martes, 1 de septiembre de 2015

Síndrome de Asperger: La Experiencia Escolar para un aspie.





Un educador no sólo debe enseñar contenidos educativos que le exige el gobierno, también es quien debe preocuparse del bienestar físico y emocional de su alumno, promoviendo valores y propiciando un ambiente adecuado donde se respeten las características particulares físicas y personales de cada niño o adolescente como ser único e irrepetible,  por tanto debe estar constantemente actualizado con toda la información que pueda encontrar acerca de enfermedades, síndromes o trastornos en la niñez y adolescencia que puedan marcar aún más dichas diferencias propias del ser humano.
A continuación le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger sobre este tema (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad):

¿Cómo fue su experiencia en el colegio?

-Mi experiencia no fue mala en un promedio general; en la parte social aprendí mucho, en lo académico no logré mucho ya que lo sacrifiqué dedicándome de lleno al desarrollo social, lo útil de eso, es que me manejo y muevo "bien" en la sociedad, ya reforcé la parte académica y aun lo hago. Deseo dedicarme al ámbito de la educación diferencial (estoy en formación), e igual asistí a varios colegios: Seis, pero estuve matriculado en más, aunque los constantes cambios me ayudaron a reforzar mi adaptabilidad, no era lo que desee en todo momento. Entré a la universidad este año, y luego tengo en mente seguir con otras profesiones que me ayuden a complementar mis herramientas para ayudar a los demás.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Con eso que hablan de "puntajes estandarizados" me fue bien, llegué a la universidad demasiado preparado, tenía la fórmula, la rutina, pero no la disciplina. En lo social, cero. Me hallé incapaz de formar vínculos con personas con las que era obligado a pasar cinco horas seguidas junto a ellos. No me enseñaron para la vida, me enseñaron para un supuesto mercado de trabajo. Estoy contento estudiando ingeniería en una universidad de ciencias exactas, pero veo que mis compañeros son un poco más "aburridos" y "normales" que cuando estudiaba física, y algunos vienen de la universidad de ingeniería, y allá parece peor. Sin embargo, veo el derecho y la medicina como las opciones de quien quiere un título y no le interesa cual, al menos en mi ciudad; y las carreras "para pensar" como filosofía, arte, etc, como "nichos" saturados; y la ingeniería como una manera de tomar el control de los medios de producción y no estar al servicio de nadie, como sí lo están los que estudian negocios, mercadeo y otros.

-Irónicamente me gustó el nivel educativo en el colegio religioso privado donde llegué a estudiar media primaria, no me adaptaba fácilmente, pero había tanto espacio (áreas verdes, gimnasio...) que me distraía y relajaba. En la escuela pública -con el acoso encima- no había forma de calmarse: Era tenso, no encontraba un lugar donde poder estar realmente relajado. Respecto al sistema educativo, hace falta reformar muchas materias como más "horas académicas" de ciencias, historia universal y educación cívica; además de dinamizar la educación física.

-Pienso en lo difícil que fue mi vida de estudiante y que mi situación no tenía otra explicación que no fuera mi baja capacidad intelectual o que era un tipo mediocre, todo eso me llevó a vivir deprimido en la adolescencia y la niñez, pues no sabía que tenía el Síndrome de Asperger. Ustedes tienen la suerte de saber lo que tienen y pueden tomar iniciativas que los ayuden a mejorar su calidad de vida.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.



-En general, mi experiencia educativa escolar, fue buena. Tacharía de mala mi experiencia cuando estudié un bachillerato tecnológico en diseño industrial, técnico artesanal textil y un par de cuatrimestres de Diseño Gráfico en la universidad de Londres; el resto de mi vida académica fue excelente. Por supuesto que se debe mejorar la calidad de la educación, pero, no sólo es labor de las instituciones educativas, sino de los propios estudiantes y de su familia, y es en los individuos y en las familias donde radica el mayor problema, porque, al menos en México, les fascina quedarse en la mediocridad y el conformismo. Para lograr la integración de futuros Aspies en el sistema educativo, hay que cambiar la percepción del Asperger, ya que, para muchos el Asperger es una discapacidad y, según mi experiencia, dista mucho de serlo.

-Yo dejé la escuela después de sexto grado de primaria. Tuve muchos vómitos durante 3 años. Mis padres me llevaban a los médicos a Buenos Aires en avión, estamos a 1500km. Nunca encontraron el motivo. Al principio creían que eran convulsiones, porque soy epiléptica y ponían y sacaban medicaciones que no funcionaban. Cada vez era peor y ya estaba en un estado ya muy mal. Me dijeron que al sacarme en octubre o noviembre más o menos, porque ya eran vómitos todos los días, y al dejar de asistir desaparecieron por obra y arte de magia. Terminé al año siguiente, incluso con una operación de columna con una prótesis de titanio desde la nuca a debajo de la cintura. Todo por la gran escoliosis de esos años de debilidad y estrés. Luego conseguí entrar en un Taller Protegido y ahí trabajo feliz desde hace 11 años. Ahora también va mi hermanito.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.



-Mi experiencia escolar fue malísima desde un comienzo. Fui a un total de 8 colegios, de diferentes niveles económicos, ya que en mi país se segrega en un comienzo de esa manera. Aun así, he elegido ser profesora, y justamente en el ámbito diferencial. Ahora bien, para mí lo ideal, en lo que respecta a que la educación logre responder a la diversidad de los estudiantes, se puede lograr en base a:

a) Comúnmente se busca llegar a puntajes, logros estandarizados, como pruebas o exámenes que al fin y al cabo terminan siendo "coladores" de niños en pleno proceso de formación, creando mayormente frustraciones con el aprendizaje. Lo ideal sería una educación que RESPETE los ritmos de aprendizaje e intereses de cada persona, que incentive la curiosidad y creatividad de los estudiantes y que permita una relación en el aula más abierta al diálogo.

b) Actualmente el trabajo del profesor es ambivalente, a veces autoritario, a veces sólo con la intención de ver cómo con pruebas engañosas juega a dejar a algunos atrás, sin ver el daño que eso genera. Un profesor debe tener siempre en mente que su objetivo principal es que los estudiantes aprendan, y si su método no sirve, se cambia. Existe algo llamado Diseño Universal del Aprendizaje que justamente busca responder a las diferentes formas en la que se puede aprender, utilizando diferentes modos de representación, expresión y centrado en los intereses de los alumnos. Esto no sólo respondería a los Aspies, sino también a cualquier persona que requiera apoyos, desde discapacidad, situaciones personales y emocionales, temporales o permanentes.

c) Por último, RESPETAR las etapas. En mi país existe una educación donde los chicos pasan 9 horas diarias en el colegio y si eso parece poco, la mayoría debe llegar a hacer tareas en la casa, quedándose a altas horas de la noche. Supuestamente muchos profesores defienden este método bajo el pretexto que se incentiva la responsabilidad, sin embargo lo único que yo observo, son padres que no saben educar, y que deben llegar del trabajo a ayudar a sus hijos con tareas que no entienden, y el resultado es que la mayoría trae las mismas respuestas sacadas por sus padres del Wikipedia, al final, un acto inútil que hace perder el tiempo a todos. Triste que la infancia y adolescencia se te vaya tratando de generar oportunidades en el futuro cuando pierdes la posibilidad de vivir como un niño o joven.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.

¿Ustedes como hacen para estudiar?

-Primero que nada: No te frustres, es una manera de pensar diferente, por lo que tienes que tener en claro que es algo que se domina poco a poco y no es que eres tonto ni mucho menos. Segundo: Practica, en tu tiempo libre y cada que puedas. Mira videos de YouTube, etc. Aprovechar el tiempo y practicar es importante. Por último: Hazlo divertido, inventa juegos, hazte retos. Eso ayuda a darle un sentido a lo que aprendes y cómo se usa lo aprendido en la vida real, así no te aburres y entiendes que no pierdes tu tiempo si no que más bien estás aprendiendo algo útil.

-Yo uso listas, cuadros cronogramas, planificadores para todo

-En mi caso aprendí a enfocarme y me hice sumamente competitivo y perfeccionista, de los 5 a los 14 años estuve en una escuela donde los estándares de disciplina y exigencia eran muy altos, aunado en casa mis papás fueron muy estrictos conmigo, y se me quedo el hábito, entonces, hoy en día vivo enfocado en mi trabajo.

-En los estudios uno no debe compararse. Hay que ser fiel a uno mismo y a su estilo.

-Cuando algo no funciona lo intento de todas las maneras posibles, me dicen que soy muy obsesivo, pero no creo, ya que cuando llego al punto que sé que está bien, sigo con otra cosa. Apasiónate, ama lo que estudias, no por la escuela, ni por los demás, sino porque amas eso. Estudia mucho y disfrútalo!

-Podría parecer muy infantil, pero las materias que no me gustaban las asociaba con algo cómico o dibujos infantiles, así las recordaba, y aunque me distraía al momento de estudiar, era más fácil recordar.

-Nada de pensamientos derrotistas y negativos, la vida misma es difícil, tener SA no lo cambio por nada, quizás me cuestan algunas cosas, pero tengo mayor facilidad para otras, y a muchas personas, tengan SA o no lo tengan, les cuesta el estudio. Solamente debes esforzarte.


Les invito a dar un click a este enlace en donde una aspie habla sobre El Síndrome de Asperger en la niñez

Las imágenes utilizadas en este escrito (exceptuando la primera) pertenecen a Rodrigo Corvalán, un gran fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página: