martes, 15 de noviembre de 2016

¿Puede un adulto Asperger tener algún vicio?




Si hablamos de desmitificar el Síndrome de Asperger, hay un tema que al parecer muchos desconocen, pero no por eso es inexistente ¿un adulto Asperger puede tener adicciones? Esa es una pregunta que me hice al momento de ser diagnosticada ¿por qué? Porque yo fumo desde los 30 años, y desde los 36 bebo ocasionalmente, y a los 40 años supe que tenía el Síndrome de Asperger. No es que mis vicios me hicieran dudar de mi condición, no, sería tonto creer que por fumar no puedo ser Asperger, tan tonto como algunos creen que por tener el síndrome no se puede reír, contar chistes, tener parejas o disfrutar del sexo. En realidad eso no es tema para mí porque sé perfectamente lo que es vivir con el Síndrome de Asperger, y quienes tienen MUY claro cuáles son las características de esta condición, saben que lo demás que uno haga con su vida cuando se es adulto, es parte del ser individual y no del síndrome, pues somos ante todo, seres humanos y no robots programados para hacer lo mismo. En fin, como ya lo saben quienes me conocen, soy una mujer muy curiosa del comportamiento humano, y cuando tengo interés por saber acerca de un tema, y tengo dudas, pues pregunto directamente lo que quiero saber, pero a la primera fuente, y en este caso, los únicos que podían disipar mis dudas, eran los mismos aspies, pues somos nosotros quienes vivimos el síndrome y sabemos lo que hacemos en nuestra vida privada.Y en esta ocasión yo quería saber si existían más adultos Asperger con algún tipo de adicción, así que hice lo mismo que hago siempre que tengo dudas: Preguntar.
Cabe mencionar, que antes de que me surgiera esta duda, pensaba que yo era la excepción a la regla y era la única "viciosa" entre todos los Asperger "inmaculados" de los que hablan tantas personas en Internet (no con esa palabra claro está). De hecho un par de veces leí de parte de otros Asperger adultos poner en duda nuestra condición a quienes fumamos, y de paso a los que se han casado, han tenido hijos, etc. O sea, pregonan, y a la vez mal informan, que un "verdadero" aspie tiene que ser prácticamente un "santo". Hoy en día pienso que muchos caemos en el error de proyectar lo que somos o hacemos. Por ejemplo: Para un Asperger que nunca se ha casado, ningún Asperger se puede casar, para quien nunca ha fumado, ningún Asperger puede cometer el "sacrilegio" de fumar, etc, etc.


Artista: Cecilia García Villa.

Bueno, les tengo la "mala" noticia de que los aspies niños también crecen, como todo ser humano, y como todo adulto, se puede elegir el camino del "bien" o del "mal" (términos que algunos utilizan para condenar a la persona que fuma, que bebe o que tiene sexo sin estar casada), dependiendo de algunos factores externos a la condición, por lo tanto, hay aspies que jamás fumarán, beberán ni se drogarán, y hay quienes sí lo harán, tal como algunos adultos, de quienes recopilé sus testimonios y los cuales ustedes leerán más adelante. Cabe señalar que quienes comentaron sus experiencias son adultos Asperger de "VERDAD", o sea, no me vengan con la "tonterita" de que por tener adicciones somos "Asperger falsos", "mal diagnosticados", etc. Porque hay claras características que definen el síndrome y que no cambiarán nunca, se tenga una adicción o no, Ahora si usted quiere seguir creyendo que todos los Asperger somos iguales y unos "santos", entonces no siga leyendo mi escrito porque la "cruda" realidad le puede "afectar"...Y bueno, a mí me gusta referirme a las cosas por su nombre y tal cual son.
Comenzaré relatando mi experiencia: Yo bebí por primera vez a los 36 años y fue por insistencia de mis ex apoderados del curso del cual estaba a cargo (no me estoy victimizando, pues yo nunca me he hecho la "santa" y jamás lo haré, pero así tal cual fue). Esto sucedió en una convivencia de fin de año, y aunque yo les repetía que hasta el olor del licor me era desagradable, insistieron en que brindara con ellas, por último con un trago muy suave y que era de sabor dulce (su nombre es Pantera Rosa). Como yo era la única del grupo que no bebía, en esos momentos era como el centro de atención y eso me tenía bastante incómoda, así que a regañadientes lo probé, y era delicioso por su sabor dulce (lleva granadina, crema chantilly y vodka). Me gustó tanto lo dulce, que pedí otro más. Y con sólo 2 vasos comencé a sentirme mareada, pero a la vez muy extrovertida, simpática y buena para reírme. Eso me agradó y de ahí en adelante, cada vez que tuve una reunión social, bebía vodka naranja, pues era ese licor que menos "fuerte" encuentro su olor, así que lo bebía para que me diera la personalidad para ser simpática, alegre y extrovertida (aunque no me gusta su sabor). Hoy en día bebo vino chileno, pero sólo cuando se da la ocasión, las cuales son muy pocas. Me gusta la personalidad que adquiero, y si está "bien" o "mal" el motivo por el cual bebo, me da lo mismo, pues no soy alcohólica, y mientras no lo sea, me da lo mismo la opinión de los demás.


Artista: Cecilia García Villa.

Como dije antes, yo pensaba que era la única aspie que fumaba y bebía, pero estando en un grupo de adultos Asperger, comencé a leer las experiencias de otros aspies y me di cuenta de que no era la única y que había quienes hasta fumaban marihuana. Mi curiosidad se acrecentó y decidí hacer una encuesta para saber cuántos realmente bebían, y de los 49 adultos que participaron en dicha encuesta, 15 dijeron que beben muy pocas veces, 16 que no beben, 17 cuando se les presenta la oportunidad y 1 todos los días.
A continuación sólo enumeraré las respuestas que dieron los adultos Asperger que participaron en la encuesta. No escribiré sus nombres por respeto a su privacidad, la cual para mí es inquebrantable. Estas son las razones que dieron para beber:

1. Bebo para poder sentirme un poco más inhibido con mis amigos en eventos sociales.

2. Yo de vez en cuando, mayormente en eventos sociales. En solitario muy pocas veces.

3. Me gustan los tragos con frutas, el tequila y el vino, el que más me gusta es el merlot, es dulcito. Lo único que bebo sola es vino, el resto no me gusta tanto como para beber, y tampoco me gusta estar mareada, así que me limito.

4. Lo hago en ciertas ocasiones especiales. No me gusta la cerveza, pero me gustan los licores dulces y los exóticos. No bebo mucho, y de forma moderada.

5. Tomo dos veces en el año: Cola de mono para navidad (leche, agua ardiente, café, canela, nuez moscada, y creo que algo más, pero me gusta suave) y para mi cumpleaños me gusta ir a una playa con poca gente y tomar un melón con vino blanco (se le hace un agujero al melón, se pica el relleno y se le echa vino blanco, idealmente bien helado).


Artista: Cecilia García Villa.

6. Bebo cerveza, Jack Daniels con miel, o en general los dulces. Pero ODIO embriagarme, hacer el ridículo y amanecer mareado y fatal, entonces sí me modero bastante.

7. Yo sólo bebo para brindar en celebraciones como navidad, año nuevo o bodas, con lo que sirvan, y llego a tomar vino con la comida donde me invitan para no despreciar a quien con aprecio lo hace, pero personalmente el alcohol de ningún tipo es de mi agrado, lo sé pues llegué a tomarlo en la adolescencia cuando lo hacía para sentir los efectos embriagantes.

8. Bebo dependiendo de lo que me provoque, pero usualmente Ginebra, Vodka o Tequila. También depende de la ovación. El Tequila es para eventos más "locos", por dar un ejemplo.

9. Yo he bebido cerveza porque me gustó, aunque Fanshop (cerveza mezclada con bebida de fantasía).

10. Más que todo en eventos de la universidad, como fiestas, a veces después de algún examen voy con un grupo de compañeros a un bar. En la casa, cuando hay fiestas, no me desagrada, pero tampoco soy dependiente a beber, y más que todo son tragos los que me gustan y cócteles.

