viernes, 23 de diciembre de 2016

Algunos consejos (Primera Parte) desde las experiencias de jóvenes y adultos Asperger.


En este artículo podrá leer las palabras de apoyo que han escrito algunos jóvenes y adultos Asperger cuando han leído que algún compañero de grupo lo está pasando mal. No he puesto sus nombres para mantener su privacidad. A continuación sus escritos:

 Palabras de apoyo de aspies para aspies que estudian:   



-A veces tenemos tropiezos. Por una secuencia de cuestiones me está pasando algo similar a vos en mis proyectos. Fue un año complicado, sin embargo seguí como si no pasara nada. Además se junta con la "máscara social" de "no pasa nada". Las emociones a veces no las expresamos, pero saltan por otro lado. Trata de darte tiempo a lo que sientas, pero no descuides tus proyectos. La terapia puede ayudarte a darte herramientas. A veces cuesta, pero no te desalientes. y si te va mal ahora, levántate y remontalo. También he autosaboteado cosas por estar desbordada emocionalmente, pero se puede remontar.

-Creo que sólo necesitas un descanso. Es normal que pase esto en la universidad, y saltarse un semestre para recargar pilas, también es algo común. La U es agotadora, aspie o nt, pero nosotros nos abrumamos más. Relájate y tomate un tiempo, te va a servir de impulso. Ese es mi consejo basado en mi experiencia, y no corras hacia tu destino, solo disfruta el viaje. La competencia arruina vidas. Sé feliz antes que nada!

-Superamos expectativas que los demás no lo creerían, porque creen que un Aspie o Autista no pueda ser como los demás, avanzamos lentos como la tortuguita, nos demoramos y el tiempo parece lento para nosotros. Es una gran mentira creer que no somos capaces de hacer cosas, porque con sabiduría superamos las dificultades, y con actos demostramos a todos que nuestras victorias son grandes.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-No necesitas tener la solución a todo ni tener la vida arreglada, y a pesar de que no lo lograste, no quieres que otros se pierdan, muchos andamos así, no desesperes y siente lo que tengas que sentir y saca una solución que te sirva.

-Una vez en la radio de un avión escuchábamos las recomendaciones que le hacían a un piloto cuyo avión pequeño de 6 plazas tenía el tren de aterrizaje atascado, por lo que no era posible desplegarlo, se hicieron varias maniobras hasta que al final tuvo que aterrizar de panza, hubo muchos comentarios, pero uno me dejó pasmado, le dijeron: "Recuerda que todos tenemos problemas". Otra vez un amigo compositor se desesperaba por terminar una obra que le encargó un famoso director, como buen artista se revolcaba porque nada se le ocurría, sentía que su obra era vacía y sin sentido, me pidió que le quitara la vida y yo le dije: "Imagina que ya estás muerto, ahora qué importa todo". Sólo al experimentar lo básico de nuestra existencia entendemos que "es" lo realmente importante. No se trata de seguir porque es lo mejor, ni de buscar ánimos para continuar con lo que la sociedad exige de nosotros, se trata de estar ansiosos por realizar nuestro sueño y de estar haciendo lo que añoramos, eso que te impulsa sin dudas en la dirección que quieres, hay que reorganizar y continuar, aunque un poco de meditación es saludable...A veces hay que sufrir un poco para obtener lo que deseamos.

-Ve buscando a ese hombre que eres y dale la cara a tus estudios y trabajo, no se trata de ablandarse consigo mismo, el carácter se forma con el trabajo y el esfuerzo continuo. Así que ponte recio, deja las pendejadas y estudia ferozmente, piensa en que nada ni nadie se debe interponer entre tus objetivos. Me preocupa que siendo exitoso e inteligente, puedas perder el camino, los comentarios son por aprecio a vuestra persona, y para que tengas un punto de vista más agresivo.

-Todos en algún momento sentimos inseguridad, muchos nos ponemos la máscara de "fuerte" para salir a luchar el día a día por nuestros hijos, pues yo quiero vivir mucho, quiero ver a mis hijos crecer y realizarse de la mejor manera posible. Mis hijos son pequeños; sé que si algo me llegara a pasar, van a llorar y lamentar mi partida, no sé si mi pareja tendrá lo necesario para ayudarlos, mientras yo siga en pie, daré todo de mí, y aunque ya sean mayores, trataré de guiar sus pasos...no quisiera verlos sufrir nunca.
Fotografía: Camilo Cuevas.

 Palabras de otros aspies para cuando te sientas deprimido:  



-Muchas personas, yo mismo, hemos vivido en ambientes buenos, con gente que nos ha cuidado y con gente que nos quiere, por eso puedo decir que sí existe la oportunidad para cada persona de buscar y encontrar un presente mejor, aunque es verdad que no se puede cambiar el pasado y que éste a veces nos puede atrapar. Sufrí durante 11 años una depresión muy profunda, que por fortuna superé un día también, la superé cuando llegué a conocerme un poco mejor en aquello que era lo que mi depresión quería apartar de mí. La vida es complicada, pero lo que uno vive, la gente que hay alrededor de uno mismo y las buenas épocas hacen que todo cobre sentido.

-Llora, consiéntete. Hay que hacerlo para cansarse también de eso y dejarlo atrás. Llora y echa con las lágrimas todo lo feo que te envenena, hasta que pase...todo pasa, e intenta verte con cariño y con ternura y explícate, todo el tiempo, que tú mereces ser feliz, repítelo eternamente, como un mantra, hasta que caigas en la cuenta de que dudarlo es absurdo, y refúgiate en lo que te gusta y en la gente que te hace feliz, para que tu corazón se calme y se contagie de alegría hasta que se pase toda esa tristeza. No hace milagros, pero puede calmar cada vez más momentos, hasta que los buenos sean la mayoría. Yo la última vez logré salir así.

-Yo pasé por una etapa terrible de cinismo, luego me di mi lugar, retomé los dibujos y hasta aprendí a tatuar, me hice una lista de "antes de los 30" y de hecho la cumplí. Creo que me desenamoré de mi mismo y todo mejoró cuando me traté de reconquistar jeje (una manera de decirlo). Existen un par de frases que me han cambiado la vida: "Si en la noche lloras por no poder ver al sol, tus lágrimas te impedirán ver las estrellas", "La vida es un viaje, disfrútalo" (ése es el slogan de una aerolínea, pero muy acertado si lo piensas).

-Saca de tu mente las palabras fracaso, cobardía o fraude, que tienes mucho para dar.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Créeme. Igual que tú, recurro a aislarme, a apartarme de todo y todos cuando me siento deprimido. Raramente después del diagnóstico he tenido dos picos depresivos, como les llamo yo, muy altos. El último me dejó dolor físico en todos los nervios de la columna por la constante tensión que me generaba el sobrepensamiento. Sin embargo, sé que en gran parte sólo es una respuesta bioquímica de mi condición. Me pone en un estado físico depresivo y pues por hábito, por programación de toda una vida de incertidumbre negativa, de discriminación y rechazos, la psique hace su parte y empeora el cóctel. También me vi en la necesidad de desahogarme a medias aquí en el grupo, porque lo que sentía no me dejaba ni escribir, pero necesitaba decirlo, dejarlo salir. Drenarlo. Eres lo que eres. No eres ni valiente ni cobarde. Eres humano, y eres Aspie. Sé que la vida no ha sido fácil para nosotros, para unos más difícil que otros, lo que no se puede poner en balanza, porque cada lágrima, cada risa vale. Nos preguntamos por qué la vida ha sido así para nosotros. Pero ¿qué es la vida? ¿La vida no es simplemente nuestra existencia? ¿La vida, nuestra vida no es cada paso que damos? ¿Cada respiro, cada decisión? Que quiero decir, que la vida no es un lugar en donde aparecimos caídos, sabe Dios de que nube, sino que la vida somos nosotros mismos experimentando lo que somos. La única forma de saber que estoy vivo es viviendo, entonces la vida no es algo que me sucede, yo soy la vida que le sucede al mundo. Entonces ¿no puedo tener el control de eso si tomo conciencia de lo que soy? No de lo que el mundo quiere que yo sea, sino lo que soy desde el mismo momento que el óvulo fue fecundado, antes de que tuviese un nombre o sexo, cuando simplemente era vida. Antes de que el mundo me cambiara la verdad sobre mi mismo con todas sus ideas y manías. No eres fraude porque al llorar le dices al que llora: "Ríe que sí puedes" ¿Quién mejor que el que llora para admirar el valor y la hermosura de una sonrisa, del sonido armónico de una risa feliz? Kalil Gibran dice en su libro El Profeta, que mientras más hondo haya cavado en nosotros la tristeza, más capacidad tendremos de llenarnos de felicidad. Los contrastes suelen ser buenos, para poder tener una referencia de lo mejor para nosotros. He ido descubriendo que gran parte del secreto de ser felices es que la felicidad somos nosotros mismos. No hay nada que buscar, nada que encontrar. Simplemente aceptar lo que somos. Y entonces experimentarnos. Eso es vivir.
Fotografía: Camilo Cuevas.

Cuando siento ansiedad, evito luchar contra ella ¿Qué hago? La experimento, la dejo ser, la dejo fluir. Me acepto. Cuando me deprimí esta última vez, me costó salir hasta que dejé de luchar contra la depresión, hasta que dejé de luchar contra mi mismo. En el momento que sencillamente me dije que siempre me sucederá de nuevo, y no porque la vida esté en mi contra, ni porque la gente no me comprenda, lo que sucedió en esos días, que incluso los que ya saben de mis depres y condición, no supieron entenderme, en ese momento comprendí que toda esa tristeza era producida no por mi vida en sí, sino por mi condición, de manera química, biológica, y que la más mínima cosa en la que yo sobrepiense, le sirve de gatillo para dispararse y hacerme creer que la vida no vale nada, porque uno comete el error de creer que la vida es lo que a uno le sucede, la vida no es lo que nos sucede ¡Nosotros somos la vida! Nosotros permitimos que el pasado siga hiriéndonos, nosotros mantenemos el dolor en el lugar donde ya no sangra ninguna herida. Nos autoflagelamos. Nos crucificamos a nosotros mismos. El agresor ya no está y su fantasma en nuestra memoria es al que le permitimos torturarnos. Por eso es tan importante lograr aceptar lo que uno es, amarse a uno mismo como al más amado de nuestros amados. Porque cuando eso sucede, aparece el autorespeto, dejamos de hacernos daño, incluso con recuerdos, reconocemos nuestros propios errores y el daño que hemos hecho a otros y comenzamos a perdonar. Perdonar no es tolerar. Perdonar es liberar. El perdonado no tiene ni por qué enterarse. Perdona y tú serás libre. Más, te digo, que a la primera persona que debes perdonar, es aquella que miras al espejo todos los días. A la primera que debes perdonar es a ti misma. Libérate de esa triste versión que tienes de ti mismo, perdona todos tus errores de quien fuiste ayer y déjalos ir. La persona que eres hoy, la que lee estas palabras en cada segundo que camina mientras lee, esa persona se merece lo mejor, se merece vivir en el ahora, en cada segundo que camina. Ni siquiera vale la pena mirar el futuro con optimismo porque eso es invertir el problema, dejar de vivir asustado por el pasado para vivir asustado por el futuro. En el presente no hay pasado ni futuro, en el presente está lo que es, y lo que es en tu experiencia es tu vida, y tu vida no es lo que te sucede en el ahora, tu vida eres tú mismo. Ámate y perdónate, luego verás cómo perdonarás a todo lo demás y descubrirás que habrás comenzado a amar eso que llamas vida, porque ya no será esa persona la que te determine a ti, serás tú la que la determine a ella, porque ella y tú son la misma.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-En ciertos momentos siento la vida igual, nos rebasa como una tormenta a un arroyo; nos desborda y creemos que a lo mejor es no haber sido ese arroyito, pero lo somos y eso no se puede modificar. A mí también me ha pasado eso de sentirme un fraude; de hecho, a veces leo comentarios en este foro y me molesta no tener la claridad conceptual que leo en otros, aunque quienes me rodean me dicen: "¡Qué inteligente que sos!". Sé en mi fuero interno que no es así. La tristeza es parte de la existencia, nacemos para convivir con ella. Lo que no es inalterable es el hecho de permitirle manejar el trineo ¿Y quién no es cobarde? Sí, algunos le temen a la soledad, otros al apego, otros a la mentira, y aún otros al amor. Todos somos vulnerables y eso nos obliga a ser luchadores. Cuando me permitieron ser parte de este grupo, empecé a ver que SÍ hay personas como uno, que no solamente escuchan y respetan, sino que, y principalmente, te creen. Y eso, eso es lo más cerca que he estado de la felicidad. Nunca estarás solo mientras haya personas que tienen en el corazón los mismos sueños que tú: Ser lo que somos, logrando ser felices ¿Saben por qué los volcanes y las teteras tienen chimenea?...mmmmmmm...es por donde se le sale el vapor ¿Y los humanos por qué tenemos palabras? Para desahogarnos. Nada explota si tiene una salida. Algunos escriben post; otros escribimos poemas; otros frases. Pero si no nos damos a conocer, si no mostramos ese ser interno, muchas veces incomprensible e indomable, pues...las consecuencias pueden ser devastadoras. Por eso estamos aquí: Para mostrarnos sin falsos pudores, sabiendo que el "otro" (que en el fondo, es uno mismo) sabe de qué hablamos y qué sentimos, aunque siga todo envuelto en la niebla del desconcierto.

-Siempre es bueno escribir lo que uno siente.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Trabajo con comunidades y para mí el crecer y vivir, por más autista que sea, es un proceso comunitario. Somos seres sociales que percibimos las relaciones sociales de un modo distinto, con sinceridad y sin tantas reglas hipócritas y emocionales. Tal vez estas depresiones son en realidad necesidad de un cambio de actitud ante la vida, así considero yo las mías; nos esforzamos por causas justas como paladines que somos ¿Sabes? He tratado de muchas formas sacarme lo de "paladín", pero he tenido que aceptar que es parte de mi Síndrome. Sólo te doy la frase que se repite en mi mente en los momentos de alarma: "Muere haciendo lo que te gusta, trabaja en lo que te quite el sueño de la satisfacción, y lo demás vendrá por añadidura"...Y como dice El Circo de la Mariposas: "Mientras mayor es el reto, más dulce es la victoria".

-Una vez analizando, descubrí que mi único motor es pensar, es lo que me llena de energía y le da un sentido a mi vida, por eso cuando he tenido etapas donde leo, opino o donde mi mente está activa y siento que es algo útil, es cuando me siento realmente viva. En cambio si sólo tengo que hacer cosas físicas, me siento una larva, alguien con muy pocas capacidades. También he descubierto que pesa mucho compararse con lo que tienen los demás, porque ese desapego, tanto a lo material como a las personas, hace que se sienta uno ajeno a todo y con muy pocas metas, pues todas las de la sociedad cercana son materiales, y ahí uno se pregunta para qué vive. Y diría que es para esos momentos en que podemos hacer algo fructífero con nuestra mente.

-El tiempo no pasa en vano, vamos cambiando de nivel, creciendo emocionalmente, es un aprendizaje constante, con dolor y tormento. La depresión es terrible, la serenidad y la tranquilidad son como una pequeña flor escondida en un bosque quemado. Eres una bella persona a la que le ha tocado una vida difícil, has tenido épocas de mucha fortaleza y éxito, así como momentos oscuros. Espero encuentres el hilo de esperanza que te lleve a la flor de tu serenidad.

-Eso es darte cuenta de que tienes razones de sobra para salir de la depresión, se logra con el análisis y la introspección profunda de uno mismo. Estructura viajes, salidas, citas, prepara una agenda de cosas que te gusten, ve a los museos, sal a trotar, sal a nadar, ve al cine.
Fotografía: Camilo Cuevas.

-Sé tú mismo, ten fe en ti mismo, aunque la ansiedad y la depresión te embarguen, pues en fin de cuentas siempre te embargan por tu inadecuación con el mundo. Si dejas de buscar la felicidad, te darás cuenta por qué no la encontrabas. Porque no hay nada que buscar lejos de ti. Todo está en ti. Eres tú quien la vives o no la vives. Tú decides que te hace feliz y que no. La felicidad, tú felicidad, es una de tus más sagradas posesiones. Entonces no confundas ansiedad y depresión con infelicidad, aunque se parezcan, pues tengas claro, cada día que pasa, lo que eres, cuando vas aceptando que eres diferente y que eso está bien, sencillamente bien, sabrás qué buscar en el amor, sabrás qué riesgos quieres correr. Yo a mi chica le he confesado mi condición de comportamientos Asperger, le he explicado mi forma de ser en ciertas situaciones y le he aclarado que no es que no quiera participar, o no quiera acercarme más, o que no sepa divertirme, y ella lo ha entendido, o ha hecho el amoroso intento de comprender y de no juzgar sin comprender. Cuando consigues a alguien así, sientes que debes hacer mucho, así como ella debe entenderte tú debes en lo posible entenderla, pero sólo porque vale el esfuerzo, porque sabes que te ama y ella aprecia lo que eres ¿Quién mejor que tú para mostrar lo que eres para ser amado? Entonces ámate y muestra lo mejor de ti. No importa lo que diga el mundo ¿Importa? ¿El mundo es feliz? Sé feliz tú y punto y ama ¿Te da miedo cuando amas? Ama ¿Te paralizas cuando amas? Ama ¿Sufres cuando amas? Ama. La misma energía que gastas pensando en cosas inadecuadas sobre ti, es la misma energía que gastas pudiendo pensar en cosas adecuadas sobre ti ¿Conoces a una chica que te impulsa a enfrentarte a todos esos miedos? Avanza, cree en ti, ámate, da lo mejor de ti y deja de tener pena de lo que eres. No hay nada malo en ti. Lo único, pensamientos errados, pero los pensamientos se pueden cambiar ¿Quieres ser amado? Ámate. No es fácil, pero no importa, si es posible, con eso basta.

Las imágenes utilizadas en este escrito, pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página: