miércoles, 2 de mayo de 2018

Cómo decirle a un Asperger que es Asperger.






Como siempre, hablaré sobre mi opinión personal, que no tiene que ser la misma de todos, ni tampoco tiene por qué ser la que a todo el mundo le venga bien. Hablo con base en mi propia experiencia, y experiencias de otros asperger que conozco.
Como ya sabéis yo fui diagnosticado con 6 años. Estuve viendo profesionales desde los 3 años, hasta que a los 6 que me diagnosticaron. Lo supe desde el primer momento, no me lo negaron, pero lo que pasó fue, que no me explicaron debidamente lo que era el asperger, me hicieron ver que era algo malo de lo que había que avergonzarme, por lo tanto en mi infancia, a pesar de saberlo, lo rechazaba. No fue hasta los 12 años que tuve un segundo diagnóstico (como asperger, claro) que empecé a investigar por mi cuenta sobre que era el síndrome de Asperger, a hablar con especialistas, y ahí si empecé a reconocerme y a aceptarlo. Os cuento esto para que veais la importancia de explicar las cosas bien, y como son. Los que ya me conoceis, o hayais leído mi experiencia de vida, ya sabéis que mi madre nunca entendió ni aceptó el asperger, por lo tanto yo nunca lo entendí ni acepté hasta que por mi mismo supe averiguar de qué se trataba, y reconocerme a mi mismo con todas las cosas que leía. Cuando se le dice a un hijo/a que es Asperger, es importantísimo estar muy bien informado al respecto, porque es posible que se hagan miles de preguntas, y hay que estar preparados para responderlas y dejar a vuestros hijos tranquilos.
En mi opinión personal, creo que es conveniente decirlo desde que se sabe. Es algo que forma parte de nosotros, y tenemos derecho a saberlo. Tenemos derecho a saberlo para poder también nosotros entendernos mejor, entender porque nos sentimos diferentes, y darnos cuenta de que simplemente tenemos esta condición, nada malo, nada grave. Simplemente somos Asperger.

Brontosaurus.


Personalmente no entiendo a veces ese “miedo” de decirlo, obviamente no soy padre, no sé lo que es tener hijos, pero vivo en primera persona el Asperger, se lo que es, se cómo somos, se cómo me siento, de lo que soy capaz, de lo que puedo hacer…Y sé que el Asperger no es algo malo, es una condición más, como nuestro color de pelo, ojos o estatura. Creo que sería peor decirle a un hijo que está muy enfermo por ejemplo. Es algo que forma parte de nuestra forma de ser, y debemos saberlo. Si se “engaña” a nuestros niños durante años, diciéndoles por ejemplo que Papá Noel, o los Reyes Magos existen, para luego acabar confesando que es mentira ¿Por qué tanto miedo en decir una verdad, que forma y formará parte de nosotros durante toda la vida? No quiero molestar a nadie, como siempre digo, es mi opinión.
Por lo tanto, recalco que es necesario bajo mi punto de vista decirlo desde que se sabe. En el caso de que no sea así, de que no se comunique al niño/a que es asperger, y llegue a la adolescencia sospechando y notándose diferente, seguramente vaya a preguntar a su madre o su padre. Ahí es el momento para sentarse tranquilamente, relajados, sin tensión, sin que vuestro hijo piense que le vais a contar una desgracia, y le podéis preguntar “¿Qué es lo que sientes, o cómo te sientes respecto a los demás?” Quizá explique cómo se siente, lo que ve diferente en si mismo en comparación a los demás, y ahí sería el momento en el que habría que explicar, que es debido al Asperger. Que el síndrome de Asperger no es nada malo, es simplemente un conjunto de características; una condición que nos hace estar un poco más limitados (no discapacitados) ante ciertas situaciones, como en el ámbito social y la comunicación por ejemplo. A muchas personas les da miedo oír una etiqueta, y más oírla en si mismo “Sindrome de Asperger”, me imagino que aquellos que reciben el diagnóstico sin haber sospechado previamente de él, se sentirán muy asustados. Pero nada que ver…Quizá algunos tengan o tengamos más dificultades en distintos aspectos, pero podemos trabajar, podemos estudiar, podemos crear una familia, casarnos, tener hijos, ser emprendedores, autónomos, independientes, tener una vida completamente normal como cualquier otro ser humano, y creo que es importante recalcar este punto. Muchas personas desgraciadamente y por ignorancia ven el síndrome como algo discapacitante, pero nada más lejos de la realidad. Sí que quizá necesitemos más apoyo que cualquier niño neurotípico para salir adelante, APOYO, no sobreprotección.

Concavenator.


Para aquellas madres que no le habéis dicho a vuestros hijos que son asperger, se lo plantearía como os relaté más arriba, de la forma más simple y sencilla que hay, porque no le vais a comunicar ninguna desgracia, simplemente le vais a contar algo que forma parte de él. No puedo deciros más. No soy padre y quizá podais decir que para mi es fácil decirlo, pero soy Asperger y si no supiera de mi diagnóstico, es así como me gustaría que me lo dijeran, con naturalidad y que me transmitieran tranquilidad.
Cada persona es un mundo, habrá Asperger que se lo tomen bien, y otros a los que les costará aceptarlo un poco más, pero es algo que acabamos aceptando. Por eso para mí es importante que cuanto antes se sepa, es mejor; si se sabe de niño muchísimo mejor, porque de adultos siempre es más difícil aceptar las cosas. Los niños no le dan tanta importancia a las cosas, los adultos sí. Siempre es más fácil para aquellos asperger que ya sospechaban o sabían de serlo antes de recibir el diagnóstico, que para aquellos que lo reciben de forma inesperada. Pero es algo que acabamos aceptando, porque formará parte de nosotros para siempre. El último consejo que puedo dar respecto a esto, a si se da el caso de que un Asperger no acepte su diagnóstico, es que se le trate el tema con la mayor naturalidad, que lea, que se informe, que conozca otros Asperger, que se de cuenta de que es una persona completamente normal, solo que con otro punto de vista, y algunas pequeñas limitaciones, pero que querer es poder, y que si se quiere y se esfuerza, podrá llegar tan alto o más alto que cualquier persona.
Y hasta aquí. Gracias por haberme leído ¡Saludos a todos/as!

Este es el enlace de mi grupo en Facebook sobre el Síndrome de Asperger:

Escrito por Héctor Hache.