martes, 8 de noviembre de 2016

¿Por Qué Me Gusta Ser Profesor?



Me gusta mucho inspirar a mis alumnos, siento que ellos tienen tanto potencial y que pueden lograr tantas cosas.
Les enumero algunas razones por las cuales me encanta mi profesión.

  1. Compartir experiencias
  2. Ayudar a profesores sin experiencia para que resuelvan problemas.
  3. La habilidad de ayudar a los alumnos para que lleguen a todo su potencial.
  4. Inspirar a los alumnos, no sólo en lo académico, sino que también en lo personal.
  5. Pararme en el escenario y actuar para ellos (enseñar es un poco como actuar en mi opinión)
  6. La emoción de ver a mis alumnos responder mis preguntas en forma correcta es algo que no tiene comparación.
  7. La energía y las preguntas de los alumnos me inspira a enseñarles y a presionarlos para que desarrollen sus habilidades todavía más.
  8. La retroalimentación de los estudiantes sobre mi desempeño, incluso cuando ellos no se dan cuenta que me están dando retroalimentación
  9. Ser capaz de interactuar con alumnos que son con genios. Es un gran honor.
  10. Compartir el entusiasmo por mi asignatura (Finanzas) y sobre el cómo se mezcla con la política y el quehacer diario de una nación.
  11. Ver a mis estudiantes crecer en un semestre, salen más inteligentes de lo que entraron y lo veo con mis propios ojos.
  12. Me encanta aprender e interactuar con mis alumnos.
  13. Disfruto mucho las historias que los alumnos me cuentan de sus vidas, ser profesor es como ser un amigo.
  14. Cuando finalmente veo que el conocimiento llega a ellos, veo ese brillo en sus ojos. La sensación es muy especial.
  15. Me divierto mucho en mi trabajo, cuando llego a casa, casi me siento culpable de que me paguen por divertirme.
  16. Encontrarme con ex-alumnos en los pasillos de la Universidad, son reencuentros muy hermosos, llenos de cariño.
  17. La libertad del trabajo, yo no me imagino trabajando en un cubículo, mirando el reloj para ver a que hora me puedo ir.
  18. A pesar de que hay un sílabus, yo tengo libertad en mi trabajo, yo decido que enseñar y como, yo decido que analogías y metáforas utilizo para lograr trasmitir el conocimiento.
  19. Tengo oportunidad de leer y estudiar sobre diferentes temas, a veces una lección de la historia me ayuda a trasmitir un concepto financiero.
  20. Honestamente yo siento que yo nací para enseñar, es un talento natural que tengo y disfruto mucho usar mi talento para el bien de mis alumnos.
  21. Parece ser que soy bueno enseñando.
  22. Tengo la oportunidad de contar historias pequeñas (y reales, basadas en la historia del mundo) para introducir la clase y eso despierta la curiosidad de los alumnos.
  23. Me gusta relacionar los conceptos de la clase, con los eventos de la política local.
  24. Me gusta poder controlar sus vidas, al menos durante unas cuantas horas al día.
  25. Me gusta escuchar sus ideas sobre el cómo mejorar al país, muchos son brillantes y tienen ideas que merecen estar en las mentes de los políticos con poder (ojo dije mentes y no sólo oídos)
  26. Presionar a los alumnos también es algo muy satisfactorio, sufren un poco, pero llegan al objetivo y al hacerlo crecen como profesionales.
  27. Honestamente, en el trascurso de la clase, puedo ser abucheado por contar un chiste malo, discutir el movimiento de los planetas o sobre el impacto de ciertos personajes históricos en la vida contemporánea, o sobre cómo cierto instrumento financiero podría cambiar la vida del pueblo en nuestro país. Todo esto, con la atención y la buena disposición de los alumnos.
  28. Me gusta compartir mi pasión por la historia con mis alumnos.
  29. Me gusta mucho, hablar de un libro y ver como los motivo a leerlo (ojo, yo no hago spoilers)
  30. Esto va más allá de enseñar la asignatura... es sobre hacer una conexión personal con los estudiantes.
  31. Ser profesor es una mezcla de ser, anfitrión de televisión, comediante, comentarista deportivo y entrevistado.
  32. Enseñar me ha ayudado a mejorar la forma en la cual yo hablo en público, antes yo hablaba con un tono robótico, pero al enseñar TENGO que hablar mucho, y tengo que ser claro, y con el tiempo he mejorado mi forma de hablar.


Autor: Daniel Martínez.