sábado, 23 de septiembre de 2017

Pensamientos y Poemas de un Asperger (Primera Parte).




Pensamientos:

} Me llevo mejor con las palabras que con las personas.
Hay palabras que no entiendo, pero con el tiempo se dejan entender. Las personas, no.
Las palabras siempre son lo que dicen ser. Las personas, no.
Las palabras están siempre ordenaditas y ubicadas donde uno espera encontrarlas. Por eso me llevo mejor con las palabras.
En ellas encuentro refugio, consuelo y desahogo. Con las personas, pues, no~.

}No importa lo que hoy digas, sea profundo, terrible, doloroso, feliz o intrascendente. Mañana será olvidado.
Por eso, lo que vayas a decir, dilo pronto y prepárate para mañana tener otra cosa que decir, pues, de lo contrario, pasarás por esta vida simplemente como el humo~.

}Mirar es el primer paso en el acto de la sociabilidad. Por eso cuando uno no sabe mirar, socialmente estaremos en desventaja, atrasados, porque nunca habremos empezado a caminar~.

}Cada uno vive como puede. Lo que yo sé es que rendirse es el primer paso hacia morir~.

Artista: Eduardo Replinger.


}Vivimos dentro de una esfera. Y sin embargo, seguimos buscando los cuatro ángulos de esta habitación.
No queremos que los sueños se hagan realidad, sino que esta realidad sea un sueño, un sueño del cual podamos despertarnos cuando nos comience a abrumar; de esa manera podemos tomamos un descanso para luego dormirnos otra vez.
No queremos tener alas para volar como las águilas; nos alcanza con tener alas de mariposa, porque, al fin y al cabo lo importante es volar.
Elegimos no caminar más con los zapatos que traíamos al nacer, los cuales de vez en cuando se le cambian los cordones o se los limpia de tanto en tanto. Directamente los cambiamos por unos más cómodos. No más lindos ni más caros, sino unos acordes a nuestro pie.
Queremos dejar nuestra propia huella. Eso es el libre albedrío: Elegir porque podemos hacerlo~.

}Al dolor no hay que resistirlo: Hay que acompañarlo. De nada sirve luchar contra la corriente, sino hay que dejarla que nos lleve, que en algún momento nos dejará sobre la orilla para que podamos descansar~.

}Qué vengas, es un gran placer. Que no ve vengas, lo es mucho más.
Eso también es ser Asperger~.

Artista: Eduardo Replinger.


}Sentirme extranjero en mi propio planeta, eso también es ser Asperger~.

}Yo lo llamaba tristeza, pero ahora sé cómo se llama esa tremenda pesadez del corazón: Frustración.
Porque las cosas no siempre son como uno imagina. Porque las circunstancias siempre atentan contra los planes. Porque queda esa sensación amarga a que nada vale la pena y no se va ese '¿para qué? Si total lo que tenía planeado no resultó'.
Entonces necesito una isla, un faro, un norte. Algo que me conduzca hacia donde se le dé sentido a todo lo que me pasa.
Porque me abruma el calendario; me abruman las nubes. Me abruma el frío.
Yo lo llamaba tristeza, pero resultó que era pura frustración~.

}Cuando sufrimos, quisiéramos que todos estuvieran debajo de nuestra piel, para que llegasen a comprender lo que sentimos.
Pero eso nunca podrá ser, por que el dolor no se comparte. El dolor es propio, íntimo, irrepetible.
Es como hacer un dibujo: Podemos mostrarlo; los demás podrán interpretarlo a su manera, pero nadie podría dibujarlo como lo hemos dibujado nosotros, pues solo nosotros conocemos esos detalles, esas líneas o esos matices~.

Artista: Eduardo Replinger.

Poemas:

ABSOLUTA
A mi alrededor la soledad es absoluta;
mírala, mírala como me busca.
Y este corazón que no es de piedra
óyelo, óyelo como se queja.
Porque habiendo tantos árboles vacíos
yo soy el pájaro
que aún no puede anidar.
Soy el viento
que por la tierra deambula;
soy la luna:
Todos me miran, de nadie soy.
A mi alrededor la soledad abunda.
Mírala, mírala como se burla.
Y este corazón que no es de madera,
óyelo, óyelo como se lamenta.
Y esta memoria que no te olvida;
y estos ojos que no cesan de buscarte,
se empiezan a cansar.
Y quisiera ser una nube
para poder cambiar de forma,
ser lluvia
para caer y volverme a levantar.
Pero es intempestiva la soledad
y me va ganando todo:
la mente, el corazón, la realidad.
a mi alrededor la soledad absoluta,
la soledad eterna.
Mírala, mírala como me encuentra...
12 / 4 / 1989

Artista: Eduardo Replinger.


FÁCIL DE QUERER
No soy fácil de querer,
no lo niego ni me importa
que todo lo que mi mano toca
se termine por romper.
No soy fácil de querer,
no me importa ni lo niego
que todo lo que me dan lo pierdo
y no me preocupo en devolver.
No, no soy fácil de querer
no lo niego ni me importa
que digan que mi corazón borra
lo que escribí sobre un papel.
Que no,
que no soy fácil de querer,
no me importa ni lo niego.
Y te juro que no soy ciego,
simplemente, no me interesa ver...

Artista: Eduardo Replinger.


LE TEMO
No le temo al fuego,
le temo a ser ceniza.
Al residuo que queda
después de ser llama viva.
Que no importa la dureza
del leño cuando se quema
queda hecho polvo
que mañana todos olvidan.
No le temo a la altura,
le temo a las caídas.
No es difícil vivir arriba
con el viento sobre la cara
y las nubes encima
cubriédome como sábanas.
Lo difícil es la libertad
de estar cayendo en picada,
sin la mínima esperanza
de sobrevivir a esa caída.
No le temo al fuego,
le temo a lo que deja.
Y no le temo a las estrellas;
a que se apaguen le temo.
Así me pasa con el amor.
No le temo a lo que es:
sueños,
poesía
y mucha fe,
sino le temo a sus consecuencias .
A lo que deja
cuando pasa.
A las heridas que nadie ve;
a las heridas que nunca más sanan...

Artista: Eduardo Replinger.


LA NOCHE ME PERSIGUE
La noche me persigue
a través de la ventana,
en este cuarto oscuro
donde el tiempo no pasa.
Qué triste es la vida sin amor;
que tristes los grillos
cuando no cantan.
Qué triste es la noche sin amor,
pero con amor es triste
si ese amor es puñalada.
La noche me persigue
y por más que quiero evitarla
me encuentra y me toca
y me ennegrece el alma...œ

Artista: Eduardo Replinger.

HORIZONTE
Se me perdió el horizonte
un lunes por la mañana.
Desde allí no he vuelto a encontrarlo;
sabrá Dios por dónde anda.
(Cierto, muy bien no lo he buscado,
no vaya a ser que lo encuentre
y me dé vuelta la cara:
la indiferencia es lo que más duele.)
Se me perdió mi horizonte,
el único que tenía.
Y no sé por qué, pero de noche
lo extraño mucho más que de día.
Mi horizonte chiquito,
hecho según mis ideas.
Desde ese día camino
sin horizonte en la tierra.
Mi horizonte dorado,
hecho según mis medidas.
Desde el día aquel ando
sin horizonte en la vida...

Los pensamientos y poemas han sido escritos por Gabriel Olea, un adulto con el Síndrome de Asperger.

Las imágenes utilizadas en este escrito (exceptuando la primera) pertenecen a Eduardo Replinger Fuentes, un talentoso artista español con el Síndrome de Asperger. Si quiere ver más de sus obras, visite su página: