martes, 15 de agosto de 2017

¿Cómo dejar de procrastinar? Consejos de aspies para aspies.







En el artículo anterior hablamos sobre lo que es la procrastinación y expusimos nuestras experiencias personales al respecto. En este escrito algunos jóvenes y adultos Asperger tratan de dar algunas soluciones a la pregunta planteada por nuestro compañero aspie (no he puesto sus nombres para resguardar su privacidad):

¿Cómo dejar de Procrastinar?


-Muchas veces se postergan las cosas por el tamaño del trabajo que hay que realizar, y puede tener un aspecto intimidante como para hacerlo todo de una vez. Algo que ayuda bastante es proponerte a alcanzar objetivos pequeños por día en un periodo de unos minutos preestablecido por ti. Esto incluso ayuda a organizar tu tiempo bastante bien. Ejemplo: Necesitas estudiar para un examen que sabes que es para la próxima semana. A partir hoy te propones a leer de manera profunda 10-15 minutos al día. Dirás que es poco, pero haciéndolo de manera disciplinada habrás estudiado un poco todos los días, incluyendo sábado y domingo. Los expertos en esta área recomiendan que para hacer algo, tienes que tomarte, mínimo, 2 minutos de tu tiempo para empezar; si no lo terminas no importa, siempre y cuando lo hayas iniciado. Para lecturas, mínimo 10 minutos por día (obviamente puedes tomarte más tiempo, pero lo importante es comenzar!). También es importante tener una agenda o un calendario donde vas a anotar el momento para hacerlo y hacer seguimiento a lo que quieres realizar. A mí me ha resultado hacer esto, al punto que a veces no suelto la agenda! Toma en cuenta que el proceso es más importante que la meta en sí! Si no haces nada, al final, no pasa nada.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Ponerse metas pequeñas, cumplirlas en un tiempo preestablecido y así pasar a las metas más grandes; organización de corto, mediano y largo plazo, y lo más difícil, mucha fuerza de voluntad aunque la procrastinación empuje para detenernos.

-Me entrené en procesos. Esto es que debo terminar uno para comenzar otro, así me obligo a terminar lo que empiezo.

-Aléjate de las redes sociales, apaga celular, quítale la pila si es necesario.

-Ponerse responsabilidades. Que la presión de tener que cumplir con algo te obligue a organizarte. Más que eso no puedo sugerir. Porque si llevamos vidas estériles sin compromisos siempre haremos las cosas cuando se nos den las ganas. Un hábito muy común del procrastinador es tirarse en la cama y dejar que la mente divague. En cuanto uno se "da cuenta" de lo que está haciendo, hay que volver a la “realidad” y proponerse a ejecutar una pequeña actividad, aunque sea tonta, pero que evite divagar. Hacer eso muchas veces hasta que se haga un hábito.

-Usar agendas, (sea la agenda de google, del celular, programas o de papel aunque la última no suele hacer recordatorios). Planificar estrategias a cumplir a corto plazo. Controlar tiempo de uso de PC, TV, etc cronometrando tiempo. Para esto existen ciertos programas. Tipo agenda tenés Osmo (para GNU-Unix) y como gestor de tiempo tenés a Hamster (También para GNU-Unix). Para Android tenés a Astrid Y aún más importante: Ponerse plazos intermedios y límites a cumplirlas sí o sí. También hay que ser realista con poner primero las cosas más sencillas de cumplir y luego las más complejas a medida que vayas logrando las más sencillas

-Quizá también analizar el por qué se evita hacer la tarea; si es porque uno se considera inhábil o siente que no le corresponde y "debería" ocuparse otro de su tarea. Eso puede marcar una diferencia.

Fotografía: Camilo Cuevas.


Aquí le dejo algunos consejos de otras personas que quizás le puedan ayudar a dejar de procrastinar:

1.  Aceptar que hay tareas que se pueden elegir y otras que no hay opción y hay que hacerlas a como dé lugar, para ello hay que clasificar las consecuencias de hacer y/o no hacer algo. En función de esto establecer un orden de prioridades e irlas cumpliendo según los tiempos que se le asigna a cada tarea.

2.   Organizar el día con un cronograma de las cosas que se debe hacer y ubicarlo en un lugar visible.

3.   Hacer una lista de actividades e ir tachando a medida que va cumpliendo cada una de ellas.

4.    Dividir una tarea compleja en varias más sencillas.

5.    Priorizar y generar estrategias de trabajo.

6.    Buscar un ambiente apto para realizar la tarea, sin tanta distracción.

7.   Desconectarse de las redes sociales y de todo lo que pueda ser un foco de distracción.

8.  No perder el tiempo pensando en lo complicada o aburrida que es la tarea, sino que hacerla.

9.    Poner una fecha límite para terminar el trabajo y cumplir.

10. Primero trabajar y luego buscar la satisfacción, y no al revés.

Fotografía: Camilo Cuevas.

 Sobre el descanso mental:

-A mí cuando me toca un día difícil, trato de minimizar las exigencias. Evidentemente uno no puede enfrentar las cosas de una manera óptima con un ánimo caído. Trata de "desacelerarte" y hacé las cosas con calma y tranquilidad, lo justo y necesario, para que no te salgan las cosas mal y evita tensionarte. Cuando llegue la noche, te descansas bien y al otro día amanecerás mejor. Dormir bien es fundamental. Y si podes dormir de noche es mucho mejor aún. El cerebro produce químicos al dormir que regulan la emocionalidad durante el día. Pero eso se produce mejor en el dormir nocturno. Por eso para muchos de nosotros que tenemos problemas emocionales es más que importante tener pautas de orden: Dormir, comer, bañarse, cumpliendo horarios.

-Los negocios necesitan gente visionaria, no gente que pierde o desgasta sus energías pensando en problemas inexistentes. Necesitas, cuando ocurra un problema, poder reaccionar rápido, encontrar la solución con los recursos que tengas en el momento. Es imposible preverlos, te lo aseguro. Podrán ser parecidos pero nunca iguales, y la solución dependerá de esa pequeña diferencia. Lo mejor es estar en óptimas condiciones de atención y rapidez de respuesta y para eso lo más importante es: DORMIR BIEN! Ser visionario es ponerte metas, proyectos, o ver más allá de lo establecido, de lo creado, pero para realizarlo tienes que ser concreto y realista, deja a un lado las divagaciones.

Escrito recopilado, editado y publicado por Aillen Aukan Awka.

Las imágenes utilizadas en este escrito pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:

Esta es la biografía del autor de las fotografías utilizadas en este escrito, un joven con el síndrome de Asperger: