viernes, 23 de diciembre de 2016

Las Emociones en jóvenes y adultos Asperger.








Los niños con Síndrome de Asperger pueden presentar ciertas dificultades para el reconocimiento, no solo de los sentimientos de las demás personas, sino que para expresar correctamente sus propias emociones, pero esto puede variar con los años y las experiencias personales (la mayoría de las veces son las malas experiencias las que enseñan, sobre todo cuando no se ha tenido algún tipo de guía ni terapia ocupacional), es por eso que es imprescindible enseñar a los más pequeños no solo a identificar las emociones en general que existen, sino también a controlarlas y expresarlas; y también reconocerlas en las demás personas.Hay adultos aspies que no demuestran su sensibilidad y/o emociones, pero hay otros que sí, y lo reconocen sin verguenza ni miedo de parecer "menos aspies" por experimentar esta capacidad. No tiene por qué ser regla que no demostremos nuestra sensibilidad, o que el adulto aspie tenga que parecer “frío” ante cualquier emoción.

A continuación le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger sobre este tema (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad): 


¿Entendemos las emociones? 


-He meditado mucho en estos últimos días. Una prima muy querida tiene la creencia que las personas Aspies no pueden ser psicólogos, porque se tiene la idea de que no entienden las emociones de los demás. Las emociones las entendemos claramente: Miedo, alegría, amor, felicidad, temor, rabia. Y somos afectados por ellas como cualquier ser sensible. Si una planta es afectada por las emociones de su entorno, con más lógica un Asperger. Lo que creo que no se entiende, es que vemos las emociones de forma más cruda, no tan idealizadas, y chocamos con las idealizaciones de los demás. Por eso no nos pueden hacer sentirnos bien con idealizaciones, con ideas demasiados abstractas. Mientras que nosotros por ver las emociones de los demás de forma más directa, podemos hacer que las otras personas sean un poco más objetivas y no tan idealistas sobre lo que están sintiendo. Esa objetividad, siento que no viene de vuelta. Nos cuestionan lo que sentimos, porque desde la perspectiva de la mayoría de las personas (las cuales coinciden entre sí) lo que explicamos de nuestras propias emociones está mal. Yo entiendo las emociones como algo vital e importante en un ser vivo, pero también entiendo que es como la parte fundamental de un lenguaje de programación. Deben cumplirse ciertas funciones para que sucedan. Cuando me dicen que no es así, que mis emociones no se generan de la manera y del lugar de donde digo proceden, y me intentan hacer querer comprender que "las emociones mandan" como si fueran autónomas, o como si fueran un poder fuera de mi control, entro en conflicto. Han logrado hacerme cuestionar lo que a solas tengo muy claro. 


Fotografía: Rodrigo Corvalán.


Creo que basado en mi experiencia, al encontrarme en la actualidad con personas con la que preveo una posible amistad, busco un factor común: Que me demuestren respecto a cómo soy, y no un respeto autoritario, sino un respeto basado en la comprensión o en el intento de la misma. Me he dado cuenta que las personas más importantes de mi vida, en este momento, hacen el esfuerzo de comprenderme, aunque les cueste, aunque a veces caigan en el hábito común de querer explicarme lo que yo estoy sintiendo. Y a los que les digo lo de mis características Asperger, en principio se recelan con la idea, pero luego hacen el esfuerzo de escucharme y de entenderme. Eso es para mí una manera en que me hacen sentir bien. Quizá no me comprendan, pero por lo menos respetan lo que no comprenden. Y me valoran en esencia. A la gente le gustan las personas sinceras, hasta que se consiguen con una. Yo soy muy relativista, fíjate que, incluso, cuando uno reconoce que hay personas que se dejan llevar por sus emociones, es una observación objetiva. Pero decir que "cuando se ama se comprenden y toleran todas las cosas" (palabras que he escuchado hasta el hartazgo) es una subjetividad, porque sé de mis propias limitaciones de haber amado con miedo. Y claro que los miedos, aunque son emociones, proceden de sucesos, conscientes o no. Entonces entiendo que para poder amar sin miedo, tengo que llegar a esos sucesos, comprenderlos y así superarlos. Claro que no siempre es un logro. A veces el miedo, cuando es inconsciente, aparece. Pero no es independiente de lo que somos, si fuera así, sería muy difícil plantearnos una respuesta sobre nosotros mismos y de nuestro rendimiento emocional. Es cierto, la objetividad absoluta no existe, como tampoco existe una emoción absoluta. Somos el resultado de una mezcla compleja de cosas.

-Soy alguien muy alegre, vivo sonriendo y haciendo bromas, por lo que la gente no piensa que yo sea Asperger, es más, ni yo pensaba que lo era, pero lo soy, hace menos de un año me enteré. Al final somos seres humanos, que sienten, ríen, lloran, etc...y en este mundo de contrastes, algunos están en un buen momento de su vida, y otros están pasando uno malo.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.

En una encuesta realizada en el grupo Asperger al cual pertenecemos, se hizo la siguiente pregunta: ¿Se consideran "Personas Altamente Sensibles"? De los 34 aspies que participaron, 21 respondieron que sí, 11 que son sensibles en algunas situaciones, y 2 que no. Estos son los comentarios de algunos con respecto a este tema:


-El tema de la sensibilidad -tanto física como psíquica- me tiene intrigado, pues no sé si la sensibilidad es una virtud, o un tipo de defecto, no sé si soy sensible a algunas cosas o sólo tengo una reacción negativamente desproporcionada ante esas cosas. Lo que pienso también es que una persona sensible podría disfrutar más de los placeres de la vida por su más elevado nivel d percepción de la realidad, pero a la vez esa sensibilidad podría causarle más de un dolor de cabeza, en cuanto a las cosas malas que pasan en el mundo o en cuanto a nuestra propia condición de fragilidad ante la misma realidad. Suelo pensar que es imposible vivir conmoviéndome por todo, es decir; que todo te afecte, sería hacer de la vida un sufrimiento innecesario. Entonces hay que encontrar una manera de fortalecerse, y eso de canalizar la sensibilidad para lograr algo bueno puede ser una forma, eso me lleva al tema del nivel de inteligencia emocional. Para apreciar ciertos placeres o felicidades de la vida se debe tener sensibilidad; cuanto más sensibilidad, más parece ser el disfrute y la conmoción. Pero esa variable no sólo crece proporcionalmente hacia arriba ¿también crece hacia abajo inevitablemente? Entonces uno podría ser más sensible también al dolor. El límite entre el placer y el dolor no es tan claro a veces, hay varios ejemplos de eso, uno de ellos es la capacidad de amar o estar enamorado; se disfruta de ese amor pero a la vez duele cuando ese otro sufre o de alguna manera nos lastima, cosa que no nos importaría tanto si fuésemos fríos e insensibles ¿Será algo que tiene que ver con las escalas de valores o el medio cultural donde nacemos y crecemos? ¿Hasta dónde llega el condicionamiento socio-cultural? Sé que la filosofía ahondó en este tema pero nunca profundicé en eso, es algo que hace un tiempo empecé a considerar.

-Soy sensible al dolor colectivo, a las injusticias, pero en el dolor individual me quedo como si estuviera en el cine observando desde un ángulo ajeno, esto me ocurre hasta con mi propio dolor...mi esposo me dice témpano.

-El ser sensible es uno de los aspectos más variables dentro del TEA. Hay unos muy sensibles ante el sufrimiento a gran escala, como epidemias, enfermedades, guerras, pero que ante el sufrimiento de alguien que esté cerca no se expresa emoción o no se sabe cómo reaccionar. Ese es mi caso.


Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-La sensibilidad es necesaria. Pero pasa como con las hipersensibilidades, en exceso en un mundo donde lo más frecuente sea X nivel de sensibilidad, puede producir malestar cuando te encontrás con gente no tan sensible. Igual se puede aprender a regular nuestras propias emociones y alejarse de personas que nos hagan daño (a veces ser sensible atrae gente no tan "copada": Manipuladores). Durante mucho tiempo deseé ser insensible, hoy por hoy te respondería: NO, bajo ningún concepto. Soy hipersensible pero me comporto de manera "fría" e "insensible" para algunas personas. No me gusta exteriorizar o exagerar por cada evento trágico que ocurre en la Tierra, porque aprendí que eso no resuelve nada. Pasé por una etapa de plantearme cada muerte que producían mis pisadas a replantearme en ¿puedo ayudar? (De verdad, no para apalear ni culpa), si la respuesta es no, trato de resolverlo canalizando mi energía emocional por otro lado.

-Si, soy muy sensible y lloro de nada y se me desbordan las emociones muy fácilmente, pero a lo mejor por eso mismo siento gran pasión por la música (no toda) por mis estilos favoritos, y a veces yo estoy que reviento de emoción escuchando algo y maravillada y extasiada, y los demás a mi alrededor ni le están prestando atención y así me pasa con muchos más aspectos de la vida. Y en cuanto a que si tiene su lado negativo, claro que también lo tiene. Recuerdo que de pequeña, y hasta de mayor, me daban crisis de nervios ante un accidente de autos o cualquier cosa negativa. Un día por Internet me mostraron unas fotos de un accidente de avioneta y por días estuve perturbada pues había cadáveres. Todo eso me espanta y me causa malestar y me aterra que mis hijos tengan que ver esas cosas tan feas que lamentablemente muchas de ellas las causa el ser humano, como asesinatos, las torturas y decapitaciones que están tan de moda. No sé cómo preparar a mis hijos para todo esto y mucho más a mi princesa aspie que es tan inocente.


Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Yo también padezco de esta hipersensibilidad emocional. "Lloro hasta por las orejas" cuando la ocasión lo amerita. Para uno como hombre es más difícil, por esto del machismo. Todo me afecta, me pone muy ansioso y cada obstáculo, por pequeño que sea, me genera mucho sufrimiento. Me siento muy vulnerable ante el caos que el mundo representa para mí. Tengo que cambiarme de casa y no he podido hacerlo. Estoy muerto de miedo. En el trabajo tiemblo cuando los jefes me buscan para pedirme algo. Mi autonomía siempre se ve comprometida, haciéndome muy difícil encarar los problemas que se van presentando y esto me genera mucho sufrimiento.

-No imaginan el alivio que me da leer estos comentarios. En mi caso, el dolor emocional cercano me bloquea, como si estuviese prohibido ser empático. Esto siempre me desconcertó (y hasta, para qué negarlo, me asustó), hasta que empecé a entender el por qué siento así. No, no soy raro: Simplemente soy distinto.

-La búsqueda de una respuesta a la situación está directamente relacionada con el tipo de problema emocional que estamos viviendo, así, si es un problema de pareja, la pérdida de un ser querido, problemas laborales, económicos o simplemente la manera en que nos tratan los demás (y que nos gusta), todas y cada una de las respuestas nacen de la introspección sincera (algo necesario pero muy difícil para un Asperger) a la hora de encontrar el acomodo emocional que nos permita seguir el camino en paz, la otra solución, pero que debe ser aplicada con total sinceridad y convencimiento, es "enviar a todos a la mierda" sin que nos quede nada por dentro.

-Hay que aprender a tratar de no dejar que los pensamientos recurrentes relacionados con las emociones nos ganen, aprender a canalizar las emociones y con el tiempo seguimos siendo sensibles pero aprendemos a no dejarnos afectar (tanto), pero la hipersensibilidad emocional estará siempre. Te diría que la aproveches en su lado positivo (también sentimos con mucha más fuerza las emociones positivas) y trates de no dejarte llevar por lo que te afecten las emociones negativas. Y si te pasa, todo pasa y en algún momento volverán las emociones positivas. Controlar las emociones es algo que se aprende con el tiempo y me ayudó bastante recibir tratamiento. Me llevó años aprender a sobrellevar muchas de mis emociones.

-Las personas altamente sensibles son PAS (Persona Altamente Sensible) y suelen ser confundidos con falsos asperger, pero eso no quita para que nosotros seamos sensibles. Yo lo soy y mucho pero me falta mucha empatía.

-Yo soy muy sensible en lo que me interesa (pareja, hijos, familia más cercana, mi trabajo) pero lo de los otros si no son cercanos o no están dentro de mis intereses los paso por alto, simplemente no me doy cuenta.

Les invito a dar un click a este enlace en donde una aspie habla sobre El Síndrome de Asperger en la niñez

Las imágenes utilizadas en este escrito (exceptuando la primera) pertenecen a Rodrigo Corvalán, un gran fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:
https://www.flickr.com/photos/122730065@N05/

miércoles, 14 de diciembre de 2016

El Miedo de Tener Hijos.



Saludos. Les Escribe Daniel Martínez.

Hace un mes llegó mi hermano desde Chile, y él trajo a su hija de 11 meses (ahora ya tiene un año).
La niña es simplemente encantadora.
Yo tengo mucha afinidad con los niños, en la época en la cual fui profesor asistente de Jiu-Jitsu yo me llevaba súper bien con los niños, mi afinidad es algo especial.

Llegué a pensar en tener hijos, lo mucho que deseo eso. Entonces empecé a pensar en el rol de género de los hombres: "Proteger y Proveer" yo al momento no tengo como proveer para una nueva vida, eso está simplemente fuera de mi alcance; pero tengo planes y están sucediendo cosas que me indican que eventualmente en un par de años o un poco más, si voy a poder proveer para proteger a un hijo o hija. Después pensé en el otro problema: "Necesito una socia", así es, los bebés no aparecen espontáneamente, necesito tener a una mujer como pareja, casarme (sería lo correcto) y eventualmente conoceré a una mujer de mi gusto, ya me he topado con dos mujeres en mi vida que me han gustado mucho, pero yo no he sido capaz de gustarles a ellas, esa parte todavía tengo que mejorarla.

Bueno, si supero estos dos problemas (y eventualmente lo haré) queda un tercer problema y es la razón por la cual yo escribo este artículo, ¿Qué pasa si mi hijo o hija nace con Asperger?

Estaba leyendo este artículo en inglés
http://www.cam.ac.uk/research/news/study-confirms-a-gene-linked-to-asperger-syndrome-and-empathy

Y confirma que hay una base genética con el síndrome de asperger y la empatía. Les comparto los tres primeros párrafos

"Un estudio publicado este mes en el Journal Molecular Autism confirma una investigación previa de que la gente con Síndrome de Asperger tienen mayor probabilidad de cargar variaciones de un gen en particular. Sorprendentemente, el estudio apoya descubrimientos previos de que el mismo gen está vinculado con que tanta empatía se muestra por parte de individuos de la población en general.

La investigación fue desarrollada por un equipo de investigadores liderados por el Profesor Baron-Cohen en el Centro de Investigaciones de Autismo en la Universidad de Cambridge. El síndrome de asperger es una condición del espectro autista. Los investigadores miraron por variaciones de secuencia (llamadas polimorfismo de un sólo neucloide  o PSN) en el gen conocidoc omo GABRB3 en un total de 530 adultos - 118 personas diagnosticadas con Síndrome de Asperger y 412 personas sin diagnóstico.

El equipo encontró que ciertos PSN en GABRB3 eran significativamente más comunes en personas con el síndrome de asperger. También descubrieron que variaciones genéticas adicionales en el mismo gen estaban vinculados con puntuaciones en medidas de empatía llamados Coeficiente de Empatía (CE) en la población en general."



También leí este artículo, en español
https://www.etapainfantil.com/causas-sindrome-asperger

Me dejó pensando en que hay varias causas por las cuales los niños tienen asperger. Menciona factores Neurobiológicos, así como factores genéticos como las causas.

Me da miedo tener hijos y que estos vivan las mismas experiencias, la misma soledad que yo he vivido, Quisiera que este artículo inicie un diálogo entre los adultos con asperger. ¿Tienen hijos con asperger? ¿Tienen miedo a tener hijos?

Conversemos un momento, por favor.

jueves, 8 de diciembre de 2016

¿Angelitos?


En el artículo anterior escribía sobre el no entendimiento que se da, en algunas ocasiones, entre adultos Asperger y las madres neurotípicas de niños aspies, y precisamente una de las razones por las cuales existen desavenencias, es porque a la mayoría de los que tenemos el síndrome, no nos agrada que se refieran a nosotros llamándonos “angelitos” o que somos una “bendición” ¿Por qué? Porque como también lo he dicho en otros escritos, nosotros, ante todo, somos SERES HUMANOS, independiente de nuestra condición, y según la definición de “Ángel”, es "un ser espiritual, servidor y mensajero de Dios", algo en lo que no creen los jóvenes y adultos Asperger ateos y agnósticos que conozco, y no sólo los aspies que NO son cristianos lo piensan así; los que creemos en Dios tampoco nos consideramos “ángeles” porque no bajamos del cielo, exceptuando un reducido (muy reducido) número de adultos Asperger, que por sus comentarios en Internet parecieran creer que sí los son (vaya a saber por qué razón).
Ahora, si no interpretamos tan literal el término “ángel”, dícese de la persona que es buena e inocente. Comencemos por la palabra “buena”, según el punto de vista de la moral, existirían personas neurotípicas que también podrían tener este calificativo, dado su comportamiento bondadoso ¿Inocente? Según el punto de vista cristiano, es el que está libre de culpas y pecado ¿Pecado? Ese término también es utilizado por nosotros, los cristianos, el cual se refiere al pensamiento, palabra o acción que, en una determinada religión, se considera que va contra la voluntad de Dios o los preceptos de esa religión, por lo tanto, según esta definición, ninguna persona que NO es cristiana, tendría ningún tipo de pecado, incluyendo a las personas neurotípicos, porque al no creer en Dios, no hay pecado.


Artista: Anita Valle Ocando.

Según lo leído en comentarios en Internet por parte de familiares de niños aspies, creo entender que le llaman “angelitos” por ser confiados, ingenuos (que no es lo mismo que inocente), por entender las cosas de forma literal y no ver las segundas intenciones, características no de un “ángel”, sino del SÍNDROME DE ASPERGER. Al referirse a su hijo como si fuese una criatura celestial, está dándole una definición que no corresponde, estereotipándolo desde pequeño, olvidándose que él crecerá, y lo más probable es que haga cosas que no están enmarcadas dentro del concepto “angelito” que usted le quiere dar. Con esto no me refiero a que al ser adulto, se volverá “malo”, no, claro que no, yo no soy mala, mis amigos aspies no lo son, en cambio, son personas geniales con muy buenas intenciones, pero según la definición de “ángel”, significa que no puede hacer lo que el resto “mundano” de los seres humanos, hacemos, y eso no será así. Yo estoy inmersa en el “mundo” de los adultos Asperger, por lo tanto, sé de primera fuente que estamos lejos de ser esa imagen de “santo” que nos quieren dar, somos SERES HUMANOS ante todo, con aciertos y con errores, podemos optar por un “camino u otro”, y créame que adultos Asperger "puros" e "inocentes" no conozco, ingenuos sí, incluyéndome.
Si usted leyera los mismos testimonios que leo yo de otros adultos Asperger, sabría de lo que hablo, pero nunca logrará comunicarse con uno, para aprender de sus experiencias de vida, si comienza llamándole “angelito”, “inocente” o “puro”; y, créame, que se perderá una gran oportunidad de aprendizaje, pues lo adultos podemos aportar mucho desde nuestras vivencias. Nosotros, ante todo, somos personas, y queremos ser tratados como tal, y no como seres “celestiales caídos del cielo”.

Artista: Anita Valle Ocando.

Nosotros, como adultos Asperger, estamos en la lucha de la integración, de que no se nos discrimine y se nos aparte de los demás, y al referirse a los niños aspies como “ángeles” se está marcando una clara diferencia con el resto de los otros niños. Sé que nosotros, por nuestra condición, no pensamos ni actuamos con el resto del mundo, pero ¿acaso no sería mejor resaltar nuestras características positivas que definirnos como “ángel”? Además, al decir que somos “ángeles”, es contribuir a crear mitos en torno a nosotros, olvidando que lo que define nuestra condición son características propias del síndrome y no una definición cristiana, y que al crecer, podemos adquirir conductas que distan enormemente de ser un “enviado de Dios”.
Lo mismo ocurre si usted dice que un hijo aspie es una “bendición”, entonces ¿un hijo neurotípico es una maldición? ¿O qué es? (eso es algo que me pregunto cada vez que leo que alguien utiliza esa palabra para referirse a un niño con algún síndrome o algún chico con una discapacidad). Supongo que una madre quiere a todos sus hijos por igual, independiente de que algunos requieran más atención que otros, por lo tanto no entiendo esa diferencia de decir que el hijo con alguna "dificultad" es el de la "bendición".


Artista: Anita Valle Ocando.


No creo que contribuya mucho el marcar de esa manera  la diferencia que hay entre aspies y neurotípicos, porque sinceramente, y sin ánimo de ofender a nadie, más parecen ser palabras de “autocompasión” y “resignación” por no tener un hijo “normal”, que otra cosa. Porque realmente no entiendo que siempre se atribuya a un hijo con algún síndrome o alguna discapacidad, que es una "bendición" ¿Usted sabe que existen jóvenes y adultos con el síndrome que sienten que su vida ha sido un verdadero tormento? ¿Sabe que hay jóvenes y adultos que han sufrido bastante por no sentirse parte de algo, o por el bullying del cual han sido víctimas o por no lograr adaptarse a esta sociedad? Yo sí lo sé, porque yo he prestado atención a cada palabra surgida desde el dolor y el sufrimiento en la privacidad del grupo Asperger del cual formamos parte, y créame que hay aspies que, en algún momento de su vida, han deseado no haber nacido con esta condición, incluyéndome. Con esto no quiero decir que no existan aspies que se sientan orgullosos de su condición y que si volviesen a nacer querrían tener nuevamente el síndrome, pero esa es una PARTE de la realidad, porque existe la otra que no piensa igual, y merece igual respeto en su sentir. 
Con esto no quiero decir que tener el síndrome de Asperger sea una "maldición" o lo "peor que nos pudo suceder", que quede muy claro que no pienso eso; sería estúpido e irresponsable decir algo así. Tampoco pretendo que los padres vean el síndrome de Asperger, en su hijo, como algo negativo, sólo que tampoco es una "bendición", porque bastante difícil es vivir con este síndrome en una sociedad que es bastante cruel con aquél que es "diferente", y quizás su hijo aspie no haya sufrido ahora que es pequeño, pero usted no sabe si al crecer se enfrente con alguna situación que más que "bendición" le podrá acarrear algún tipo de dolor, y por tanto, a usted también como madre (ojalá que no sea así, pues no le deseo a ningún chico aspie que sufra como muchos hemos tenido que sufrir). De hecho, por lo mismo trato de educar desde mi blog: Para que algún día haya una real toma de conciencia y respeto hacia nuestras "diferencias".


Artista: Anita Valle Ocando.

Si usted está orgullosa de tener un hijo aspie o si considera que estos pequeños son geniales (por lo que sea), destaque lo positivo que hay en él, pero no lo enmarque dentro de un concepto que no es (y que cuando crezca, quizás tampoco quiera que se refieran con ese apelativo a él).
Para finalizar este escrito, quiero recalcar que en ningún momento mi afán ha sido el ofender o molestar a nadie, sólo manifestar mi opinión sincera, y decir que hay muchos otros adultos Asperger que no les agrada que les digan así a quienes tienen el síndrome. Ahora si usted quiere seguir utilizando esa palabra con su hijo, es su decisión, pero no se refiera así a quienes no queremos ser llamados de esa manera, por consideración a quienes tenemos esta condición, y que, por nuestras experiencias de vida como ADULTOS, lo que menos hemos hecho, es vivir como un “ángel” "puro" e "inocente" (vuelvo a recalcar, por si quedan dudas, que con esto no quiero decir que nos volvamos "malos" al crecer, sólo somos seres humanos, con aciertos y errores). 
Espero que nadie se sienta ofendido ni atacado con mi escrito, porque hoy en día uno no puede expresar su opinión con respeto sin que aparezcan personas enfurecidas y respondan de manera grosera, sin analizar lo que uno trata de explicar. Confío en su buen juicio al leer este escrito.

Las imágenes utilizadas en este escrito, pertenecen a Anita Valle Ocando, una artista excepcional con el Síndrome de Asperger y pueden encontrar más de sus obras en esta página:

jueves, 1 de diciembre de 2016

Aspergers Vrs Neurotípicos (?).






Sí, así como dice el título, tal cual lo he leído en los comentarios que han hecho algunos adultos Asperger en los grupos a los cuales pertenecen. Comentarios con los cuales estoy en total desacuerdo por menospreciar e incitar a la violencia escrita hacia quienes no tienen nuestra condición. Pienso que este mundo alcanza para todos, y no hay necesidad de promover odios ni divisiones para que sea mejor; muy por el contrario, hay que aprender a vivir en conjunto, respetando la diversidad y tratando de que este mundo no siga yendo de mal en peor, y a través del menosprecio no se va a lograr revertir la situación. Y si aún no hay una real toma de conciencia acerca del Síndrome de Asperger, pues tenemos que ser nosotros, los aspies, quienes eduquemos al respecto, buscando un medio masivo para hacerlo y no quedándose en el rencor. No es posible educar quedándose sentado tras un computador escribiendo en un grupo Asperger que "todos los NT son malos", que “no nos entienden” o criticando que “la sociedad no está preparada para integrar a una persona con el síndrome”, si no hacemos nada al respecto para cambiar esta situación ¿Cómo espera ver cambios sin ser partícipe de la lucha que hay que emprender para lograrlos? Nadie dice que será fácil ni que los cambios se verán de inmediato, pero si no hacemos nada más que lamentarnos, entonces la lucha está perdida antes de comenzar.


Artista: Anita Valle Ocando.

Una de las cosas que más me molesta de leer comentarios de parte de personas con mi condición que escriben contra los neurotípicos, es que son Asperger ADULTOS, quienes podrían utilizar sus malas experiencias con personas que le han tratado mal y no han respetado su neurodiversidad, para educar y difundir información para "combatir" aquello que no les agrada o les molesta de nuestra sociedad; pero, en cambio, prefieren vivir quejándose y hablando mal contra los demás, en comentarios en grupos aspies, como si eso fuese a cambiar el mundo, cuando realmente nadie más que los miembros de ese grupo leen sus quejas (y si es que todos las leen) ¿Le molesta alguna situación? ¿Quiere cambios en nuestra sociedad? Entonces sea proactivo y no viva quejándose sin hacer nada más que eso ¿Alguien ha ganado alguna lucha lamentándose sólo con su grupo más cercano? La historia mundial da cuenta de que cada espacio o derecho humano que se ha ganado, ha sido con esfuerzo, perseverancia y lucha PÚBLICA de personas unificadas por una misma causa, y no por individuos lamentándose entre cuatro paredes. Y luchar no quiere decir agraviar a quien a usted no le agrade, por favor no confundir luchar con dañar, pues algunas personas Asperger parecen confundir esos dos términos, rayando en las burlas y ofensas para referirse a la personas NT (algo que critican que han hecho con ellos, pero caen en lo mismo al referirse a los neurotípicos). Parece que todavía no entienden que para cambiar ciertas actitudes de los demás, no se logra haciendo lo mismo que han hecho con nosotros, sino que demostrar, con el ejemplo, que se puede cambiar aquello que nos desagrada sin necesidad de la violencia escrita, sino más bien, volcando esas ansias de escribir, en artículos que se pueden compartir en la red abarcando el máximo de lectores a los que se puede educar con respecto al SA, porque ¿supongo que lo que usted quiere es cambiar aquello que tanto le desagrada? ¿O no?


Artista: Anita Valle Ocando.

Otra situación que también me parece molesta es que aspies ADULTOS se burlan de las madres neurotípicas por cómo se refieren a sus hijos aspies, y hasta las han llamado locas por mostrarse erradas en algunas apreciaciones que tienen acerca del síndrome ¿No sería mejor enseñarle a esas mujeres, que tanto le desagradan a usted, cómo educar a un pequeño aspie? ¿No sería mejor crear un blog o vídeo blog con consejos para guiar a estas personas, y así ayudarlas a que no se sientan tan “perdidas” y no cometan los mismos errores que cometieron nuestros cercanos con nosotros? ¿De qué sirve jactarse de su inteligencia y conocimiento si no lo va a compartir? ¿Sirve de algo vivir quejándose en un grupo de personas Asperger sobre los neurotípicos que nos trataron mal, sobre las "madres locas” que no saben nada sobre el Síndrome de Asperger, sin hacer nada más que eso? Parece ser que algunos adultos Asperger sólo viven del resentimiento, y desde allí, despotrican sin consideración, y sin hacer nada por cambiar la situación en que vivimos, como si con lamentarse y ofender fuese a arreglar las cosas, o lo que es PEOR, justifican sus ofensas diciendo que son personas “sinceras” ¿Quién dijo que para decir lo que uno piensa hay que herir o burlarse de alguien? ¿Acaso usted no le puede decir a una mamá que está equivocada sin tener que llamarle loca o ridícula? ¿Le molesta alguna situación en específico? Pues HAGA ALGO AL RESPECTO para cambiarla, tal como difundir sobre el síndrome de Asperger y las consecuencias de no respetar nuestras “diferencias”. Ésa es una manera de luchar, y si bien, hay varios aspies que son adultos como yo, y ya nada va a cambiar lo que nos tocó vivir y sufrir, SÍ podemos tratar de preparar un mundo mejor para las generaciones venideras de aspies, y eso es en lo que deberíamos ocupar nuestro tiempo y no en lamentaciones que no cambiarán nada de lo que ya vivimos.

Artista: Anita Valle Ocando.

Y que quede claro que no he elaborado este escrito porque yo sea una “sierva de los neurotípicos", ni quiero “neurotipizar” a nadie, tal como han dicho algunos por ahí, para desacreditarme, y curiosamente quienes han dicho esto son personas que dicen tener Síndrome de Asperger, pero han actuado con una maldad increíble, tanto o más que los neurotípicos que ellos acusan de ser “malos”. Si realmente me conocieran, sabrían que yo soy una luchadora y no sigo "masas", ni me dejo "dominar" por nadie, mi único objetivo en este medio virtual es difundir y EDUCAR con respecto a lo que es vivir con el síndrome de Asperger, respetando nuestras características, pero NO creando divisiones, ni odios innecesarios. Las malas experiencias ya las vivimos porque nos tocó crecer en un mundo que ignoraba, y aún gran parte ignora, sobre esta condición, y nada ganamos guardando rencor ni hablando mal de las personas neurotípicas, pues no porque algunos nos hayan hecho daño, significa que “todos los neurotípicos son iguales”, y puedo decir esto con propiedad porque tengo la dicha de conocer gente NT muy buena, comprensiva e incapaz de hacer daño; y la buena noticia es que no soy la única aspie que comparte esta opinión. Algunos Asperger adultos han sabido separar las cosas, y aunque también han sufrido de bullying y maltrato de algunas personas NT, están muy conscientes que no por algunos, pueden pensar que todos son iguales, porque eso no es así. La maldad que existe en este mundo NO es “a causa de ‘todos’ los neurotípicos”, sólo de algunos nada más (y si es que son NT, porque nadie puede estar seguro de que no sean personas con rasgos psicopáticos, sociópatas o con algún otro trastorno que le hace actuar con maldad hacia otro ser humano).


Artista: Anita Valle Ocando.

En mi caso, la manera que encontré de luchar para exigir respeto hacia nuestras características como personas Asperger, fue crear un blog y desde allí, con base en mis malas experiencias, y de otras personas con la condición, tratar de educar a la gente sobre lo que significa vivir con el síndrome de Asperger y lo que sucede con nosotros cuando no se nos respeta como merecemos. Y aunque sé que falta mucho todavía, porque aún existe gente (incluyendo algunos profesionales)  que piensan que el síndrome consiste en “verse” como Asperger, yo continuo en mi lucha porque quiero que entiendan de una vez por todas que no es cuestión de "que se note" ni de “verse”, porque el asunto realmente importante es lo que sentimos, lo que pensamos, lo que vivimos a causa de nuestra condición, y eso sí se “nota” en nuestras reacciones ante determinadas situaciones. Y aunque esta ignorancia sobre este punto realmente me enfurece, no descargo este sentir ofendiendo ni burlándome de los profesionales que siguen sin saber realmente identificar a un adulto Asperger ¿Lograría algo haciendo esto? ¿Acaso no es mejor crear un sitio para informar, tal como lo he hecho yo, u otro sitio mejor que el mío? (seguramente usted es más inteligente que yo, así que logrará un sitio mucho mejor).
No crea que a veces no siento rabia cuando sigo leyendo gente que aún cree que el SA es una enfermedad, o que me dicen que “Dios me sanará” o cuando algunas personas sólo leen el título de mis escritos y opinan para criticar, sin siquiera abrir el enlace para realmente informarse de lo que yo estoy diciendo allí, incluyendo una psicóloga, que al parecer desconoce que el SA tiene comorbilidades.

Artista: Anita Valle Ocando.

Sí, me enfureció su ignorancia y me dio ganas de decirle unas cuantas cosas, pero tengo claro que no es la manera de educar, y su soberbia me dio más fuerzas aún para seguir escribiendo y luchando hasta el día en que estos profesionales ENTIENDAN que deben capacitarse más ¿Hubiese logrado algo ofendiéndola en el grupo Asperger al cual pertenezco, dónde ella ni siquiera sabrá de mi opinión? ¿Resuelvo algo burlándome de ella por ignorar algo que, yo sin ser psicóloga, sí sé? No lo creo, mi lucha es INFORMAR, EDUCAR, DIFUNDIR, y en esa lucha está la crítica CONSTRUCTIVA hacia los profesionales encargados de diagnosticar (psiquiatras, neurólogos y psicólogos), que aún no se han capacitado como debieran, y los HECHOS de aspies diagnosticados tardíamente, al igual que yo, demuestran la falta de capacitación de muchos. Y esa es mi gran lucha, aunque estos profesionales se molesten y les parezca mal que critique algo muy cierto que lamentablemente sigue ocurriendo, seguiré escribiendo e insistiendo en que deben capacitarse aún más, y para decirles eso no necesito ofenderlos ni burlarme de ellos, con que lean lo que tengo que decir, ya estoy haciendo algo porque algunos de ellos tomen conciencia de que aún les falta mucho por aprender sobre el SA.
Otra cosa que me inquieta y me gustaría saber, es ¿Qué sucedería si una de estas personas Asperger que odia a los NT, tiene un hijo neurotípico? ¿También lo odiaría o le enseñaría lo que es vivir con el SA y el respeto a nuestra diversidad? ¿Qué sería más efectivo? ¿Apartar a ese hijo o educarlo con respecto a nuestra condición? Ese es el punto de este escrito ¿Resuelve algo odiando y burlándose detrás de una pantalla a quienes aún ignoran sobre este tema?

Artista: Anita Valle Ocando.

Si queremos que las personas aprendan a respetar nuestras “diferencias”, EDUQUEMOS, busquemos cómo hacerlo, sobre todos los aspies adultos, que ya no les asienta vivir quejándose y menos haciendo el papel de víctimas, muchos hemos sido víctimas, no sólo los que se dedican a burlarse o quejarse de los NT, y no por eso actuamos con ese odio desmesurado. Ya estamos “viejos” para seguir en lo mismo; la inteligencia utilicémosla para AVANZAR y no quedarse estancados en lamentaciones que a nadie le importa y que sólo le sirven para potenciarse con otros quejumbrosos que no hacen nada por cambiar estas situaciones; por último, si no le importa hacerlo por usted mismo, que sea en pos de los futuros aspies. Hay que buscar soluciones, ACCIONES para cambiar lo que está mal. No sacamos nada con hacer grupos aparte, pues en este mundo tenemos que convivir con personas neurotípicas, lo queramos o no, en los colegios, universidades y luego en el trabajo, no podemos vivir en una “burbuja que nos ‘proteja’ de los demás”. No existe un “mundo aparte” para nosotros, y si existiera ¿acaso usted cree que nos llevaríamos bien entre personas aspies todo el tiempo? ¿Cuántos de ustedes no han tenido problemas, discusiones y enojos con personas de nuestra misma condición? Es falso decir y pretender que viviendo sólo entre aspies, o haciendo "un mundo aparte", tendríamos una mejor convivencia. Y eso lo sabemos muy bien quienes hemos tenido dificultades con otros adultos Asperger. La afinidad con la otra persona va más allá de condiciones neurológicas, es un conjunto de situaciones las que nos hace sentirnos bien entre los demás, y eso principalmente se logra con la comunicación y el respeto, y eso último también ha estado ausente a la hora de relacionarnos entre algunos aspies (no lo sabré yo y otros aspies).


Artista: Anita Valle Ocando.

¿Por qué ese afán de algunos aspies de creerse superiores y que si alguien no tiene nuestra condición no vale como persona? Al fin y al cabo, también cometemos errores y tenemos defectos, pues ante todo somos seres humanos. Nadie es perfecto.
Para finalizar una observación a una situación que pienso que más que informar, confunde aún más. Entiendo que al comienzo saber que uno tiene el síndrome de Asperger es una novedad, lo sé por experiencia propia: Los recién diagnosticados queremos compartir con otros aspies nuestros pesares, queremos comparar si otros han vivido lo que uno, y comenzamos a darnos cuenta de que compartimos las mismas características del SA, coincidimos en cosas que nos agradan y desagradan, vemos semejanzas en nuestras experiencias de vida. Hasta ahí, todo bien, pero lo que no entiendo es cuando comienzan a creer que cualquier particularidad producto de su personalidad o construcción personal es consecuencia del Asperger. Me explico: Si un aspie usa lentes, cree que usar lentes es característica del Síndrome; si un aspie es delgado, cree que ser delgado es característica del SA; si un aspie detesta comer pastel, cree que detestar el pastel es característica aspie o si alguien nunca ha tenido pareja, ningún aspie puede tenerla, porque de ser así, de inmediato dudan de su condición. Y así como esos ejemplos, hay muchos, y cada cual más ridículo. No logro comprender que algunas personas con la condición crean que por compartir las mismas características de un síndrome, debemos compartir los mismos gustos, actividades o características PERSONALES ¿Acaso no se informan lo suficiente como para saber que las características del síndrome son BIEN claras, y que cualquier otra característica tiene que ver con el ser individual de cada uno?

Artista: Anita Valle Ocando.

Al final se olvidan que independiente de tener un síndrome, somos personas, y como tal, tenemos características propias, ya sea por el temperamento, carácter o vivencias personales, que nos hacen seres singulares e irrepetibles, y por lo tanto no tienen nada que ver con ser Asperger o no. Si usted sufre de insomnio no es una característica Asperger, aunque muchos de nosotros tengamos trastorno del sueño, porque también una persona neurotípica puede tener dificultades a la hora de dormir. Las características del SA son claras y eso lo compartimos todos quienes tenemos esta condición, y lo demás pueden ser comorbilidades que no tienen por qué compartir todos los aspies, pues hasta los neurotípicos las presentan, así como las aficiones, gustos en comida, música, libros, etc. No hay dos Asperger idénticos, así como no hay dos neurotípicos iguales. POR FAVOR dediquémonos a difundir CORRECTAMENTE lo que es el síndrome de Asperger y no seamos los constructores de mitos innecesarios que lo único que logran, es CONFUNDIR, y lo más importante: Dejemos de lamentarnos y vamos directo a la ACCIÓN.

Las imágenes utilizadas en este escrito (exceptuando la primera) pertenecen a Anita Valle Ocando, una artista excepcional con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus obras en esta página: