domingo, 22 de noviembre de 2015

La experiencia de pertenecer a un grupo Asperger desde las opiniones de jóvenes y adultos.



La finalidad de este artículo es para que se entienda que es muy importante que exista en cada ciudad de cada país del mundo una Agrupación Asperger, en donde no sólo los aspies reciban la atención de profesionales encargados de entregarles las "herramientas" sociales, sino que exista un espacio en donde puedan compartir con otras personas con la condición ¿La razón? Lea las opiniones que han escrito algunos jóvenes y adultos Asperger con respecto a pertenecer a un grupo aspie (si pertenecer a un grupo Asperger virtual les ha sido beneficioso, imagine un grupo presencial). No he puesto sus nombres para mantener su privacidad. A continuación sus escritos:

 Sobre pertenecer a un grupo Asperger:


-Desde que comencé a comentar e intercambiar opiniones en este grupo ha pasado algún tiempo; en ese tiempo la experiencia acumulada me ha hecho madurar velozmente. Al principio cada experiencia que escuchaba era reveladora de las características que se compartían al tener el Síndrome; luego se hizo claro que la edad convertida en madurez y evolución produce cambios en el comportamiento y la manera de reaccionar, pero la sensibilidad aumentada o disminuida se mantiene a lo largo del tiempo. Cuando logras entender el "porqué" de tantas cosas, dejas espacio para seguir adelante; la evolución continúa, me vuelvo más meditativo, más serio, más inconforme. El aspie de aquellos primeros días ya no está, ahora luego de luchar con la depresión y entenderla, me asusta pensar en haberla superado, sí, ya no ocupa su espacio, y es posible que venga algo más complicado o la iluminación.

-Madurar en sí, no sé. Creo que desde que ingresé al grupo mis pensamientos han cambiado respecto a ciertas cosas. Eso puede tomarse como madurez. Creo que es encontrar un espacio donde uno se siente con identidad, con peso y valía propia y no un pibe despersonalizado que anda fingiendo todo el tiempo lo que tiene que ser para encajar. Acá nos mostramos muy francos, y para sorpresa nuestra, somos más simpáticos que como nos pintan en los libros! Conocer gente y entablar empatía es muy importante. Una sensación como que se 'abre una puertita nueva'.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-Me han ayudado diversas cuestiones. Por un lado leer vivencias, pero por el otro, y desde antes de conocer este grupo, me han servido experiencias y artículos de otros grupos de Facebook, leer bibliografía del tema, el diagnóstico oficial y el tratamiento. También conocer a otros Asperger en persona me sirvió bastante. Es una sucesión de cosas, encontrar al grupo de pares, ya sea virtual (Facebook) y/o presencial (grupos de pertenencia) son muy importantes.

-A mí me ha ayudado a entender cómo soy, en serio, veo a mis hijos, que si bien tienen muchas cosas en común conmigo, en otras son diferentes (quizás por ser varones), además que ningún autista es igual a otro, en cambio, he encontrado muchas chicas que tienen cosas en común conmigo, incluso hombres que también tienen muchas cosas en común con mi persona. Me sentía muy sola, inmadura, a veces cruel y media egoísta en mi forma de ser y pensar, pero ahora me doy cuenta que no es mi culpa, no soy egoísta, cruel o inmadura, tengo formas diferentes de ver la vida, no sé si mejor o peor, pero ya no estoy tan sola, y me siento súper comprendida acá. Puedo expresar sentimientos, molestias o fobias, que si les cuento al común de la gente, me mirarían con cara de odio o de interrogación, y acá las comprenden o se ríen de ellas, y eso es sentirse como estar en un refugio donde puedes desahogarte y buscar respuestas y apoyo.

-A mí me sirvió. También me gusta que la participación es en general fluida y dinámica, se arman charlas sensibles e inteligentes.

-De todo un poco, es una montaña rusa, a veces me involucro tanto que me tiene todo el día pensando y desatiendo mis cosas.

-Yo subo mi autoestima en este grupo al saber que no soy el único "metepatas" y "loco en el mundo". No soy el único "conspiranoico" u obsesivo con temas poco interesantes para el común. No soy el único que habla monólogos sin darse cuenta que lo que habla no le interesa a la mayoría jajaja.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-Por lo que veo en este grupo, es bastante heterogéneo, y como verás, hay varios que solemos bromear o usar sarcasmos de algún tipo. Yo creo que todo depende como se ha criado cada uno y de las experiencias que ha vivido.

-En este grupo he aprendido que, aunque los Asperger tenemos muchas cosas en común, no somos una copia exacta en masa. Tenemos similitudes y también diferencias. He aprendido que, aunque tengamos el mismo Síndrome, aún así podemos ser tan diferentes como lo son los NT entre sí. He aprendido que muchas cosas que yo consideraba defectos en mí, no son defectos, sólo son particularidades que me hacen ser especial. He aprendido que puedo evolucionar y ser mejor cada vez, en la medida en que me lo proponga. También he aprendido las diferencias significativas que existen entre hombres y mujeres Asperger.

-Me ocurrió algo muy curioso con este grupo; se trata de un espacio meramente virtual, sin embargo he contado cosas que nunca conté a nadie. A pesar de lo diferentes que somos, encontré algo de mí en varios, y cosas de esos varios en mí. Quizás por eso debo sentir que soy entendido y que también puedo entender a otros en un plano y nivel que nunca me pasó, ni siquiera en mi propia familia biológica.

-Me sirvió para conocer gente linda con mi misma condición, y que no dejamos de ser humanos; que estamos socializados y que por ende, podemos aprender de los NTs, tampoco somos santos.

-Desde que llegué a este grupo ya no me siento solo. Me ha ayudado mucho el conocerlos!

-En este grupo yo tengo amistades, no serán como hermanos, pero sí son buenas personas y da para juntarse en una plaza a tomar algo, o sentarse en un bar cuando se tenga que dar la oportunidad, e inclusive contar cosas íntimas ¡Valoremos la amistad virtual que tenemos en este grupo, que es bastante buena!
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-Me encanta leer a tanta gente simpática y divertida de este grupo y los cuales estoy empezando a estimar y a considerar, quizás, mis mejores amigos. Mejores amigos virtuales, pero qué más da cómo sea la relación, amigos por tanta intimidad, penas, vivencias, bromas que uno comparte acá (ni con un cura me confesaría tanto) XD.

-Me ha ayudado muchísimo. Desde que estoy en este grupo, la verdad, mi vida cambió mucho. Mi mente se abrió a nuevos horizontes, me siento acompañada. Comparto experiencias con todos. Desde que empecé a integrar este grupo, se acabó mi soledad.

-He visto que somos prácticamente una cultura autista emergente, aunque haya quienes quieran negarlo. He visto que hay mucha variedad entre nosotros y creo que tanta, como la que hay entre la gente NT. En este grupo he conocido gente con la que puedo hablar un mismo idioma, aun siendo diferentes. Si bien hay aspies con los que me las llevo muy bien, no con todos ha sido así, y con algunos han surgido malos entendidos. Algo que he aprendido sobre nosotros también, en este grupo, es que entre nosotros en ocasiones podemos socializar casi como la gente NT, y entre nosotros puede haber mucha empatía. Esto rompe con esos mitos de que somos personas poco empáticas o que no socializamos.

-Yo he encontrado contención. Más expectativa para conocer gente nueva y todo lo positivo que acarrea estar aquí. Puedo hablar sin que sea necesariamente sobre mi tema de interés.

-Es reconfortante saber que hay otros que pasan por lo mismo que uno; eso me ayuda a tener más confianza en lo que hago y ya no me siento tan tonto en algunas situaciones.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-Me gustaría llamarlos “mis amigos”, pero no lo son. Me gustaría llamarlos “compañeros”, pero estamos muy lejos. Me gustaría llamarlos “mis pares”, pero al leerlos, siento que somos muy diferentes unos de otros ¿Para qué negarlo? Cuando leo sus problemas, es como si ustedes tuvieran heridas profundas, mientras que yo tengo apenas unos rasguños. Entonces siento que al estar en este grupo, estoy sentado en una silla que no es mía, como usurpando un lugar. Y sin embargo, me siento a gusto aquí, con ustedes (aunque quizá nunca termine de convencerme que ustedes se sienten así conmigo. Es tan difícil creerles a la distancia). Por eso digo que me quedaré mientras pueda, ya que es el único lugar que he encontrado, hasta ahora, donde me siento entendido. Apenas llego de trabajar, me meto a este “este mundo” para liberarme del otro “mundo”, ese que poco tenemos en común. Sé que este grupo es para opinar sobre lo que, a cada uno, le sucede, y sin embargo, a mí me ha servido para confesar, en algunas oportunidades y para desahogarme en ciertos momentos. Sé también que la idea no es saturar a todos con las propias vivencias pero nunca me han "frenado el carro" cuando siento que escribo muy seguido ¿Y qué decir sobre cuando se me ocurre publicar un poema? No es una página literaria, pero me han dado la libertad necesaria para escribirlos, quizás porque intuyen que esta es mi mejor manera de " sacar" al ser interior, al verdadero yo. Por ello quiero darle las gracias y aunque quizás nunca se los pueda retribuir, espero que estas palabras lo hagan lo mejor posible. Gracias.

-Yo hago igual: Llego del trabajo y entro un rato a ver sus comentarios y a dejar los míos en este "mundo" nuestro.

-No siempre estamos con un humor agradable, hay momentos buenos como malos, quizás te falta confiar en las personas, y este grupo se formó por lo mismo, no todos tenemos que pensar de la misma manera, todos podemos tener distinto criterio, sólo date una oportunidad, como muchos de los que estamos en este canal, dar una oportunidad de comunicarnos, sentirnos que nos entienden y una historia que ayuda a sacar lo bueno de vida, y no ver todo negativo, sin conocernos sabemos que podemos contar con eso.

-Todos los aportes son importantes, nadie está de más. Seguramente sean más notorios los comentarios no tan optimistas por crisis personales que cada uno pueda estar pasando. Pero no quiere decir que todos seamos iguales o tengamos que serlo. Cada aspie es único. Cada uno de nosotros tenemos nuestras diferencias y eso es bueno, le da diversidad al grupo. No, no estás de más.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Me enorgullece estar aquí y formar parte de este grupo.

-Cada día, al entrar aquí, es como una brisa fresca al alma, como entrar a un bar y encontrarse con los suyos, los que verdaderamente entienden lo que pasa dentro de uno.

-¿Qué significa para mí nuestro grupo aspie? Mucho aprendizaje, muchas risas, mucha intensidad, lágrimas, recuerdos. Ha sido como un nuevo piso para caminar, saber que eres Asperger y no haber llegado al grupo hubiera hecho más complicado de entender lo que ser Asperger significa. Aquí he llorado literalmente al leer las historias de algunos, he reído mucho y mi confianza se fortalece, he sentido coraje con las injusticias y he recordado como superar los temores y el aislamiento. A veces pienso que tengo algún conocimiento sólido sobre el síndrome y es cuando aprendo algo nuevo y recuerdo que la humildad y la sinceridad (que a veces nos acompaña por ser Asperger) resulta de gran ayuda. Cuando Dios te dé el pan de la aflicción y el agua del sufrimiento ya no se esconderá más tu camino. El que no vive para servir, no sirve para vivir. Aquí hablamos constantemente de cómo nos sentimos, de cómo interactuamos con los demás, de cómo nos afecta el ambiente, el ruido, los olores, la luz, etc. Pero es poco lo que hablamos sobre "como" afectamos nosotros a los demás, que efecto causamos en la gente que nos rodea, nuestros conocidos, amigos familia, pareciera como que "eso" no tuviera importancia. Resulta que si identificamos y entendemos el efecto que causamos en nuestro entorno, podemos tomar acciones para modificar lo que obtenemos cuando nos relacionamos, podemos cambiar la respuesta de los otros y mejorar nuestra vida. Para eso hay que hacer un ejercicio mental viendo el mundo como el mundo nos ve a nosotros. A pesar de la extensa subjetividad de esta idea tendremos mejor conocimiento de nosotros mismos al hacer el ejercicio. Yo tomo la libertad de pensar y la uso, me gusta analizar posibilidades y llevarlas a ideas, cada quién decide que hacer o no hacer. Como dije al principio, se trata de un ejercicio para obtener un mejor conocimiento sobre nosotros mismos, en ningún momento implica hacer cambios en la forma que actuamos o como somos.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

 Sobre lo mejor y peor de este año 2015:  



-Lo mejor: Promocionar una materia muy difícil. Lo peor: Terminar mal el segundo semestre. Todo relacionado con los estudios. Desde el plano social puedo hacer otra evaluación: Lo mejor: conocer compañeros nuevos con quienes salir. Lo peor: No tener sexo.

-Lo mejor: La beca para mi maestría en Madrid. Cumplí todas mis metas de año, incluso económicas. Alianzas comerciales y estratégicas. Soy mejor escribiendo cada año. Lo peor: Mi soledad. Perder otro concurso de ensayo. Andar deprimido a final de año.

-Lo mejor: El anuncio de la nueva mini temporada de los X-Files, mi serie favorita desde que tengo 12 años (también podría ser el nacimiento de mis sobrinas, que debió ser primero ahora que lo pienso, pero con la pregunta lo primero que pensé fue Mulder y Scully (soy una nerd sin remedio). Lo peor: Un drama/encontrón con el marido de mi hermana y la subsecuente decepción con ella que me han llevado a más discusiones y ya no le hablo, por consiguiente veo poco a mi sobrino, y apenas he visto a su hermana, nacida hace tres semanas. Esta será la navidad más triste de mi vida (esto empezó a fines de marzo, así que imagínense).

-Lo mejor creo que fue haber teloneado a un músico/poeta reconocido en mi país (este sábado tocaré junto a otro cantante famosillo de mi país). Que se hayan alejado solitas algunas personas tóxicas de mi vida y haber encontrado la amistad de un par de buenas personas muy confiables y honestas. Lo peor, caer en crisis existencial (nuevamente) y crisis financiera, la cual aún no logro superar.

-Nada en particular, un año más que viene y va.

-Lo mejor: Ir descubriendo otro "mundo". Lo peor: Estar como Cristobal Colón, y no entender "QUÉ" estoy descubriendo...
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-Lo bueno es que compuse estas tres últimas semanas mi proyecto de jazz, audicionaré en Berklee, ya hice mi aplicación y tengo mi fecha de audición. Lo que parecía bueno, es que creí haber encontrado a una chica que parecía perfecta, tuve una novia virtual y todo iría muy bien, nos veríamos, nunca pasó, nunca tuvo intención de verme, jugó conmigo, lo malo es que no intenté nada con otras chicas que sí me querían y aún están conmigo como amigas (bueno, está bien que sean mis amigas). Me siento triste y muy decepcionado, di todo de mí en lo que podía; esto me hizo avanzar en mis proyectos, estudié con un amigo ciertas cosas de la bolsa y comenzaremos en cuanto él reúna el capital, con eso pensaba ir por esta chica, sólo faltaba tan poco.

-Lo peor fue la depresión que tuve, llegué a un punto muy difícil, no sabía que sería de mí, sin empleo, sin ganas de salir a la calle, etc., no quería despertarme y estaba afectando a mi familia, principalmente a mi hija. De repente mi vida dio un giro (lo mejor de mi año) y después de sentirme el ser más insignificante del planeta, encontré mi lugar en el mundo. Amo a los perros y pensé: "Porqué no aprender estilismo canino". Comencé a trabajar en una estética para aprender ganando casi nada de dinero. Y en resumidas cuentas, llevo 7 meses siendo estilista canino, y me encanta, es perfecto para mí, aparte de todo, puedo llevar al trabajo todos los días a mi hija y a una de mis perritas. Tengo planes de poner mi propio negocio, e incluso estoy pensando en estudiar veterinaria, claro que no todo es "miel sobre hojuelas", porque es muy complicado tener que lidiar y convivir con compañeras de trabajo, o mi jefa que es la dueña, pero todo es más llevadero estando rodeada de perros. Hace más de 2 años trabajaba en una oficina y una compañera me preguntó ¿cómo sería mi trabajo perfecto? Le contesté que donde pudiera llevar a mi hija y mi perrita; ella se rió de mí, sonaba ilógico jaja, nunca me imaginé en lo que me convertiría. Otra cosa buena es que comencé a educar a mi hija en casa y le ha servido bastante, nos llevamos mejor y el que me acompañe al trabajo para ella es muy divertido, aprende mucho y ha mejorado bastante en la socialización, es casi increíble. Y la tercer cosa buena es que ¡¡¡Adopté otro perro!
Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Lo mejor: Mi hija, mi titulación. Lo peor: La falta de dinero, la salud.

-Lo mejor: Estar más enfocada en mi carrera y en el área autismo. Lo peor: Aislamiento bastante largo de una amistad. Amenazas telefónicas y descubrir la doble cara de mucha gente.

-Un año muy soso en lo profesional; en lo emocional ha sido una montaña rusa con bajones demasiados intensos. Ojalá el año entrante sea con más subidas.

-Lo mejor: Que pude visitar Cancún a principios de año con mi novio, y que se haya mudado conmigo hace tres meses! Lo malo: Todo lo que tuvo que ver con la separación de mis padres a nivel familiar.

-Lo mejor fue que tuve la oportunidad de ir al Parque Nacional Morrocoy después de 11 años.

-Lo mejor que me pasó fue hacer los trámites para apostatar, ya que quería hacerlo desde hacía mucho tiempo. Lo malo, no cumplir algunas metas que me propuse. Modificaré lo mejor que me pasó en este año. Ayer fui a una juntada con gente que no conocía y me fue muy bien. Si bien no hablé casi nada, me sentí muy a gusto con ellos. Con estas personas tengo un interés en común: La ciencia. Toda la noche se habló de ciencia ¡Fue estupendo! ¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡Estupendo!¡¡¡Fue estupendo!!!

-Lo mejor: Hacer mi pasantía, que Audry viva en casa, cursar el monográfico y cerrar el año con la posibilidad de conocer a alguien y dar pasos, a ver dónde nos lleva eso. Lo peor y lo más fuerte: La muerte inesperada de Wilson.

-Lo mejor del año fue darme cuenta de que llevo más de dos años con la persona más especial del mundo para mí, que me siento anímicamente mucho mejor. Como persona me siento avanzando en mis proyectos y siento que mi odio o mi rencor al mundo y hacia los demás disminuye. Lo peor, supongo que es el miedo y la incapacidad para afrontar discusiones con mi pareja y que no puedo soportar separarme de ella. 

Las imágenes utilizadas en este artículo pertenecen a Rodrigo Corvalán, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en la siguiente página: