tardíamente porque antes no había conocimiento sobre el tema.



Hoy en día, gracias a que existen más profesionales que se han especializado en el SA, estamos "saliendo a la luz" todos los que antes no fuimos diagnosticados (y no es un número menor). Y esta es la verdadera razón por la cual cada vez hay más adultos con el Síndrome ¡No es una moda, es la REALIDAD! La triste realidad que demuestra que un alto número de personas no fueron diagnosticados correctamente a una edad temprana, y que hoy en día están recibiendo el diagnóstico adecuado.

No hay que ser inteligente para darse cuenta de que si hay tantos chicos que están siendo diagnosticados correctamente con el Síndrome de Asperger, exista un número semejante de adultos que TAMBIÉN fueron niños alguna vez y no recibieron tal diagnóstico, y que ahora tardíamente están siendo reconocidos por profesionales que se han preocupado por informarse mejor sobre el tema. Y estoy segura de que si hubiesen más profesionales capacitados alrededor del mundo, se conocería muchos otros casos de adultos Asperger que aún siguen en el anonimato y sufriendo en silencio la incomprensión de los demás, y sin saber por qué se sienten diferentes al resto, recibiendo diagnósticos errados que los confunden aún más, porque lamentablemente aún hay profesionales que creen que el adulto Asperger debe tener comportamientos tal como cuando se es niño y que las personas con el síndrome deben "verse" todas iguales (mínimo deberían leer a Tony Attwood, Tania Marshall o a Donna Williams para que aprendan un poquito sobre el Síndrome de Asperger, y como se puede identificar en adultos y en mujeres aspies). Deberían aprender que a medida van transcurriendo los años y se llega a ser un adulto, se van adquiriendo conductas que fácilmente pueden ocultar el síndrome, pero si estos profesionales tuviesen claro cómo diagnosticar al adulto, no cometerían el error de pasar por alto este síndrome, y menos cometerían el "crimen" de decir que algunos adultos no se "ven" como personas con esta condición (?).



¿Por qué nos molesta a los que SÍ tenemos el Síndrome que otros digan "livianamente" que también lo son sin serlo? Pues porque la vida de una persona Asperger no es fácil, menos si ha vivido gran parte de su vida sin saber de su condición. El Síndrome de Asperger no es sinónimo de ser "cool" ni "estar de moda", quien nace Asperger, morirá siéndolo. Con esto no quiero decir que estoy renegando de mi Síndrome, sólo quiero dejar en claro que ser aspie engloba una serie de características que en algunas ocasiones nos han hecho sufrir por sentirnos incomprendidos y diferentes ante los demás, y que no la hemos "pasado tan bien" como Sheldon Cooper. Es por eso que antes de que alguien se asuma como Asperger, debe informarse muy bien acerca del tema y luego corroborar sus sospechas con un profesional capacitado en el SA.

Si en años anteriores era difícil un buen diagnóstico para los varones Asperger, con las chicas era casi imposible, porque la gran mayoría "volamos por debajo del radar", lo que dificultó detectar el Síndrome en nosotras, y por ende, recibir una adecuada terapia que nos ayudase a enfrentar esta vida de una mejor manera. Pero esta situación debe cambiar, ya es tiempo de que las personas sepan que hay más mujeres Asperger de lo que se cree, que no es que "haya pocas chicas con la condición", lo que sucede es que el Síndrome es más difícil de detectar en las mujeres, sobre todo las que ya somos adultas, quienes vivimos gran parte de nuestra vida sin un diagnóstico correcto debido al desconocimiento o poca preparación de los profesionales encargados de diagnosticar, incluso todavía hay mujeres que no saben que tienen el síndrome, y quizás mueran sin saberlo tal como otras mujeres, si no hacemos nada por revertir esta situación. En estos tiempos, en donde abunda información gratuita acerca del Síndrome, ninguna chica Asperger debiera pasar desapercibida, sin recibir un diagnóstico certero y temprano. Ya es hora de que esa situación cambie por el bien de todas las futuras niñas y niños aspies que lleguen a este mundo, y por esta razón es que todos debemos trabajar para que haya una mayor difusión sobre lo que es vivir con el Síndrome y así luchar por los diagnósticos TEMPRANOS, la inclusión educacional y laboral, además de la comprensión y el respeto de todas nuestras características como personas Asperger. Porque en este mundo NO SÓLO hay niños Asperger, también hay niñas y adultos.
Les invito a dar un click a este enlace en donde hablo sobre Cómo es convivir con el Síndrome de Asperger