11. Cerveza, vino, sabajón, guarapo y ron de año en año. Soy un bebedor social. Nota: La cerveza me convierte en un NT (neurotípico) XD.

12. Me gusta. He tomado desde muy joven.

13. En pocas veces ingiero alcohol, sobre todo vino y para asentar ciertas comidas.

14. Bebo New Mix (del sabor que caiga), cada que me da una depresión muy fuerte, compro la botella de 2L y el primer día suelo tomarme poco más de la mitad. Con los amigos tomo lo que hay (casi siempre cerveza).

15. Bebo para quitarme la pena o desinhibirme.


Artista: Cecilia García Villa.

16. Yo primero era bebedora social, pero se me pasó la mano socializando y ahora bebo porque me hace sentir bien. Da lo mismo que sea lunes, jueves o domingo. Me entretiene y me levanta el ánimo estar un poco pasada de copas. Ni me emborracho, ni todos los días, pero seguido y a medio embriagar sí. Ron y vino son mis preferidos. La cerveza sólo si no hay más opciones.

17. Me gusta el vino tinto.

18. Yo bebo de todo, cerveza, Tequila, Ron, Whisky, pues beber hace que me desinhiba igual o más que los NT, sobre todo en las fiestas de la universidad. Yo comencé a beber cuando tenía 16 años, por presión social.

19. Ayer estuve tomando un copón de cerveza en el coche porque se me presentó la oportunidad.

20. Bebo cuando se da la oportunidad para compartir y me apetece. Lo hago si lo que hay para beber me gusta. Mi favorito es el coñac.

21. En mi época de adolescente, entre los 13 y los 17 años, para "socializar" y como mi grupo de amigos bebía y para integrarme, tomaba alrededor de unas 4 copas de vodka cada que salía con ellos, que es la única bebida alcohólica que tolero, la gran mayoría de las bebidas alcohólicas, en especial la cerveza, con sólo olerlas me dan asco y me resultan desagradables al paladar; de entre los 17 y los 23 tomaba sólo en eventos sociales o cuando trabajé como gestor de proyectos y director creativo para "negociar", ya que, según algunos, los mejores contratos se cerraban al calor de las copas, cosa que , luego de varios fracasos, me impuse y las negociaciones se hacía en el contexto que deben hacerse, y desde los 25 años, hasta ahora, a mis 34, no tomo ningún tipo de bebida alcohólica, me dan mucho asco, saben exageradamente amargas.

Eso es en cuanto a beber, aunque en esta encuesta faltó que participaran dos Asperger que sé que beben: Uno es un adulto que conocí en mi ciudad, quien no pertenece a este grupo, y contó su experiencia con el trago, en una charla, por lo tanto no tengo registro de su historia. Y otra es una mujer Asperger que se asumía alcohólica, pero tampoco participó en esta encuesta.


Artista: Cecilia García Villa.

Ahora en cuanto a la pregunta ¿Usted consume drogas? Sólo 14 personas Asperger contestaron, de las cuáles, sólo 2 nunca han probado alguna droga, ni lo harían; 12 personas reconocieron haber probado algún tipo de droga alguna vez; y de los 12, sólo 5 siguen consumiendo. Estas son algunas respuestas acerca del tema:

1. Solo blandas y solo por probar.

2. Una vez quise probar un cigarrillo de marihuana, lo hice y me sentí la persona más estúpida del mundo por varios días. Pero al menos me saqué las ganas de saber de qué se trataba y me quedó claro que no repetiría la experiencia. Soy una persona libre, me gusta estar consciente y dominar mis actos cabalmente. No entiendo como tanta gente puede dejarse dominar por las drogas, perdiendo así su independencia. Pero bueno eso es lo que yo sentí, algo bueno debe tener si tantos la fuman. Yo quería reírme un poco, pero ni así.

3. En mi caso no fumo ni cigarrillo, ni demás drogas. Tampoco consumo alcohol.

4. Yo he probado marihuana y es interesante, me vuelvo más intuitivo con mi esposa, como que entiendo mejor sus "indirectas" y lenguaje no verbal. También temo a la adicción y por eso no lo hago tanto, pero es interesante. Leyendo un poco de las medicinas que me contaron que tomaban en un post anterior, la mayoría tienen sustancias que estimulan la serotonina y facilitan la elasticidad neuronal ¿será por eso?

5. No sé si considerarlo droga, pero fumo marijuana casi todos los días. Fumé mucho cigarro (una cajetilla diaria) y lo dejé hace 3 años gracias a un libro llamado "Es Fácil Dejar de Fumar si Sabes cómo" (tiene un 85% de efectividad por si alguien lo quiere se lo puedo enviar por interno). Bebo alcohol como 3 veces por semana pero poco. He probado LSD en un par de ocasiones y lo volvería a tomar. Probé floripondio, fue una loca experiencia, pero no lo tomaría de nuevo. Probé algunas pastillas locas en mis 20s. Las pocas veces que probé cocaína no me hizo nada (por suerte) y no pienso probarlo de nuevo. Me falta probar honguitos psilocybe, salvia divinorum, DMT y ayahuasca. No sé si probaría éxtasis o MDMA, depende de la procedencia y ocasión.


Artista: Cecilia García Villa.

6. En el colegio sentí curiosidad y probé una que otra cosa, pero ni con el cigarrillo pude. Al final me di cuenta que como mejor me siento es estando con mis "cinco sentidos" y con plena lucidez. Ahora de vez en cuando disfruto una cerveza mientras veo una película en soledad (la que también disfruto).

7. Yo en lo personal a lo único que le entro es al alcohol (en especial el pulque, las cervezas y el vino). Por lo demás estoy en contra, el cigarro no me molesta pero nunca lo probaría, soy enemigo de la marihuana y de las demás drogas (que no sean medicamentos científicos). Son mis némesis.

8. Alguna vez le robé sedantes a mi abuela, pero cono no me hacían nada, no lo seguí haciendo, del resto, nada.

9. Hace unos 5 años empecé a "medicarme" para el insomnio con cannabis (mi médico estaba informado), y al mismo tiempo, vi como poco a poco apreciaba como mi "inteligencia emocional" mejoraba paulatinamente.

10. Cuando estoy bajo el efecto tengo que admitir que soporto contacto físico más tiempo, comprendo mejor indirectas y soy más empático y cariñoso con mi esposa. Supongo que la serotonina tendrá ése efecto y ¿puede que estimule también la oxitocina? No sé...

11. Yo fumo todos los días después del trabajo, y también me la tomo, y a veces me la como en queque. Me sirve de mucho no sólo en el ámbito social, también me sirve para hacer música y para escribir y para todo lo que tiene que ver con la creatividad, porque el THC de la marihuana hace que el cerebro se relaje. Es una terapia muy útil.


Artista: Cecilia García Villa.

Sobre los adultos Asperger que fuman cigarrillos, de 22 personas que contestaron la encuesta, sólo 4 personas fuman hasta el día de hoy, 1 fumaba pero ya no y 17 que nunca han fumado. Aparte de esta encuesta, sé de otros 6 que fuman, incluyéndome, y uno que fumaba pero ya no. O sea, en total, tengo el conocimiento de 12 Asperger que han fumado en su vida. Estas son algunas respuestas que obtuve:

1. Yo estoy en 5 o 6 diarios, pero puede variar mucho según mi estado anímico, de muy bueno 1 o 2 a muy malo 8 o 9 cigarrillos diarios.

2. La primera vez fue por curiosidad, cuando mi padre dejó su cajetilla (eran Ducall si la memoria no falla), los probé para "sentir el sabor" que en publicidad decían. Era clásico el atoro de todo novato, hoy más fumo mentolados a pesar de los añejos tópicos que se dicen. Mi primera experiencia fue a los 9 años, después lo retomé ni bien llegada la mayoría de edad.

3. No fumo, decidí de niña no hacerlo porque no me gustaba, y hasta hoy, como se ven las mujeres con un cigarrillo en la boca.


Artista: Cecilia García Villa.

4. Comencé a fumar a los 25 años por hacer lo que hacían las otras chicas en los recesos en la Universidad. Pensé que me haría ser parte del grupo. Hoy en día fumo más de 10 cigarrillos diarios.

5. Al día de hoy no fumo, pero, de los 12 a los 17 años si fumaba, de entre 1 a 5 cigarrillos por día, y la verdad empecé a hacerlo porque me decían que era malo y casi pecaminoso, aunque debo reconocer que nunca me gustó hacerlo.

6. Soy asmática y muchas veces he tenido conflictos con fumadores que deciden fumar en espacios cerrados donde estamos los no fumadores. Jamás le encontré sentido al cigarrillo, drogas y alcohol.

7. Yo si fumo. Empecé a los 14 o 15 años, un poco a lo tonto. Había gente que me gustaba mucho que fumaba: Una prima, un grupo de chicos y chicas a los que me quería parecer, y yo también quería fumar. Desde que empecé a fumar en serio y de continuo, siempre he querido dejarlo, pero no hay manera.

8. Fumo unos 10 al día, hay días que menos. Fumo desde los 14 años. Comencé a fumar por tontería: Mi mejor amiga fumaba, lo probé y me enganchó. He llegado a fumar casi un paquete diario, ahora estoy reduciendo el consumo hasta que consiga dejarlo. Hoy sólo he fumado tres cigarros. Llevo 10 años fumando y lo noto en mi salud, por eso quiero dejarlo.

9. No fumo y nunca lo haré. En lo personal, me interesa cuidar mucho mi salud en ese aspecto (en otros no lo soy tanto, como en el sueño por ejemplo).


Artista: Cecilia García Villa.

Quizás no es un gran número de adultos Asperger que han bebido trago, fumado o drogado (no tengo manera de saber cuántos en el mundo lo han hecho, sólo me he basado en quienes contestaron mis preguntas), pero lo que pretendo con este artículo, es que sepan que el síndrome no es seguridad de que un joven aspie esté exento de adquirir alguna adicción sólo por el hecho de tener esta condición. Como ya lo he dicho en otras ocasiones, nosotros, ante todo, somos seres humanos y como tal, podemos optar por “un camino u otro”, dependiendo de nuestra fuerza de voluntad, personalidad, convicciones, valores, etc. Es por eso que los padres de un joven aspie, al igual que con un hijo neurotípico, deben hablarle sobre el uso de la droga y sus consecuencias, sobre el alcoholismo, sobre el tabaquismo, sobre las enfermedades venéreas, sobre todo lo que le hablarían a cualquier hijo, y no tratarlo como si él viviese en una burbuja donde siempre estará protegido, porque esa no es la realidad. Los hijos crecen, entran a la universidad, entran a un trabajo, se independizan (algunas veces) y ustedes no podrán estar siempre al lado de ellos para ver lo que hacen o no, es por eso que es muy importante la comunicación que tengan con ellos. Ahora, para evitar “malos entendidos”, aclaro que en NINGÚN momento he dicho que los aspies sean drogadictos alcohólicos, ni TAMPOCO he dicho que seamos más propensos que los neurotípicos a adquirir alguna adicción, sólo me he referido a un número determinado de adultos que sí han fumado, bebido y drogado y no por eso dejan de ser Asperger, porque las características del síndrome no se “borran” con el alcohol ni el cigarrillo. Hago esta aclaración porque conozco a algunos que circulan por los grupos Asperger, que les gusta tergiversar lo que escriben los demás, todo para armar polémica y hacerse notar. Y sinceramente, yo no estoy para ese tipo de cosas, yo estoy para informar, basándome siempre en la primera fuente, como debe ser.
Una última acotación: Fumar o beber ocasionalmente no hace a un adulto Asperger una mala persona. Conozco personas que no fuman ni beben y son malintencionados y hacen daño. Un vicio no determina la calidad de persona que uno pueda ser. Ahora de que fumar es malo, estamos claro que sí lo es, pero la persona que lo hace no tiene porqué ser mala.

Las imágenes utilizadas en este escrito (exceptuando la primera) pertenecen a Cecilia Garcia Villa, una excelente artista con el Síndrome de Asperger, y pueden encontrar más de sus obras en esta página: