viernes, 15 de diciembre de 2017

¿Debe un adulto Asperger buscar su Diagnóstico?







El Síndrome de Asperger, no siempre se diagnostica en la infancia. Hay muchas personas que fueron diagnosticadas de adultas, o incluso que aún están sin diagnosticar. Hay muchos casos de padres o madres, que sospechan de ser Asperger cuando recién diagnosticaron a su hijo o hija. Se dan cuenta de que ciertos rasgos que sus hijos presentan, también los presentan ellos.
¿Por qué hay tantos Asperger habiendo sido diagnosticados de adultos, o incluso muchos sin diagnosticar? Bien, el Síndrome de Asperger empezó a hacerse conocido en la década de los noventa, es decir, hace relativamente poco. Como comprendereis, en aquella época no había profesionales que destacaran en este ámbito o tema. No fue hasta años más tarde, que nuestra condición comenzó a ser más y más conocida, por lo tanto empezó a haber especialistas que se especializaban sobre el TEA. Al no conocerse nuestra condición, se prejuzgaba a las personas Asperger como cosa que no eran, así que en la adultez se hace más difícil de detectar, porque se han aprendido comportamientos y a “camuflar” los posibles rasgos que haya.  Por eso hay tantas personas con veinte, treinta, cuarenta, cincuenta y más edad, aún sin diagnosticar, o habiendo sido diagnosticados recientemente. Esas personas aún sin diagnosticar, pueden estar siendo tachadas de raros, antipáticos, caprichosos…etc, cuando la realidad es otra, y hay explicación fehaciente de por qué es diferente.
¿Recomiendo yo buscar diagnóstico siendo adulto? En esto no puedo decir ni un SI ni un NO directo. Si por ejemplo hay un adulto que siempre se sintió diferente al resto, nunca se entendió…etc, y empieza a sospechar de que pueda ser Asperger por el diagnóstico de un hijo/a, por haber leído…etc, y saber el diagnóstico supondría un alivio, entonces mi respuesta sería SI. Tenemos que buscar todo aquello que nos alivie, no que nos vaya a hacer mal. Como dije en otro escrito, hay personas que asumen su diagnóstico perfectamente, y otros que no. Por eso solo lo recomiendo en el caso de que sea una persona como dije antes, que nunca se entendió o se sintió diferente al resto. Poder entenderse, aceptarse y dejar de culparse finalmente acaba siendo sanador y reconfortante. Da igual si se tiene ya la “vida hecha” con marido, hijos o incluso nietos…Si la inquietud está ahí, creo que no está de más resolverla. 

Aragosaurus Ischiaticus.


También veo recomendable, que esos padres que sospechan de ser Asperger cuando han diagnosticado a sus hijos busquen diagnóstico ¿Por qué? Porque en mi opinión quien mejor va a entender a un Asperger es otro Asperger. Con esto no digo que los neurotípicos no puedan entendernos si se lo proponen, sí que pueden. Pero un Asperger que vive esta condición en primera persona es quien mejor entiende lo que piensa, siente o vive otro Asperger. Entonces si por ejemplo una madre sospecha de su Asperger al haber sido diagnosticado su hijo, y finalmente recibe el diagnóstico, va a poder entenderse finalmente y entender a su hijo. Además de que parece bonito que una madre o padre y su hijo/a, empiecen un nuevo camino juntos/as hacia el entendimiento y comprensión.
¿Cómo buscar un buen diagnóstico? Bien, siempre hay que recurrir a un profesional (psicólogos o psiquiatras) especializado en TEA, o a un neurólogo subespecializado en neurociencia clínica, es decir, trastornos de la cognición, la conducta y las emociones, o también un neuropsiquiatra.
No está mal recurrir a psicólogos o psiquiatras, siempre y cuando sepan o estén especializados en TEA.
Cuando se va a diagnosticar a un niño, el especialista normalmente deberá hacer a los padres preguntas específicas sobre la conducta de su hijo, pedirá que se rellene un cuestionario sobre las acciones y conductas del niño, y hablará directamente con el niño para evaluar su desarrollo (si aprende, habla, se mueve y se comporta acorde a su edad). También se harán preguntas familiares para saber si hay algún familiar con TEA.
En el caso de los adultos, no es tan diferente. A veces piden que acudan padres o hermanos que puedan relatar cómo era este adulto en su infancia. Se hacen test, se hacen preguntas sobre antecedentes familiares, y se conversa y observa al paciente para comprobar si hay intereses restringidos, estereotipas, lenguaje no verbal...Etc.
Así que para ir terminando, si hay algún adulto que sospeche de ser Asperger y me esté leyendo, quiero decirte algo: Busca aquello que te haga feliz, que te vaya a traer paz contigo mismo. Si crees que el diagnóstico te servirá para comprenderte, para dejar de culpabilizarte por haber sido siempre diferente, si crees que te traerá alivio, si piensas que será reconfortante y que por fin tendrás explicaciones a todas aquellas preguntas que siempre te planteaste, si quieres sentir que hay más personas como tú, que no estás solo y que te entendemos…Entonces SÍ, ve a por tu diagnóstico y comienza un nuevo camino en el que puedas perdonarte por aquellas veces que te autoboicoteaste por no ser como la sociedad quería que fueras. Perdónate, acéptate y quiérete porque no tienes la culpa de absolutamente nada.
Y hasta aquí. Muchas gracias una vez más por haberme leído. Un saludo a todos y todas.

Escrito por Héctor Hache.

Os invito a ver el breve vídeo de mi novia aspie en donde habla sobre el diagnóstico en la edad adulta:

Este es el enlace de mi grupo en Facebook sobre el Síndrome de Asperger: