jueves, 22 de octubre de 2015

Las Relaciones de Pareja (Segunda Parte) desde las experiencias de jóvenes y adultos Asperger.


Las razones por las que una persona Asperger no haya logrado iniciar una relación amorosa, queriendo tenerla, pueden ser variadas. Hay chicos que por el poco manejo del lenguaje no verbal y de las técnicas de conquista, se les dificulta acercarse a quien le atrae y si llegan a entablar comunicación con ella, no saben identificar si son correspondidos o qué palabras decir para lograr llamar la atención de la otra persona.

A continuación le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger sobre este tema (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad):

 Sobre la conquista:  


-Yo no soy un "Don Juan" en el tema, y nunca he tenido una pareja formal y estable, pero sí he tenido "encontronazos" con el sexo opuesto, y la verdad que cada caso y cada experiencia es única desde su concepción hasta su fin. No hay una regla clara, uno "hace lo que puede", lo que le parece mejor, lo que puede resultar en una estrategia. Una simple tontería, o un disparate puede ser a la larga, causa suficiente para iniciar un romance. Yo creo que en muchos de nosotros va en la autoestima, porque a cierta edad y después de haber visto películas, escuchado historias, leído novelas, etc, no se puede decir que no se tenga una "idea" formada de cómo entender y abordar el tema.

-Un amigo se quejaba de que no conseguía novia. Le dije que sus probabilidades aumentaban en un 100% si salía por la puerta de su casa a la calle.

-Las parejas que he tenido, las conocí en lugares y circunstancias donde todos tienen un interés en común. Por lo general son ellas quienes se acercan a mí. En el caso de yo querer conquistar a alguien, no me queda otra que ser yo mismo (una vez me resultó de 7 veces que lo intenté). Soy feo y soy Asperger, pero he tenido novias re'lindas y sinceras. La única forma que he podido conocer chicas es rodeándome de gente con intereses y estilos de vida en común...y que fluya.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Yo me he dado cuenta que mientras más pasa el tiempo, más hábil me hago al tratar con chicas personalmente. Bueno, no es la gran cosa el progreso que llevo, pero algo es algo.

-Yo...Bueno ¡He sido terrible en cuanto a los coqueteos! Usualmente todos me coquetearon a mí, sin yo hacer mucho. Y a veces ni entendía lo que estaba pasando XD Jajajaja! Este tema es complicado por el hecho de que a nosotros, los Asperger, nos cuesta mucho entender el lenguaje sutil, sobre todo en algo tan delicado como es el juego del coqueteo. Actualmente tengo pareja y me ha tocado aprender cosas de aquí y allá para mantener "encendida la llama" (por ensayo y error), porque también hay que coquetear a tu novio de vez en cuando. Si estás dispuesto a aprender ese lenguaje, tienes que aprender a observar, escuchar voz y expresión corporal, seguir el flujo del momento y, por supuesto, disfrutarlo. La práctica hace al maestro.

-Cuando me gusta una chica y yo le gusto, aunque recién nos hayamos conocido y estemos en los primeros "coqueteos", no puedo evitar pensar en todo un futuro con ella, comprometiendo mi corazón incondicionalmente con solo un beso. Me gustaría experimentar las relaciones como lo hacen los demás, un beso a la vez, una caricia a la vez, una noche a la vez. No puedo tener romances de una noche, es inevitable pensar que si esa persona me gusta, voy a querer seguir estando con ella, y no voy a pasar una noche con alguien que no me gusta, por mucho que mis amigos me inciten y digan que "ella quiere conmigo". Si le gusto tanto, que haga el intento de conquistarme. De todas maneras, cuando hay atracción mutua, casi nunca llega más allá de las primeras miradas cautivadoras. Si es que me atrevo a acercarme a ella (o viceversa) difícilmente aflora una conversación espontánea, arruinando lo que para la mayoría resulta naturalmente en alguna interacción o relación amorosa (besos, "citas", noviazgo o lo que sea), y como siempre, me voy derrotado, deprimido y odiándome por perder nuevamente la oportunidad de encontrar el amor con una chica tan bella, como me gustan a mí, de mentalidad artista y pensamiento propio.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Increíble pero cierto, pero a veces pasa. En todo caso se debería suponer que la persona con la que vas a mantener un romance, es la que vas a elegir para tu camino de vida, sólo que lamentablemente no todas las personas que vas a conocer, van a ser compatibles, ni tampoco la mejor opción, es una pena, porque cuando piensas de esa manera, terminas desilusionándote de lo que pudo ser y no fue, sobre todo que estamos en unos tiempos de bastantes cambios y las personas no se mantienen mucho tiempo en una relación. En todo caso, antes de pasar a la acción, lo primero que debería ser, es conocer mejor a la otra persona, tratar de analizar sus preferencias y si son compatibles a las tuyas, saber lo que piensa de las relaciones a largo plazo, para que tú sepas si esa persona desearía mantener algo de larga duración a tu lado.

-Creo que mientras buscas a esa persona que dices que quieres amar y que te ame, también debes buscar hacia ti mismo un poco de amor, y cuando digo un poco me quedo corto, porque debes amarte mucho. Cierto es que no tiene sentido pedirle a otra persona que ame lo que nosotros no amamos de nosotros mismos. Si eres Asperger debes reconocerte y dejar de batallar contra el mundo. Debes amarte como eres, y cuando consigas a una mujer a la que quieras querer, debes confesarle tu condición desde un principio, que te ame desde un principio por lo que eres. Que no huya de ti por no comprenderte, sino que por el contrario, se preocupe por saber de ti, como funciona tu mundo interno, y ella si ama eso, será tu puente entre tu mundo interior y tu mundo exterior. Claro no como una muleta emocional para ti, sino cómo esa compañía que tanto anhelas para vivir esta vida y este mundo, tal cual como es.
Fotografía: Camilo Cuevas.

Tienes que conseguir una mujer que te ame como lo que eres, y para eso has de amarte a ti primero como lo que eres. Solo tú podrás explicarle cómo amarte, solo tú podrás explicarle que te pasa, y en qué momentos te pasa. Cuando quieras abrazarla, si no puedes, dícelo, pero ella debe saber por qué no puedes, que comprenda que no es que no quieras, sino que sencillamente no puedes, que por dentro estás desbordado de deseo y amor por ella, como un frasco lleno de milagros y que ella, solo debe abrir la tapa y tú te dejarás vaciar en sus brazos gustoso, pero para eso, tienes que amarte. Sonaré reincidente, lo seguiré subrayando, ámate. Aunque te parezca difícil, ámate. Ella no puede hacerte feliz. Tú debes ser feliz, solo tú conoces tú felicidad. Si por otro lado piensas que teniéndola a tu lado serás feliz, esa responsabilidad es tuya y no de ella. La felicidad no la tienes que buscar, porque tú eres la felicidad. Y aunque sientas ansiedad y depresión, eso no debe desviarte de tu felicidad. En parte nuestra ansiedad y tristeza proviene de esforzarnos demasiados por alcanzar algo externo, la adaptación con un mundo que tiene un plug distinto al nuestro. Entonces creemos que si encajamos, seremos felices. ¿Los NTs lo son? Esa es una gran pregunta. ¿Los hombres ¨más vivos¨ son felices? ¿Te conformarías tú, con las expectativas que tienes con una mujer que solo puedas besar, acariciar, vivir ciertas cosas, pero que no entienda tu verdadera esencia, solo para decir: No estoy solo? La peor soledad que yo he conocido es estar al lado alguien quien amas y no te ama como lo que eres, ama lo que ella desea que seas. Eso es soledad, de la que duele.
Fotografía: Camilo Cuevas.

 Sobre las rupturas amorosas:



-Hay que aprender que todo pasa, nada es permanente. La felicidad no depende de cosas, personas externas o circunstancias. Hay que aprender a soltar y dejar pasar. Por mi experiencia personal, para eso está la meditación, sobre todo la meditación Zen o cualquiera relacionada con el budismo que no sólo sea relajación.

-Nosotros a veces nos apegamos mucho a personas que quisiéramos que nos quieran, aunque la respuesta sea la contraria. Es cuestión de aprender a soltar esas relaciones pasadas que no nos sirven en la actualidad, y vivir más lo mejor que tenemos en el momento presente, con las personas que SÍ nos quieren. Toma tiempo y paciencia, no hay que desesperarse. También practico meditación, full recomendado!

-No hay que aferrarse a las cosas materiales o a las situaciones, hay que dejar que fluyan. Ya llegará la persona para uno, sólo hay que dejar que la vida tome su curso y ser valientes.

-Yo insisto que lo difícil de una relación no es encararla, sino el superarla una vez que termine, o por lo menos en mi caso, ese es el temor. Siempre estar dispuesto a que si hay una frustración, no cerrarse a una nueva posibilidad en el futuro. La diferencia entre varones y mujeres Asperger en este tema, es que las mujeres tienen más recursos para enfrentar las situaciones. Son más resilientes y expresivas, aunque a veces les juegue en contra, pero ese es un punto a favor. Por eso vemos mujeres que han tenido muchos noviazgos a cierta edad, y en su contraparte masculina, no saben "qué hacer" siquiera con una mujer.

-Hay que concentrarse en seguir respirando y en seguir dando el siguiente paso. No hay que poner energía a los pensamientos, hay que dejar que ellos desaparezcan. Después concentrarse en aquello que nos haga sentir vitalidad y empezar a abrazar la vida de nuevo. Eso es lo más importante. Hay que aprender que la felicidad no depende de causas externas, es un estado mental, y como tal, se puede desarrollar independientemente de que si uno está solo o acompañado. Para lograrlo es importante iniciar el proceso y llenarse de muchas impresiones positivas, recuperar la autoestima y eliminar los patrones de pensamiento negativo. Yo estoy en este proceso, no es fácil, pero se va logrando de a poco.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Solemos olvidar que para amar a otros, primero debemos amarnos a nosotros mismos porque valemos mucho. Pero pasa que no nos perdonamos no ser perfectos e infalibles, cuando a veces sucede que la primera persona a la que hay que perdonar es a uno mismo.

-Cuando la felicidad está puesta no en los objetivos sensoriales y de conciencia de valores, sino en logros materiales o de acompañamiento, pero sin compartir nada con el otro ser humano, también se siente pesar. Y es por un tema de no valorar que son instantes los que uno puede sentirse pleno y son los que "cargan las pilas" para el proceso de percibir qué cosas hace uno que le hacen sentir alegría o satisfacción de forma más perdurable. En mi caso es el poner mi mente o hacer algo que yo considero valioso.

-Quien esté a tu lado no debe ser menos de lo que mereces, y eso es alguien que te valore, te ame y quiera crecer a tu lado. Hay que ser muy cauteloso y estar atento a esos patrones para no envolvernos más allá del límite que nuestra propia integridad moral (amor propio) nos permita. No te rindas, lucha, pero cuando veas que está fuera de control, detente un poco y reflexiona si vas en la dirección correcta.

-Debemos priorizar que somos valiosos. Dejar que nos hagan sentir mal no es saludable, no podemos permitir que afecten nuestra dignidad sólo por dejarnos llevar por una obsesión. Las obsesiones son sólo eso y hay que manejarlas; cuando nos dejamos guiar por ellas, estamos en serios problemas. Hay que levantar la cara y ver que, a pesar de todo, hay un mundo de hermosas posibilidades a nuestro alrededor. La vida siempre nos da la oportunidad nuevamente, no importa cuántas veces lo intentemos. También es bueno que tomemos la iniciativa, no siempre hay que esperar que otros den el primer paso, puede que nunca lo den y nos quedemos esperando. Personalmente pienso que hay que atreverse, "no podemos saber a qué sabe esa fruta si no la probamos".

-Uno de los problemas de las personas que imperiosamente necesitan tener una pareja, es que esa persona obra como si fuera una especie de fuente de su felicidad. Había leído que el verdadero amor, y puede que suene muy moralista, es aquel que surge de la necesidad de compartir nuestra felicidad interior con la otra persona. Es decir, primero soy feliz yo, y luego deseo compartir mi plenitud con alguien más.
Fotografía: Camilo Cuevas.

 Sobre las malas experiencias en el amor:



-Todos los novios que he tenido han sido neurotípicos, y lo que NUNCA he tenido que pasar con ellos, es infidelidad. Decir que todos los NT son infieles es una ENORME MENTIRA. Dentro de poco voy a cumplir 7 años con mi novio NT y estamos pensando en un futuro juntos.

-La infidelidad no la concibo. Del mismo modo tampoco entendería estar con alguien "por estar". Si no deseo compartir mi vida con alguien, simplemente no estoy con esa persona.

-Si te cuesta mucho decir mentiras, es muy difícil que seas infiel. Si te gusta que todo sea de la manera correcta, la infidelidad es algo que no puedes hacer. Ese es mi caso.

-No todos los neurotípicos son "santos", tampoco los aspies. Que no nos demos cuenta de las malas intenciones de los demás y que después nos sintamos tontos, no significa que tenga que tener resentimiento. Yo aprendo así, de lo bueno y de lo malo.

-Hay aspies buenas personas, otros no tanto. Hay NT buenas personas y otros no tan buenos. Hay de todo.

-El problema no es de los NT, el problema es de la persona que elige a su pareja, generalmente. Esas cosas las he leído muchas veces, pero siempre lo escriben de forma casi egoísta, como si los culpables fueran los demás, pero la verdad es que uno tiene la capacidad de elección, y más a la mayoría de las mujeres que les llegan tantos hombres, pueden elegir el más indicado, pero sepan elegir, no todos son como ustedes dicen.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Creo que más que entrar en una guerra entre hombres y mujeres, el gran drama es que ni los NT (con un mejor desarrollo social) tienen relaciones amorosas efectivas (son los pocos que sí). No sé si las parejas se eligen completamente, creo que son muchas cosas las que hacen que uno termine con una persona, será suerte o no, pero por la experiencia de cada uno, al final se verá si después seguimos con otro diferente, igual o simplemente seguimos solos. Al final creo que un gran error, a nivel social, es la desvalorización de la soltería, quizás no todos nacimos con la capacidad para ser felices estando en pareja.

-He conocido mujeres que sí tienen una curiosa preferencia hacia hombres no recomendables (jamás de los jamases vayas a opinar de sus novios/parejas/esposos, porque es problema garantizado). Lo cual obviamente no justifica que una pareja se comporte como un patán. Pero también hay mujeres que no se dejan ni maltratar ni eligen patanes. Lamentablemente hay una creencia social de que si un hombre se comporta como un machista y macho alfa va a tener mayor éxito (buen camino para volverse un repelente). Suelo buscar primero los defectos de las personas y no lo que tratan de "aparentar". En el cortejo todo el mundo es divino y perfecto (salvo que les digas que no y no lo entiendan) y lo primero que esconden son sus defectos. Sin embargo, es con los defectos de la persona que tenés que lidiar más adelante. Aunque sí, la mayoría de la gente hace "marketing" en el cortejo y oculta sus defectos y resalta sus virtudes (y unos cuantos mienten, pero todo disfraz o mentira es descubierta tarde o temprano).

-Cada quien vive el amor como mejor le conviene, de ahí que puede experimentarse de forma tormentosa o maravillosa, idílica y romántica. Por experiencia propia puedo decir que el amor puede ser puro, con o sin carga sexual, porque también depende de los motivos por los cuales se busca una pareja, independientemente de la preferencia sexual, ya que podemos conectar con una pareja por mero deseo sexual o porque la forma de ser, pensar y actuar de la otra persona es lo que nos seduce, cada caso es particular; lo que sí, considero yo, aplicaría de forma general, es: Cada quien vive el amor que merece vivir, y por "merecer" me refiero a que según nuestro sentir, pensar y/o creer sobre el amor, es el tipo de amor que experimentamos.
Fotografía: Camilo Cuevas.

¿Cómo recupero a mi ex



-Reconquistándola, suena feo "conquistar", pero creo que se entiende.

-A veces se puede y a veces no. Depende del caso. Creo que depende de cada mujer. Si alguien corta para irse de "joda" con otra, lo va a repetir. No lo sé, nunca lo entenderé. Para estar en pareja hay que aprender a estar bien con nosotros mismos. Un error que cometen algunos, es salir con lo primero que encuentren para evitar la situación de estar solos. Estando solos podemos aprender a soportar nuestros pensamientos, nuestras emociones, desarrollar nuestra autoestima y armar nuestra personalidad y límites. Las relaciones de pareja son muy complejas y si no podemos estar bien con nosotros mismos, mucho menos vamos a poder estar en pareja. No digo que no se pueda estar de pareja, sino que la pareja no es un parche emocional. Tiene que ser alguien indicado/a para ser tu compañero/a. Ni un bastón que lleve todo el peso emocional, ni una súplica emocional para no estar solos. Mi ex tendía a dejar de hablarme cuando él metía la pata y era descubierto. A la primera le di oportunidad, a la segunda desapareció de mi vida y me devolvió tiempo para mis proyectos. Ese tipo de gente existe, pero tenés que buscar gente que sea honesta con vos y espere lo mismo de tu parte.

-Si quieres resultados diferentes, tienes que hacer cosas diferentes.

-Tienes que preguntarte si la relación vale la pena y el porqué terminaron, ver después si puede ser algo solucionable, y si es así, no pierdas las esperanzas y ve a buscarla, pero si es por algo que te hace daño, mejor no hacerlo.

-Si ella terminó contigo, olvídalo y no insistas. Ella no volverá contigo sea cual sea tu técnica. Yo cuando me aburro de algo o alguien, lo deshecho y le agarro aversión. Nunca retomaría algo que dejé.

-Quisiera opinar, pero tengo poca experiencia en cosas del amor. Yo estoy en eso de buscar a alguien y aprender a darme cuenta que "intenciones" tiene detrás de sus acciones. Cuando tenga experiencia en eso, pensaré en pareja estable. Para mi punto de vista, ir y buscar el "noviazgo perfecto" en el primer intento, es sentenciarse a muerte. Como todo en la vida, cuando se empieza con algo, hay que ir con la idea de "probar qué onda". Para evitar dolores de cabeza.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Bueno, prueba con ser tú mismo, si regresa a ti será porque te quiere tal como eres, si no, la indicada aun no llega, lo sentirás, escuchando tu voz interior, cuidándote de prejuicios o caer en complacer desmedidamente. Bueno, hablo por mi experiencia más reciente, cuando menos expectativas tuve, me dejé fluir de tal manera que hasta descubrí cosas de mí y aprendí a quererme de verdad, y vaya que formé un hogar con quien creía haber perdido.

-Depende del tiempo y de la importancia de la relación, como también la razón del término. No siempre cuando se termina significa que no se quiera volver. Cuando se termina por infidelidad o falta de amor, no hay nada que hacer. Sin embargo, cuando se trata de que ambos debían o querían futuros diferentes o estaban en momentos disparejos de la vida, años o tiempo después, y si aún sigue el amor, creo que si es posible comenzar una relación donde, obviamente, cada uno aprendió y sacó provecho de las experiencias anteriores. Pero es difícil, porque tú puedes sentir todo el amor del mundo por esa persona, pero quizás esa persona aún no esté preparada, aun no es el momento o simplemente ya perdió ese amor por uno y no queda más que, con dolor, aceptar aquello. Pero no te quedes en la incertidumbre, es peor, y lo peor es el orgullo y miedo de saber la respuesta del otro. Búscala, escríbele y confiésale claramente y sin disfrazar tus intenciones, de ahí sólo nos queda recibir la verdad y aceptarla como tal. He tenido varias experiencias amorosas, unas más profundas que otras, sin embargo, a estas alturas me da miedo conocer y estar con alguien, porque al no saber las intenciones del otro, ya no sólo me pueden hacer daño a mí, sino también a mi hija, y por nada en este mundo me gustaría correr ese riesgo, y hasta cierto punto, siento que le he agarrado una especie de fobia a las relaciones.

-Creo que la pregunta correcta sería ¿Cómo saber si ella quiere regresar? Y creo que la respuesta es ésta: Analicemos una parte del ritual de apareamiento neurotípico, en el que la mujer, aunque quiera al hombre, le da a entender que no es así, cortando algunas formas de comunicación, pero no todas. Algunas son crueles y dejan una línea de comunicación, aunque ya no les interesa la otra persona. Las que no son crueles, cortan toda comunicación cuando ya no les interesas. 

Las imágenes utilizadas en este escrito pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:
https://www.flickr.com/photos/camiloray/

jueves, 15 de octubre de 2015

Las Relaciones de Pareja (Primera Parte) desde las experiencias de jóvenes y adultos Asperger.


El tener pareja no sólo depende de cuánto nos esforcemos, los aspies, en lograrlo, depende de que la otra persona sea comprensiva con nosotros también. Las relaciones son de a dos y ambos deben tratar de poner de su parte lo más que se pueda para que la relación funcione.

A continuación le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger sobre este tema (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad):

 ¿Estar en una relación de pareja?  


-Mis relaciones han durado hasta 3 meses y terminan odiándome por mi frialdad insoportable y mi sinceridad directa y brutal (lo que al principio admiraban de mí), y se cansan que lo que tenga que decir sólo lo haga por medio de algo escrito (yo también me canso). Y aunque todo mundo sabe que no quiero una pareja, hay veces que sí quisiera; otras veces no quiero y al día siguiente otra vez desearía una pareja formal, estable, que no me trate como retrasado porque no entiendo lo que para algunas personas es básico, pero para mí no lo es. Hay amigas que me tienen más paciencia, aunque no son aspies. Creo que es mi proceso de ordenamiento y estabilidad. 

-Me pasa lo mismo, pero me han dicho que soy simpático. Aunque siempre pasa que la persona que me gusta, no está interesada en mí, y la que no me atrae, sí ¡Qué dilema! 

-Me pasa igual, pero "ahí vamos". 

-Pienso que el secreto es poner de tu parte. Si tú deseas que las cosas funcionen bien con alguien, no puedes pensar de manera egoísta en el "yo" sino en el "cómo haríamos" o "cómo podríamos" ser más felices los dos. Si partes con una buena disposición, motivado en que esta vez vas a poner de tu parte para que las cosas funcionen, conversando con la otra persona desde un inicio, planteándole que quizá en algún momento la relación no va a ser fácil, pero que si la otra persona tiene las ganas también de poner de su parte para que todo vaya bien, verás que dos son los que "remaran" para que ese "barco del amor" salga a flote. Con la sinceridad y diplomacia, ante todo, se puede decir la verdad, sin herir a los demás. Todo se aprende en esta vida. 
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-¿Yo? Ya te imaginas, la verdad han sido problemas que otra cosa, llevo un año sola, pero al estar con mi hija siento que no es necesario. Siento que soy muy ingenua y me cuesta saber las verdaderas intenciones de la persona con la que esté. 

-Hace algunos años, para ser preciso hace 10 años, viví con una fuertísima depresión por lo mismo, mi supuesta incapacidad para socializar, y por ende, para tener pareja. Las personas que se me acercaban siempre, se alejaban a causa de mi frialdad e indiferencia, y bueno, la depresión aumentaba horriblemente, pero cuando ya pensé e intenté suicidarme, me acordé de una frase que mi mamá me decía siempre: "Naciste solo, no acompañado". Me aferré, primero a conocerme y a entenderme, para posteriormente buscar las herramientas que me permitieran ser feliz, pero, ser feliz desde mí, no desde lo que los demás me decían que era la felicidad, y así lo he hecho. Actualmente sigo soltero, sí solo, pero muy feliz, porque si bien no busco pareja y honestamente ni me interesa, no lo descarto; si llega, bienvenida será, sino no pasa nada, me tengo a mí mismo. Alguna vez una amiga me dijo: ¿Cómo quieres ser amado si tú no te amas? Y la verdad tiene mucha razón, seamos aspies o NT, para ser amados, respetados y aceptados, debemos partir de sentirlo por nosotros mismos. 

-Yo conscientemente me propuse entenderme y aceptarme como soy. Entender y aceptar mis debilidades para trabajar en minimizarlas y buscar a fondo cuáles podrían ser mis fortalezas Aspis en un mundo dominado por NT's. Día tras día realizo un trabajo de socialización que no me gusta para nada, pero entendí que es mi única manera de sobrevivir en ese mundo. Mi pareja es aspie no diagnosticado y en él me veo retratada. La convivencia con nosotros puede llegar a ser complicada. Tenemos que querer poner de nuestra parte para ser mejores seres humanos.
Fotografía: Rodrigo Corvalán. 

-La base de una relación es la comunicación, y debes poner de tu parte para que funcione. Sé que para un aspi la comunicación es sin duda la parte más difícil de la socialización, pero se puede conseguir con esfuerzo, y sobre todo, con dedicación. Te recomiendo que busques una manera en donde te sientas cómodo para que aprendas a hablar con los demás. Yo te comparto mi caso, hasta los 18 o 19 años hablaba poco (por no decir nada) y mis relaciones duraban la misma cantidad (habían sido pocas y duraron poco, del orden de días y semanas), pero un buen día leí un artículo de una revista sobre la importancia de la comunicación, y me tracé la meta de hablar más; el problema era cómo hacer para hablar si me sentía intimidado cada vez que alguien entabla una conversación conmigo, y yo ni siquiera los miraba al rostro; así que se me ocurrió una idea: Me imaginaba que en lugar de hablar con tal o cual persona, estaba hablando con mis personajes favoritos de los Looney Tunes que tanto me encantan. Mientras alguien me hablaba, yo lo miraba a la cara buscando entre sus rasgos a qué personaje se parecía, y en mi mente decía: "Tiene orejas como las de Bugs Bunny y grandes dientes". De esa manera no sólo prestaba atención a lo que me decían, sino que además los veía directamente al rostro. Obviamente nunca les dije, ni les he dicho que lo hago porque sólo es un ejercicio mental, y la gente se puede sentir ofendida si los comparas...Pero eso me ayudó mucho porque me parecía más fácil hablar con mis personajes favoritos de caricatura que tanto me gusta, en lugar de hablar con personas que apenas conozco. Por ejemplo con mi novia, cuando la conocí, en mi mente la imaginé como la conejita Lola Bunny, por su parecido, y después que nos hicimos novios, le dije que para mí ella era una conejita; y actualmente así le llamo cariñosamente: "Conejita". Eso hace que ella se sienta tratada con cariño y dulzura, pero lo que no sabe, es que eso me ayudó a hablar con ella. No te pido que hagas lo mismo, pero te recomiendo que busques una manera en la que te sientas cómodo y puedas hablar con las personas. Busca tu propia técnica, verás que al inicio es un poco complicado, pero luego te acostumbras, y ya no será necesario. La idea no es que la uses para siempre, sino que te sirva para empezar; yo actualmente ya casi ni la uso, a menos que sea estrictamente necesario, además que tengo una muy buena relación con mi novia y con mis amigos. 
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-El tiempo te enseña a "desconfiar" y a analizar un poco más a los demás en los inicios de una relación (válido tanto para amistades o parejas). Hasta que no me den razones para confiar en la otra persona, no me entrego emocionalmente. En ese sentido soy bastante racional (en exceso). Es más, me pone nerviosa cuando me dicen "amiga" o "te amo" demasiado rápido (no se lo decía a mi ex, pero me ponía nerviosa que lo dijera tan rápido, porque me suena inverosímil y soy bastante literal, si lo digo es en serio). Me lleva mucho tiempo, en mi caso, aceptar cualquiera de las dos palabras. Pasadas las pruebas correspondientes, soy bastante incondicional. Por eso no todo el mundo accede a ese nivel de confianza. 

-Las cosas se aprenden; se aprende a formar parte, a escuchar conversaciones que no nos interesan, a beber adecuadamente, a bailar y a escuchar música. En algo tenemos que ceder. Claro, te puedes pasar la vida siendo un tipo de sentir y hablar de temas profundos, o puedes ser un superhombre que habla de todo y conquista los espacios que desea. Se trata de salir de tu zona de confort, las relaciones necesitan un poco de sacrificio, sobre todo si son largas. 

-Creo que es trabajo de ambos aprender y encontrar un término medio. Ambos pueden ceder en parte y a ambos le toca respetar al otro y tolerar las diferencias. A mí personalmente me parece que ningún extremo es bueno, pero lo que me saca es que te digan amargado "antisocial" o ermitaño. Yo viví eso y duele. 

-La pareja tiene que entender nuestra condición de aspie y nosotros la de NT de ellos. Además que de por sí ya hay muchas diferencias por ser hombre y mujer. Lo importante es que no se guarden las emociones y las expresen con respeto y lleguen a acuerdos y no se queden  en el drama. Hagan cosas interesantes juntos, encuentren nuevas conexiones, porque con el tiempo ambos cambian y hay que volver a conocerse y a enamorarse, si no la relación se diluye con el tiempo, o peor, terminan de enemigos.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-Sé lo mal que nos sentimos al intentar lidiar con personas con las que simplemente no somos "compatibles". Hay que ser paciente y recordar que siempre existe la posibilidad de que nos volvamos "flexibles" ante estas situaciones o personas. Hay que tratar de dar y recibir comprensión. 

-Yo tengo alexitimia, así que expresar lo que siento y reconocerlo es muy difícil para mí. Tuve problemas también con mi ex novia neurotípica por eso; a veces le escribía poesía o le hacía regalos, pero cuando me preguntaba algo o me pedía que le dijera que siento, no tenía la menor idea de cómo hacerlo, sólo la abrazaba y lloraba. Aparte yo consideraba que dejarme tocar o acariciarla era una muestra de cariño grande para mí, porque no me gusta que me toquen y no me dejaba tocar por nadie, ni siquiera me gustaba que me abrace mi madre, así que sólo dejaba que lo hiciera ella. 

-Uno de los principales problemas, yo creo, es que no somos o no expresamos el cariño como se suele determinar por los NT. He batallado mucho en ese aspecto, al final siempre terminan huyendo de mi lado. Es como un círculo constante de empezar bien, de tenerme paciencia, pero con el tiempo hay frustración por las dos partes, intolerancia, al menos en mi caso, lo cual es agotador, pero hago mi esfuerzo, aunque de repente ese esfuerzo me abruma, me cansa y vuelvo a ser yo...y ahí todo termina. Ya pasó mucho tiempo desde mi última relación, que fue desastrosa, en parte por mí, porque no era muy "cariñoso". Yo le escribía notas en un cuaderno o por chat, lo que no decía con palabras, porque me sentía cómodo y suelo escribir con más soltura de la que hablo, pero hasta eso llegó a molestarle, mi independencia le molestaba, mi rutina, mi diligencia en otras cosas y no en ella, fue muy extraño, aún sigo analizando todo, como lo hacía en ese momento. Creo que no debemos llegar a los extremos. Yo soy extremista, siempre lo he dicho, pero hay que tratar de equilibrar y quizá podemos pasar desapercibidos, porque la verdad es que para mí es o no es. Punto. Y debe ser a la par y respetando la individualidad, lo cual es muy complicado, hay personas que requieren de mucha atención y afecto, limitando cualquier otra actividad. O será que soy muy frío, pero no, a mí no me gusta ni me siento cómodo con las personas así.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-No sé nada sobre "romanticismo". En mi caso, sería afable tener un tema en común con la otra persona, ya sea sobre ciencia, tecnología, escepticismo, filosofía, música o algo que me conecte con ella. 

-Hay veces que nos gusta que sean afectivos con nosotras, sobre todo presencialmente, pero si es una persona que recién vengo conociendo (6 meses o menos), y mucho más si es sólo por Internet, si llega a tener actitudes obsesivas conmigo, prefiero cortar de raíz, porque me causa una especie de repulsión y sentimiento de que me están acosando. Por ejemplo la palabra "te amo" no se la puedo decir a cualquiera, mucho menos a una persona que no conozco presencialmente, aunque claramente es sólo mi experiencia, quizás haya otras mujeres que les guste aquello. Es complicado, porque al final todos podemos reaccionar diferente ante un mismo hecho.

-Es difícil vivir con alguien incapaz de entenderte, y tú no comprender que quiere de ti. No es fácil.

-No nos gustan los cambios, creemos que las cosas son para toda la vida, somos fieles sin condición a quienes creemos que debemos serles fieles. Y no sólo con la pareja, en el trabajo pasa lo mismo, me pasé 3 meses del año pasado en otro país tratando de hacer funcionar un negocio, y los grandes ingenieros con que me asocio no hacen bien su parte del trabajo y yo por fidelidad no obtengo la respuesta ni la celeridad necesaria para que las cosas funcionen. A veces creemos mucho en las personas.

-Qué tema este del amor...yo a veces no sé qué pensar al respecto. Creo que para pensar en parejas tenemos primero que vernos con estabilidad a nosotros mismos en muchos aspectos.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

 ¿Soledad o compañía?


-Hace 10 años, cuando tenía 24 años, me entró mucho miedo por el hecho de no tener pareja y no haber cumplido la meta de casarme a los 20. Hoy a mis 34 sigo soltero, estoy sin pareja y muy feliz. Sí, he salido con algunas chicas, hoy llevo 5 años sin pareja y muy feliz, porque me planteé lo que realmente quería, haciendo de lado todo convencionalismo y centrándome en aquello que realmente me hacía y me hace feliz, y el tema de la pareja lo resolví fácil, analicé los rasgos de mi personalidad y lo que estaba dispuesto a soportar y a tolerar, y de ahí el tener pareja se fue al último lugar de mis prioridades, si bien sí quiero tener hijos, también ya vi las mejores opciones y ahora sé que no necesito enfrascarme en una relación de pareja para cumplir esa meta.

-Hace unos meses salía con un aspie, pero terminó bastante mal. Tuve que aislarme por algo serio que me estaba pasando y dejó de hablarme. Opté por cortar. No me gusta la idea ni de suplicar ni que jueguen con mis emociones. "Soy blanco o negro". Se está o no se está. Lo que sí era medio desgastante no tener tiempo para dedicarle a los proyectos. No correría a buscar pareja, soy de los que prefieren estar sola que mal acompañada. No es una necesidad vital. El tema que determinaría si saldría o no con alguien de vuelta es sobre todo hasta qué punto fuera a la par de mis proyectos (sí, soy bastante individualista, pero estoy en un período que apunto a mi futuro). Tampoco soy muy demostrativa, me cuesta bastante.

-He tenido de todo, menos esposo; ahora estoy soltera y si bien me gustaría encontrar una persona con la cual pueda compartir la vida. En estos momentos es más complicado, ya que no puedo andar metiéndome con cualquiera, y mucho más debo intentar no cometer errores, ya que como ahora seré madre no puedo ser irresponsable y meterme con el primero que se me cruce. Además tampoco lo incluiría rápidamente en mi vida, porque si mi beba se encariña y las cosas no van bien desde el inicio al final, la que saldrá más dañada será ella. Por lo que si aparece esa persona, genial, si no, ya tengo asumido seguir feliz con la vida que llevo y llevaré.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.

-A mí me gusta estar solo. Hace tiempo experimenté una relación y no me gusta por varias razones, una de ellas es que debes ser espontáneo para decidir alguna propuesta de salida al cine u otro lugar, otra es que me reclamaba mucho sobre una protección que no sentía conmigo, para mí es una tontería. En lo personal encuentro complicado estar en una relación. Tengo 22 años, a los 21 tuve la experiencia de estar con alguien y no me gustó.

-He tenido novias (pocas). Hace más de dos años que disfruto mucho mi soltería, pero de vez en cuando me hace falta un cariñito o con quien compartir una película acurrucado los domingos por la tarde.

-Tuve dos novias, una NT y una aspie (TEA). Me gustaría ahora encontrar a una aspie que comparta mis creencias, y tenga el mismo valor para ayudar a otros, aunque tal vez "lluevan elefantes" antes de que pueda conocer a alguna XD; así que trato de no pensar mucho en eso. Creo que mi mayor problema es la alexitimia, por ello prefiero que si encuentro a alguien, sea una aspie, pues hay muchas cosas que podemos entendernos mutuamente y no hay esa pared que usualmente siento con una NT. Y aún enamorado, suelo ponerme nervioso y luego termino haciendo tonterías.

-Me gustaría tener pareja, pero hoy por hoy no puede ser. Depende del día, hay días que sí es una necesidad primordial, porque me siento sola. La única pareja seria que tuve, me reclamaba constantemente más muestras de cariño y afecto. A veces si es una prioridad muy grande, otras veces solo me queda resignarme. Estoy pasando por un momento complicado, tengo fobia social, así que para encontrar una relación o a una persona que me entienda y me acepte tal y, como soy, hoy por hoy lo veo complicado, por eso a veces no es prioridad, pero en días tristes sí que echo de menos una pareja, alguien especial que me anime.

-Aunque he tenido parejas, luego malas experiencias, principalmente con parejas que querían volverse el centro de mi vida, literalmente hablando, y que dejara de ser y hacer lo que me gusta y quiero, porque, según su estupidez, así tenían que ser las cosas. Bueno, mi paciencia llegó a su límite y adiós, más vale solo que mal acompañado, el amor de mi vida es mi trabajo y mis hobbies.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Sobre una persona que quiera dar más que recibir, me ha pasado a lo largo de la vida y parecería una conducta de muchos hombres y por eso estoy soltera. De hecho, como mujer es desgastante ser tolerante y no recibir tolerancia, ser acomedida o preocuparse por el otro y que el otro ignore requerimientos lógicos. Si consideramos el valor por valor, incluso en la familia nuclear se tiene que aportar para recibir, aunque ahí ya se establecieron las dinámicas de forma natural, y cuando se forma una pareja, ambas personas tienen que establecer lo que consideran el justo intercambio de actitudes entre ambos que harán sentir un equilibrio, de otra forma se acaba desgastando la convivencia. No hay que olvidar que estar en pareja es una cuestión de adaptación, si bien elegimos a alguien por sus cualidades, estamos rodeados de defectos, formas diferentes de hacer las cosas, de organizarse y quizá eso es lo que más cuesta de convivir con otro. Podría decirse que una relación no siempre es placentera, ni divertida, de hecho, desde mi punto de vista, su funcionalidad es el apoyo en las necesidades que no se puede solventar por sí mismo, pero ha de ser mutuo. En mi caso no tenía problema en ser "amiga" más que pareja de alguien, de alguna forma me era funcional para mi "ermitañez", pero a raíz de la maternidad, donde en algún momento se necesita apoyo, no sólo para las cuestiones de proveerse, sino también afectivo, me he cuestionado donde di "el mal paso" que derivó en que las personas no me valoren por completo, a pesar de que siempre me admiren y por ello no me apoyen, aunque creo que eso viene desde mi autosuficiencia que no da para que un hombre cumpla un rol clásico (salvo en un solo aspecto). Yo viví varios años con un Asperger y no se logró la pareja, pues él asumió el papel de "líder". Él indicaba que necesitaba hacer sus cosas sin que mis acciones lo "molestaran" y quejándose de tener que hacer cuestiones por mí, cuando yo me ocupaba de lo que él precisaba. Aunque con la desventaja, para él, de mi atemporalidad, pues dentro de su mente planificaba mis acciones y a mí me llevaba más tiempo de lo que él programaba, y esa era una queja constante. Me llegué a sentir como una pieza, un "manos y pies" para apoyarlo y sólo aceptaba que yo "pensara" si era algo que no le repercutía directamente a él. Así más que una pareja fue una relación jerárquica.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.


No sé si pasará con otras mujeres lo mismo, pero para pareja ya tengo en claro que es con quien pueda hacer equipo, cooperar de forma natural, digamos un par, aunque encerrada en mi casa va a estar complicado encontrarla. Por Internet lo único que aparecen son hombres con interés en el sexo casual y como les dije a un par que rechacé: "Ya tengo una hija por quien cuidarme más y ante riesgos, que me traten como objeto y no me vayan a apoyar, mejor sigo con mi plan de madre soltera aunque tenga escollos sociales que no preví. Una relación entre aspies puede ser como la de los gatos, si te enfadas pufff mejor que cada quien se vaya por su lado, pero por otra parte puedes compartir y disfrutar momentos muy bellos con las cosas simples de la vida, una de las cuestiones que disfruté con mi ex pareja, era cuando ya no era el "jefe" y mostraba su capacidad de maravillarse ante algún animalito, o cuando me compartía conocimientos. Como desde niña tomé decisiones sin que nadie estuviera detrás de mí, es algo que no soporto. Pueden ponerme una meta, pero no darme pasos, instrucciones o andar tras mío para ver si la cumplo como quieren. Me tienen que dar tiempo y libertad para hacerlo a mi modo.

-Para mí, una persona debe intentar estar bien consigo mismo el mayor tiempo posible, haciendo lo que le gusta hacer, evitando las situaciones que te desagradan, si te sientes bien con tu actitud, debes mantenerla, si a los otros no les gusta, mándalos al carajo, al final, cuando bailamos hay que hacerlo como si nadie estuviera mirando, y a tu novio si no sabe darte un sitio en su vida, sus amigos y su tiempo, no te merece. Es mejor andar solo que cargar con alguien que no sirve y no permite conocer a otro mejor.
Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Yo sé que es difícil desprenderse de alguien, pero a los que no son el "indicado", hay que dejarlos ir, más cuando somos sensibles y no podemos estar con cualquiera, pues nos terminan intoxicando y haciendo insufrible nuestro vivir. Yo pasé por muchos malos ratos y malas elecciones de novios: Mucho sarcasmo y burlas, pero en algún momento encuentras el indicado, el que "soporte" tus rabias y fobias. Mi actual pareja es la única persona que me contiene y comprende en todos mis arranques, y eso me hace aferrarme mucho a él. 

-Me siento sola y quisiera tener una pareja...luego recuerdo que hay que dedicarles tiempo y se me pasa.

-Yo nunca dejo de prestar atención a los aspies adultos que han formado familia. Para mí también son modelos a seguir. Yo ya siento la necesidad de cambiar a otra etapa, de salir de la zona de confort, de probar cosas nuevas, pero siempre está la inseguridad y la incertidumbre de probar lo desconocido.

Las imágenes utilizadas en este escrito pertenecen a Rodrigo Corvalán, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en la siguiente página:

jueves, 8 de octubre de 2015

Las personas Asperger como pareja.


Lo primero que diré, es que para poder escribir mis artículos, algunos los he basado en mi propia experiencia cuando se trata de un tema en particular; y en temas más generales, como éste, los he basado en mis vivencias y la de otros adultos Asperger, los cuales he tenido la dicha de conocer en mi grupo de Facebook integrado por personas de mi misma condición. En este lugar hemos conversado muchos temas en confianza, motivados por alguna desilusión, algún entusiasmo o mera curiosidad. Me gusta hacer trabajo de investigación, siempre y cuando me interese un tema, y en ocasiones como ésta prefiero contar con la información de primera fuente y no sólo en lo que dicen los libros. Creo que un buen comunicador, en mi caso de un medio escrito, debe informarse primero y luego investigar con los involucrados y así no dar una información errada o sesgada.
En esta ocasión escribiré sobre un tema que parece interesarle a muchos (lo sé porque en las estadísticas de mi blog aparecen frecuentemente algunas palabras claves que las personas escriben en el buscador de Google) y esto se resumiría en la siguiente pregunta: ¿Cómo somos las personas Asperger como parejas? Antes de contestar, les recordaré que ningún individuo es igual a otro aunque compartamos las mismas características de un Síndrome. No hay que olvidar que hay factores externos al Asperger, como el familiar o del entorno, que pueden influir en cómo uno se relacione con los demás.
No se puede dar una respuesta tajante para decir cómo se comportará una persona con el Síndrome en la relación de pareja, si diré que de todos los aspies jóvenes y adultos que he tenido la oportunidad de leer sus experiencias (personas de diferentes países y de diferentes edades), hay algunos que nunca han tenido una pareja, y ni siquiera han dado un beso, teniendo muchas dificultades para atraer al sexo opuesto, aunque desean hacerlo. 
Artista: Anita Valle Ocando.

Dentro de este grupo hay una minoría que no le interesa estar con otra persona, por lo tanto no les complica no tener pareja ni sexo. Las razones por las que una persona Asperger no haya logrado iniciar una relación amorosa, queriendo tenerla, pueden ser variadas. Hay chicos que por el poco manejo del lenguaje no verbal y de las técnicas de conquista, se les dificulta acercarse a quien le atrae y si llegan a entablar comunicación con ella, no saben identificar si son correspondidos o qué palabras decir para lograr llamar la atención de la otra persona. Algunos aspies cuando logran comunicarse con quien les gusta, le hablan sólo de sus intereses restringidos, los cuales la mayoría de las veces no les interesa a la otra persona, por tanto la chica o chico en cuestión se fastidia y se aleja. En mi opinión, conozco chicos increíbles con el Síndrome de Asperger, que son geniales como persona y no dudo que como pareja también lo serían, lástima que hay quienes no los saben entender y valorar. Lo que espera una chica neurotípica es que quien la pretende le diga lo linda que es, que le diga cosas románticas, que hable de cosas triviales, y eso, en la mayoría de los casos no lo hace el varón Asperger. He leído a muy pocos aspies que se asumen como románticos o que se fijan en detalles que al general de las mujeres le agrada, pero la mayoría no es así. En otras ocasiones, al tener poco manejo del protocolo social de la conquista, pueden llegar a ser muy insistentes, incomodando, sin mala intención, a la chica que les gusta, la cual no entendiendo el actuar del joven aspie, lo más probable es que se enoje y se aleje, sin dar ninguna explicación (situación que sumirá en un profundo malestar al chico o chica aspie, porque, lo más probable, es que ni entienda el por qué la otra persona se alejó. Con nosotros hay que ser directos y claros, sin indirectas).
Artista: Anita Valle Ocando.

Usted podría pensar, entonces, que es mejor fijarse en alguien con la misma condición, pero al contrario de lo que muchos creen, no siempre es fácil las relaciones entre aspies. He conocido varios casos, incluyéndome, en donde han existido discusiones (muy fuertes) entre chicas y chicos; y he leído en más de una ocasión comentarios de varones aspies, opinando que nosotras, las mujeres Asperger, tenemos mal carácter cuando nos enojamos, y que en eso nos diferenciamos de ellos (aunque yo he conocido varones que tampoco reaccionan bien ante un enojo). Ahora, con esto no quiero decir que las mujeres aspies seamos enojonas todo el tiempo, pero de las que conozco, todas reconocen ser como un "volcán en erupción" cuando nos hacen enojar. Esto sumado a que, tanto varones como mujeres aspies, tenemos nuestras ideas fijas, y en muchas ocasiones ninguno de los dos quiere "ceder", puede causar muchas desavenencias también, por lo tanto, no creo que una relación entre aspies sea tan "idílica" como muchos creen. Eso dependerá del carácter y la capacidad de ser "flexible" ante diversas situaciones que se deben enfrentar como pareja.
Hablemos ahora de los varones y mujeres Asperger que hemos logrado tener una o más parejas a lo largo de nuestra vida. Dentro de este grupo hay un porcentaje menor de aspies que pueden mantener dicha relación por años sin fracasar en el intento. La razón por la cual se nos dificulta que perdure en el tiempo, puede deberse a diversos factores, entre ellos, nuestra rigidez mental que nos lleva a tener ideas fijas que nos hace pensar que tenemos la razón y nos impide ponernos en el lugar del otro y aceptar diferentes perspectivas de un pensamiento u opinión que diste de lo que, nosotros creemos, es de una determinada manera.
Artista: Anita Valle Ocando.

Esto nos hace ver las situaciones como si sólo existiera el blanco y el negro, impidiéndonos comprender que la vida también tiene matices, por lo tanto, la otra persona también puede tener razón en lo que dice. Asimismo las dificultades pueden aparecer cuando la pareja de un aspie es en extremo sociable y le gusta asistir a eventos en dónde hay que relacionarse con más de dos personas a la vez, y quiere que se le acompañe a esos lugares, no comprendiendo que una persona Asperger, la mayoría de las veces no le gusta esa manera de socializar y prefiere la tranquilidad de su hogar.
Otro hecho que puede ser mal comprendido, es que nosotros necesitamos también nuestro espacio en soledad, pero no por falta de amor e interés hacia la pareja, es sólo que a veces queremos dedicarnos a investigar e informarnos sobre nuestros intereses restringidos, sobre el cual conversamos insistentemente porque nos agrada compartir nuestros conocimientos, y eso lamentablemente fastidia a quien no le interesa ni le da la misma importancia que nosotros. Un factor muy importante que hay que considerar, dentro de la relación con una persona Asperger, es que no todos demuestran el amor que sienten hacia la otra persona de la manera convencional a la cual estamos acostumbrados. Me explico: Para un aspie quizás sea más práctico hacer algo por la otra persona, que decirle con palabras románticas lo mucho que la quiere. Una demostración con hechos, vale más que mil palabras. En mi caso personal NO me gusta que me dediquen poemas porque NO LOS ENTIENDO, prefiero palabras más directas sin tanto adorno. 
Artista: Anita Valle Ocando.

El ser cariñoso varía de un aspie a otro, sé de casos en que son muy cariñosos y hasta les gusta andar abrazando a cada instante, tal como mi sobrino; hay otros casos, como el mío, en que sólo somos cariñosos con quien queremos y cuando queremos, pero no todo el tiempo;  y hay aspies que sí son muy fríos en su exterior, lo cual no es sinónimo de falta de sentimientos. El hecho de que la mayoría de los aspies decimos lo que pensamos y sentimos también puede jugarnos en contra, aunque no debiese por qué ser así. Ejemplo: Si alguien nos regala algo y no nos gusta, lo diremos sin más, pero no con mala intención ni por ser desagradecidos, sólo estamos manifestando una opinión sincera, y eso lo más probable es que sea malinterpretado por la pareja, derivando en una discusión o enojo.
Ahora, si sumamos a esto que gran parte de los adultos Asperger han sido diagnosticados tardíamente, por lo cual arrastramos más de una comorbilidad (ansiedad, depresión, entre otras), y que, a veces, por la poca inteligencia emocional, tenemos reacciones impulsivas y muy poco, o nada, manejo de la frustración, hace que nuestras respuestas a lo que nos causa malestar, no sean las mejores, por lo tanto, quienes no tienen el síndrome y no saben de él, no nos entenderán y nos reprocharán nuestro actuar, lo cual desencadenará en más discusiones. Esto hace aún más difícil el entendimiento y buena relación con una pareja que no comprende ni se esfuerza por informarse acerca del Síndrome, por lo tanto no entenderá nunca el porqué de nuestro actuar “diferente”, y pensará, erróneamente, que somos caprichosos y conflictivos, y en vez de ayudarnos y apoyarnos, sólo nos angustiarán aún más con sus críticas, que muchas veces rayan en la ofensa, y la peor manera de hacer entender algo a una persona Asperger, es cuando se emplean los malos modos o la presión con nosotros.
Artista: Anita Valle Ocando.

Con esto no quiero decir que toda la responsabilidad por construir una relación de pareja, radique sólo en uno de los dos; también es importantísimo que nosotros, los aspies, pongamos de nuestra parte y nos esforcemos por comunicar lo que nos está sucediendo; informar sobre el Síndrome para que la pareja pueda comprendernos y tratar de entender qué es lo que le molesta a la otra persona de nuestro actuar (porque también es importante que aprendamos a ser autocríticos y no creer que somos perfectos y que tenemos razón en todo) y juntos buscar soluciones, pero primero es muy importante comunicar, ambas partes, los descontentos y las situaciones que están afectando a la convivencia, pero de forma CLARA, porque un aspie entiende muchas cosas de manera literal y no con sarcasmos ni indirectas.
Es primordial decirse las cosas cuando están calmados y no en medio de una discusión, en que lo más probable es que lo que le molesta a uno del otro, sea utilizado como ofensa y no para buscar una solución. Hay que propiciar la situación para hablar sin alterarse y finalmente llegar a consensos, en donde ambos pongan de su parte, respetándose como personas únicas e irrepetibles (comprendiendo, claro está, que las características del Síndrome jamás podremos sacarlas de nuestra vida, porque si fuese así, dejaríamos de ser Asperger, y eso es imposible porque se nace y se muere con esta condición).
Otro tema que a algunas personas les interesa, es saber si somos celosos. Yo no puedo hablar por todos los aspies del mundo porque no los conozco, pero si puedo escribir desde las opiniones que he leído de otras personas con la condición.
Artista: Anita Valle Ocando.

En una encuesta que realicé en mi grupo de personas con el síndrome, de un total de 30 personas que participaron, las opiniones estuvieron divididas y 11 dijeron que no, 7 que sí y 12 que depende de la situación. Como podrán ver, los celos, al igual que en las personas neurotípicas, pueden estar presentes o no en una relación de pareja, dependiendo muchas veces de la inseguridad, de las malas experiencias previas o si la pareja es sorprendida cometiendo infidelidad, pero bajo ningún punto de vista no tener celos es falta de amor o de interés en la pareja, simplemente no se sienten celos cuando no hay razones por los cuales sentirlos.
Un tema que me llamó mucho la atención, es que alguien buscaba en mi blog saber si una persona Asperger podía ejercer la violencia doméstica. Este punto es un tanto delicado, porque no hay manera de que yo me entere de lo que sucede en la intimidad de una pareja, “dentro de cuatro paredes”, por lo tanto, una cosa es lo que digamos los aspies y otra muy diferente es lo que hagamos cuando nadie nos ve.
Para tener una opinión más amplia, nuevamente recurrí a una encuesta entre aspies, y de las 57 personas que participaron, las opiniones estuvieron divididas entre 21 que dijeron que sí es posible, 3 que no, 2 que dijeron que puede existir violencia verbal, 25 que dijeron que es relativo y que la violencia física puede depender de los ejemplos recibidos en la familia, la carga genética o la falta de autocontrol, y 6 contestaron que les parece más frecuente que un aspie reciba agresión por parte de su pareja y no al contrario.
Artista: Anita Valle Ocando.

Quienes respondieron que sí, no están confirmando de qué exista una persona Asperger que ejerza la violencia contra su pareja, sólo dicen que no es imposible que llegue a suceder. Esta respuesta se basó en que nosotros reconocemos que tenemos reacciones de ira ante determinadas situaciones, donde algunos se pueden descargan golpeando las cosas, incluso dando puñetazos a las puertas en dónde han roto la parte golpeada. No es secreto que algunos tenemos muy poco manejo de la ira y problemas de control de impulsos, manifestándola al tirar o golpear objetos. En esta misma encuesta leí de un caso en que un aspie golpeaba a su madre, y una vez, hace mucho tiempo, leí en otro grupo que un chico también había agredido a su progenitora, y otro testimonio donde una mamá contaba que su hijo la agredía, por lo tanto no se puede descartar que esos mismos chicos o quizás otros, en un arrebato de ira y descontrol, puedan agredir a su pareja, como puede que no. Con esto no quiero decir que una persona Asperger sea un potencial agresor a futuro (porque de los 2 años que llevo relacionándome con otros aspies, sólo sé de esos 3 casos puntuales y ninguno más), por favor no confundir ni generalizar, porque la violencia doméstica también depende de factores externos e internos de una persona, que no tienen nada que ver con el Síndrome de Asperger en sí. Ser aspie no es sinónimo de violencia bajo ningún punto de vista. Y yo aún no veo en los noticieros el caso de ningún Asperger que haya agredido a golpes a su pareja.
En la parte sexual, hay aspies muy sexuales que disfrutan el sexo, y hay una minoría que no, tal como se da en el caso de las personas neurotípicas. Es totalmente falso e irresponsable decir que una persona con la condición es incapaz de ver una película pornográfica, tener fantasías sexuales, masturbarse o tener deseo sexual (con esto no estoy diciendo de que todos lo hagan, pero un gran número de aspies, sí lo hacen).
Artista: Anita Valle Ocando.

Esto lo digo con propiedad porque, como ya lo manifesté en otro escrito, es un tema que conversamos entre varios aspies de distintas nacionalidades y la gran mayoría de los que participó en dichas conversaciones, lleva una vida sexual totalmente normal, obviamente me refiero a los que tienen pareja, porque hay quienes, aunque queriendo tener sexo, no han logrado tener una novia o esposa para practicarlo, por lo que tienen que recurrir a la masturbación y conozco 2 casos en que han tenido que pagar por sexo y están los pocos que no tienen relaciones sexuales porque no les gusta y no quieren tenerlas.
En conclusión: En el Síndrome de Asperger hay quienes son capaces de mantener una pareja en el tiempo y quienes no, hay aspies celosos y otros que no. Hay aspies que son muy pasivos, guardándose todo en su interior, sin manifestar su enojo y hay quienes podemos tener reacciones violentas ante la ira y la frustración, pero aún no conozco el caso de uno que ejerza la violencia doméstica en contra de su pareja (no así entre las personas NT, lo cual es un “pan de cada día” enterarse de que abusan de sus parejas y en muchos casos terminan asesinándolas. Obviamente y felizmente, no todos los neurotípicos son así). Hay quienes disfrutan del sexo y pueden practicarlo, y hay quienes quieren pero no tienen pareja y otros que simplemente no le interesa. Sí se da cuenta, lo mismo ocurre en las personas neurotípicas, aun teniendo un mejor manejo social, quizás en lo único que varía un poco la situación, es que en comparación con la persona neurotípica, en los aspies hay un menor número de personas que logran mantener una pareja en el tiempo, y la mayoría que las ha tenido, terminan en un rotundo fracaso, aunque estoy segura de que esta situación se puede revertir poniendo ambos de su parte para que no sea así. 
Artista: Anita Valle Ocando.

Esto se logrará con COMUNICACIÓN, diciendo lo que se piensa y se siente en el momento, pero de forma calmada, sin guardarse nada, porque hay personas que erróneamente esperan a acumular los descontentos para recién decirlos cuando están enojados y esa es la PEOR manera de solucionar las desavenencias. El día en que las personas tengan un excelente manejo de información acerca del Síndrome de Asperger, ese día habrá más comprensión, y por tanto, menos dificultades para las relaciones interpersonales.
La “clave” para ser una buena pareja de un aspie es la comprensión (mucha), el entendimiento, la información sobre el Síndrome y las ganas de respetar a alguien que no es como el común de la gente, pero no por eso una mala pareja, ni alguien que no sea capaz de entregar amor ni hacer feliz al otro. De hecho, si quiere alguien fiel, un aspie es ideal ¿por qué? Porque, aunque podamos mentir (muy pocas veces en la vida y quizás algunos nunca), no tenemos la capacidad de mantener una mentira en el tiempo y para ser infiel hay que idear estrategias y más mentiras para no ser descubiertos, y eso sería tremendamente agotador para nosotros, así que es más fácil ser fiel a la pareja, y bueno, porque muchos aspies no sienten la necesidad de engañar con quienes están, ya sea por valores, por literalidad, por lo que sea, aunque no puedo asegurar que el 100% lo sea, aún no conozco una persona Asperger que haya reconocido ser infiel, y si alguien lo fuese tampoco lo condenaría. Yo veo por mis acciones y no por lo que hacen los demás (exceptuando a los psicópatas que dañan a personas y animales, quienes tienen todo mi repudio).

Un consejo: Si usted quiere saber sobre el Síndrome de Asperger y todo lo que vivimos teniendo esta condición, pregúntele directamente a un aspie adulto, le aseguro que aprenderá mucho más que leyendo artículos que tratan este Síndrome desde sólo un punto de vista, y generalmente enfocado a cuando se es niño, olvidando que al crecer pueden existir variables externas e internas que no están consideradas en algunos escritos que circulan en la red. Con esto no estoy quitando la importancia que se merecen muchos documentos y libros que tratan sobre el Síndrome (que quede claro), pero nunca está demás conversar con un adulto Asperger, porque tenemos mucho que decir desde la práctica y no sólo desde la teoría.

Las imágenes utilizadas en este escrito, pertenecen a Anita Valle Ocando, una artista excepcional con el Síndrome de Asperger y pueden encontrar más de sus obras en esta página: