martes, 8 de mayo de 2018

Como conseguir y conservar un trabajo siendo Asperger





Comenzaré diciendo, que cada asperger tiene unas u otras dificultades. Hay asperger más ansiosos o introvertidos que otros, por lo que encontrar trabajo le será algo más difícil, pero no imposible. La simple tarea de buscar trabajo, enviar currículum, mirar ofertas, etc…es tediosa por lo que hay que armarse de paciencia y positivismo. En mi opinión, lo peor de buscar trabajo, es enfrentarse a la primera entrevista, que para mí fue horrible.
Yo hice varios cursos, y estuve en un curso de cocina, y cuándo me sentí preparado comencé a buscar trabajo de cocinero, para ganarme mi propio dinero, salir al mundo y sentirme útil. Me decanté por el trabajo de cocinero, porque tiene bastantes salidas, por lo que encontré muchas ofertas y enseguida comenzaron a llamarme. Me llamaron para la primera entrevista, recuerdo que ese día que me llamaron era un Viernes, y la entrevista tendría lugar el siguiente Martes. Me pasé todo el fin de semana histérico, nervioso, sin saber como afrontar la situación. Me comporté como un orgulloso, y no pedí consejo a nadie. Y así llegó el Martes, me presenté a la entrevista, mis nervios me pasaron una mala jugada y la entrevista salió nefasta. 

Mammuthus 


No me deprimí ni me frustré, ya que casi nadie encuentra trabajo a la primera. Me sirvió para analizar cuáles habían sido mis errores, y poder mejorarlos cara a otras entrevistas. La segunda y la tercera entrevista no fueron tan nefastas, pero no me aceptaron. Ahí si comencé a agobiarme y a pensar que nunca conseguiría trabajo, por lo cúal, con la experiencia de las tres entrevistas anteriores, conociendo ya de ante mano cuales eran las preguntas más frecuentes que se hacen, y pidiendo consejo, me preparé una estrategia  ¿Cuál era esa estrategia? Os cuento:
Lo primero que hice, fue escribir las preguntas y las respuestas en una hoja de papel, me lo aprendí de memoria, y lo ensayé una y otra y otra vez, con la ayuda de un amigo el cual hacía de entrevistador. Cada vez mis respuestas salían más fluidas y directas, pero claro…En el momento de la entrevista, no iba a ser mi amigo quien me preguntara, si no un completo desconocido que decidiría si darme el trabajo o no. Y así llegó el día de la entrevista, con todo el diálogo aprendido en mi cabeza, pensando en intentar no balancearme o aletear mis dedos en ningún momento, y preparado para mantener el contacto visual necesario. Me senté ante aquel hombre (que casualmente fue el más agradable y cercano de los cuatro) y comenzó a entrevistarme. Me imaginé que ese hombre era mi amigo, y conseguí comportarme con absoluta naturalidad. En ningún momento le comenté que yo soy asperger, ya que creo que ese dato, no era relevante para desempeñar ese puesto. La entrevista terminó, y estrechándome la mano me dijo el típico “Ya te llamaré”. Me marché de allí sin ninguna esperanza, pero milagrosamente me llamó al cabo de unos días y me contrató. Os cuento mi experiencia, por si os sirve de ejemplo, ya que a mi crearme esa estrategia, me sirvió muchísimo para desenvolverme mejor. También por supuesto, la sinceridad es fundamental, por que como dice el refrán : “Las mentiras tienen las patas muy cortas”


Megalania

Ahora, ¿Qué hacer para conservar un trabajo? No siempre eso depende de nosotros mismos, pero si que nosotros debemos de hacer el esfuerzo de adaptarnos al entorno y a la situación lo mejor posible. En mi caso, pasaba las horas metido en una cocina, con la única compañía de la mujer que me ayudaba. No era un trabajo cara al público, por lo que me era más fácil en ese aspecto. Lo único que se me dificultaba, era la exigencia de mi jefe de ser más rápido. Al principio no podía, pero poco a poco logré desenvolverme mejor, y con muchísima paciencia y autocontrol de no responderle de malas formas. Y es que el autocontrol, y el control de la ansiedad, es importantísimo en un trabajo, ya que de tu comportamiento depende de que logres conservarlo o no. Tener empleos que requieran  estar cara al público, o lidiar con las personas, siempre será más complicado, pero como siempre digo, NO imposible. Habrá asperger más abiertos que otros, por supuesto. Pero para los más retraídos, mi consejo es, que hagan el esfuerzo de entablar conversaciones con sus compañeros de trabajo, siempre y cuando sean de trabajo por supuesto, si esa persona no quiere entablar ningún tipo de conversación personal con nadie, está en todo su derecho y nadie puede obligarle a ello, ya que vamos a TRABAJAR, no a hacer amigos, que si surgen eso ya es otra cosa. Los asperger nos tomamos muy en serio nuestro trabajo, intentamos desempeñarlo lo mejor posible, y eso es lo importante, centrarnos en nuestro trabajo e intentar llevar la situación lo mejor posible, dialogar e intentar crear buen ambiente laboral con los compañeros, sin que eso implique intimar. Y si alguien nos critica, o intenta hacer que quedemos mal, simplemente hay que ignorar. La mejor respuesta hacia ese tipo de ataques, es hacer nuestro trabajo lo mejor posible, para que sus criticas no tengan credibilidad y no se vea afectada nuestra autoestima.
Eso es todo. Muchas gracias.

Escrito por Héctor Hache.

Os invito a ver el breve vídeo de mi novia aspie en donde habla sobre el Síndrome de Asperger y el trabajo:




Este es el grupo en el que administro sobre el síndrome de Asperger: Viviendo con síndrome de Asperger