viernes, 15 de junio de 2018

El alcohol y las drogas siendo TEA





Hoy trataré este tema porque es sabido que las personas Asperger, tenemos dificultades para las habilidades sociales, nos cuesta relacionarnos, "encajar" en la sociedad y en grupos amplios de gente. Algunas personas Asperger (también neurotípicas) en eventos sociales han tenido que recurrir al alcohol u otras sustancias para poder desinhibirse, y es verdad que el alcohol logra esas cosas. Yo mismo pude comprobarlo de adolescente, sin llegar a nada extremo, pero si que consumí alcohol en bastantes cantidades, para poder relacionarme mejor, para que las palabras de los demás no me afectaran, y como se suele decir, para “ahogar las penas”. Muchas personas, tienen dificultades para relacionarse de forma espontánea o natural, así que recurren a este tipo de consumos para lograr esos objetivos. 

Alectrosaurus


Bajo los efectos del alcohol o las drogas, se llegan a hacer cosas muy raras, y se pierde todo el sentido del ridículo. Y esto creo que lo puede afirmar cualquier persona, que vas por ejemplo a un evento social, boda, cumpleaños…Y al principio es como que te da vergüenza salir a bailar, pero en cuanto te has tomado dos o tres copas, eres el rey de la pista, y no te da vergüenza bailar, saltar o hacer lo que sea. Muchas personas que consumen, dicen que el consumir, te da una sensación de poder inmensa, nada importa…Nada da vergüenza, las palabras no afectan, creen que todos los aprecian, pero en realidad luego no es así, ya que se están comportando de una manera que en realidad no son. También el alcohol y las drogas a veces, y depende de la persona, puede causar el efecto contrario y causar agresividad. Malinterpretar comentarios, enfadarse por cosas pequeñas, y perder los nervios más facilmente, por eso cuando los efectos pasan vienen los estados depresivos, sentimiento de vacio y de culpabilidad.
La adicción al alcohol o las drogas, es algo que yo creo que permanecerá por siempre. Una persona se puede desenganchar, sí. Pero siempre habrá que tener mucha fuerza de voluntad para no recaer. Podrán dejar de tomar compulsivamente, e incluso reducir el consumo por completo, pero puede haber peligro de recaer, si uno mismo no tiene esfuerzo, de no volver a probarlo.

Amargasaurus


Siempre se comienza por “probar”, y de verdad recomiendo que nunca se pruebe, es una gran tontería. Yo probé el alcohol con 14 años, y aun que no llegué a engancharme hasta el extremo, si que consumía de forma bastante asidua para poder olvidar todo lo que me ocurría. Probé el tabaco a los 14 años también, y al tabaco si me enganché, De adolescente fumaba muchísimo…Fui reduciendo el consumo, hasta que conseguí quitarme el vicio por completo, pero ante unos problemas recorde como el tabaco calmaba mi ansiedad años atrás, lo probé de nuevo y recaí. Y bueno, a la marihuana o hachís, que es la única droga que probé, no me enganché. Lo probé y me hizo sentir taaaaan mal, que no quise ni siquiera olerlo nunca más. Pero…¿Y si me hubiese sentado bien? Si me hubiese sentado bien, hubiese acabado consumiendo más y más, y probando otras cosas, porque así se empieza. Y en verdad, es una tontería engancharse a cosas que dañan tu salud, y tu vida. Animo a las personas a que si alguien les ofrece, tengan fuerza y digan siempre un “NO” por respuesta. Ya que no se sabe las consecuencias que eso puede traer después…

Styracosaurus


Y a todo aquel que ya se enganchó, le recomiendo que busque ayuda y se deje ayudar. Imagino que no es fácil, y que reconocer que se tiene un problema o una adicción. Pero hay que hacerlo, porque si no se pide ayuda, todo podrá traer horribles consecuencias y acabar muy mal. 
Y por último, y desde aquí, os digo a todas las personas con síndrome de Asperger, TEA, o cualquier persona que tenga dificultades para relacionarse sea por el motivo que sea, y a todo ser humano en general, que NUNCA recurran al alcohol, ni a las drogas, ni a otras sustancias. Y si ya lograron desengancharse, no volver a recaer por muy tentador que sea. Hay otros métodos para poder relacionarse, o al menos intentarlo, como por ejemplo ir a alguna terapia de grupo, apuntarse a algún curso de pintura, o cualquier cosa que os guste. Y si nunca conseguís relacionaros como realmente queréis, nunca tenéis que aparentar algo que no sois, y menos recurriendo a sustancias. Las personas deben de aceptarnos tal y como somos, quien se quiera quedar a nuestro lado, sabremos que merecía la pena, y si no, pues que se vayan…¿Para que queremos falsos amigos? ¿Para que queremos personas que nos aprecian por algo que no somos? ¿Para que queremos personas que no nos aceptan tal y como somos? Debemos de rodearnos con personas que nos acepten y nos ayuden cada día a ser mejores personas.
Gracias por leerme

Escrito por Héctor Hache.

Os invito a uniros a mi grupo de facebook sobre el síndrome de Asperger: Viviendo con síndrome de Asperger

1 comentario:

  1. Hola Héctor, me pareció muy acertado el artículo que escribiste. Yo soy un Asperger de 36 años y lastimosamente caí en el vicio de la marihuana, salía y volvía a recaer, ya que para mi el efecto de la marihuana hacía que de pronto sesaran los pensamientos que me invaden, mis frustraciones, mis incontables miedos (tontos miedos para unos), miedos que se vuelven gigantes que me aplastan, y fumar hacía que todo se calmara y podía planificar mejor las cosas; pero lo malo es que la planificación solo se limita al tiempo del efecto, después todo vuelve a ser lo mismo y a veces con mas intensidad. Llevo casi 10 años metido en esto, pero se que es malo (aunque muchos aleguen lo contrario), por experiencia propia...es malo. He perdido la capacidad de la memoria a corto plazo, de pronto estoy en un estado de letargo, desanimado pues ahora he vuelto a decicidr a luchar contra esta adicción, apenas llevo un mes pero los altibajos fueron de 3 meses fumando, volver a luchar por dos meses y no soportarlo y volver a caer. Pero esta vez estoy decidido a estar firme, pero el miedo sigue ahí, la locura, las ganas de llorar, de quedarme encerrado en un cuarto y no volver a salir nunca mas, no tener que enfrentarme a un mundo cada vez mas incongruente y mas difícil de entender. Pensé que era el único asperger adicto, pero entiendo con tu artículo que pueden haber muchos en mi caso, unos se acostumbran a la droga (tal vez) y la toman como terapia, pero yo no puedo, no se me sale de la cabeza que eso está mal y me ha dañado mucho.
    Saludos.
    Joel Zurita
    La Paz - Bolivia.

    ResponderEliminar