domingo, 22 de julio de 2018

La Literalidad en el Síndrome de Asperger






La literalidad…¿Se da siempre? Bueno, yo creo que sí, que es algo que nos caracteriza, y nos caracterizará siempre, pero que es algo que se da más en la niñez, y no en todos los asperger se da de la misma manera. Algunos Asperger son mas literales que otros  Los asperger, cuando somos niños sobre todo, no entendemos las bromas, sarcasmos, ironías, dobles sentidos…etc. Para nosotros, es complicado comprender, el por qué las personas no dicen lo que quieren decir de forma clara y contundente. Yo creo que evitando sarcasmos, dobles sentidos…etc, lograríamos mejor comunicación, habría más entendimiento, y muchos menos malentendidos.
Con los chistes…¿Qué pasa con los chistes? Que como sean demasiado rebuscados, no los vamos a comprender, al igual que con las bromas, que por cierto no todo lo que se dice se hace de broma, si no que se utiliza la excusa de la broma…¿A que me refiero? A que muchas personas te dicen lo que piensan de ti, por ejemplo: “Estás engordando, eh?”, y después añaden: “Es broma” ¿Por qué las personas hacen eso? Personalmente es algo que no logro comprender, no le veo la broma a esa situación, solo lo veo como una manera de decir lo que piensas, y añadiendo el “es broma” suavizas el ataque por decirlo de alguna manera…
Con esta situación, a veces quedamos como amargados o antipáticos, cuando alguien cuenta un chiste o dice una broma, y todos se ríen, pero el asperger no…El asperger se queda mirando y pensando “No entendí nada”, en mi caso, me acababa riendo de ver a todos reír, pero casi nunca porque hubiera entendido la gracia.

Yutyrannus


Con las ironías, para lo mismo…Es algo a lo que no le encuentro ningún sentido, ¿Por qué se dice lo contrario a lo que se piensa? Como cuando alguien dice en un día muy caluroso “Que frío hace, ¿eh?” Yo de pequeño, me quedaba mirando a esa persona y le decía: “Pues no, hace mucho calor”, y sieeeempre se me quedaban mirando con cara de decir “Este niño es un estúpido, sabelotodo e impertinente” jajajaja.
O por poner otro ejemplo, cuándo estas comiendo con alguien y dices: “¿Me puedes pasar la sal, por favor?”, y la persona te dice: “No”. Pues bueno, yo me levanto y voy a coger por mi mismo la sal, hasta que te dicen :”Es una broma”. De verdad, yo no le veo la broma, me cuesta mucho comprender ese tipo de bromas o ironías, por más y más que logro encontrar una explicación, de que se pretende con eso, no logro encontrarla.

Scansoriopteryx


Os contaré tres anécdotas algo divertidas, relacionadas con mi literalidad cuando era pequeño.
La primera y es típica: Manché el sofá de cocholate cuando era niño, y mi madre me gritó: “Mira lo que hiciste, ¡Te voy a matar!”…Yo salí corriendo, y me encerré en el baño con el cerrojo puesto. Por más que mi madre me intentó hacerme entender que era una broma, una forma de hablar, y que no me iba a matar, no logró convencerme. Fue mi padre quien me sacó cuando llegó dos horas después de trabajar
La segunda:  Preparando un aperitivo una vez, mi madre me pidió que pusiera la mitad de las aceitunas de un bote en un plato. Corté las aceitunas por la mitad, y las coloqué en un plato. Nunca olvidaré como se reía mi padre ese dia.
La tercera, y más vergonzosa de todas: Mi madre y mi tía, siempre hablaban de una señora que estaba muy gorda, y que estaba tan gorda que no entraba por las puertas. Esa señora, un día enfermó, y la ingresaron en el hospital. Mi madre quiso ir a verla, y como no tenía con quien dejarnos, nos llevó con ellas. Al yo ver a la señora tumbada en la cama, me quedé pensando, y le dije: “Mi madre y mi tía dicen que estas tan gorda que no entras por las puertas, ¿Cómo te han traido hasta aquí? ¿Te han sacado por la ventana?” Imaginaros el regaño que me cayó luego en casa…

Suzhousaurus megatherioides


¿Cómo llevo la literalidad en la actualidad? Bastante bien. Los adultos asperger llegamos a aprender muchísimo, y a veces a penas se nos nota que somos tan literales. Algunos chistes, nunca lograré comprenderlos. Las ironías o sarcasmos, los capto bastante bien. Las metáforas, si son muy rebuscadas no las logro comprender, si son sencillas si. Y no solo aprendemos a comprender todo eso, si no a hacerlo y a practicarlo. Tengo mucho sentido del humor, y hago bromas. También se hacer metáforas sencillas. Lo que menos utilizo, son las ironías, porque como ya dije antes no les encuentro mucho sentido.

Muchas gracias.

Escrito por Héctor Hache.

Os invito a uniros a mi grupo de facebook sobre el síndrome de Asperger: