viernes, 22 de febrero de 2019

Espectro Autista: Sufrir por Desamor.








Creo que no hace falta mayor introducción a este tema, sólo decir que es absolutamente falso creer que ningún aspie puede expresar sus emociones. Habrá quienes sí lo hagan y quienes no, lo cual no quiere decir que no las sientan. He leído testimonios de adultos dentro del espectro autista que se jactan de nunca haberse enamorado y mucho menos haber sufrido por amor, pues lo consideran, prácticamente, una estupidez; otros se consideran erróneamente "más Asperger" por no ser sensibles (incluso me ha tocado leer a personas que creen tener el Síndrome sólo por ser personas muy “frías”, asumiendo esto como una característica del Síndrome de Asperger, y sin corroborarlo con un profesional). Por favor dejémonos de estar alimentando mitos como si los aspies fuésemos robots sin sentimientos, y que por el sólo hecho de manifestarlos no podemos tener el Síndrome (?)
A continuación las experiencias personales de algunos jóvenes y adultos Asperger al contestar la pregunta de un compañero aspie (no he puesto sus nombres para resguardar su privacidad):


¿Alguna vez alguien del sexo opuesto te ha hecho llorar? Si te ha pasado ¿lo has superado ya?


-Ups!!! Muchas veces ¡Y superado ya! Lo hice desahogándome conmigo misma si ya agoté el diálogo con el otro, o si veo que en verdad no nos comprendemos. Poniendo en claro con la otra persona lo que me lastimó, lo comprenda él o no, dejo claro qué me gusta, qué no me gusta y qué no tolero. Buscando espacios para compensarme, haciendo esas cosas que me gustan en las cuales no ocupo de la participación de nadie, por ejemplo escuchar cierta música, leer, escribir, ordenar cosas. Aunque al principio espero comprensión al exponer mi sentir, si no la obtengo, dejo de esperar que al escucharme actúe como yo lo necesito, y opto por marcar distancia. Marcar distancia temporalmente sirve mucho y mientras centrarme en lo que me gusta, pero si pasado un tiempo considerable, no mejora nada, me alejó definitivamente, pues valoro mucho mi bienestar, mi tranquilidad, mi equilibrio, armonía...Para qué insistir con alguien que no me la da cuando yo la obtengo sola amándome, respetándome, comprendiéndome, siéndome fiel.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Sí, en la facultad estaba muy enamorado de una chica y le dije lo que sentía y me rechazó, me fui llorando, me subí al transporte y me fui llorando todo el camino. Después me contaron que ella dijo que yo era raro y me sentí muy mal de nuevo y me salí de la facultad por un año. El 23 de marzo del 2014 la pasé mal por otra chica, le dije lo que sentía y salió huyendo, ella es aspie, me sentí mal porque me mintió para alejarse de mí, fue un periodo donde me la pasé muy mal, lloré mucho Me bloqueó de todo, le mandaba mails y ella no me respondía, casi todo ese año me puse mal; supe de ella un año después, me volvió a hablar. La quería mucho en verdad, éramos muy buenos amigos y mi error fue decirle lo que sentía. Si creo que estas cosas son difíciles de superar, pero con el tiempo te dolerá menos.

-Hace 3 años, una de las etapas más complicadas que he vivido, luego de 2 años logré superarlo. Fue difícil, porque al principio reprimí todo, al extremo que mi personalidad cambió. Me hice más frío con los demás, no me importaba nada ni nadie, el simple hecho de recordar lo que me hicieron me deprimía, entonces decidí aislarme, como le decía a las personas más cercanas a mí, me encerré en un ataúd de hielo, para no volver a sufrir más. ¿Por qué hice eso? Porque pensaba que si me hicieron eso al dar todo de mí no quería que sucediera otra vez. En ese momento creía que estaba en lo correcto, pero fue cuando otras personas me decían que ya no era yo, porque no expresaba nada, no era el mismo; hasta que dos amigas me sentaron y me obligaron a desahogarme porque querían verme como yo no era. Reconozco que desde el día que pasó todo no hablé ni lloré, todo lo guardé (ese es uno de mis defectos), ese día me desahogué y lloré, toda esa presión no la tenía, las heridas aún abiertas pero sin ningún malestar que ocultar. Ya habiendo liberado todo, solo me quedaba perdonar, lo cual hice para sellar ese capítulo amargo de mi vida, el haber sido tan tonto de dar más de lo que debía dar por alguien que no valía la pena. Desde ese momento me di cuenta que ya había superado esa etapa, y ahora cuando veo a esa muchacha, le sonrío por cortesía pero la ignoro para vivir mi vida en tranquilidad.

-He llorado por las chicas de las que me enamoraba y no me correspondían...

-Sí, me han hecho llorar. Mi papa el primero de todos, y amores hombres después.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Una vez, en sexto grado de la escuela, me costó mucho, incluso muchos años después. Todavía recuerdo cuando la conocí en el 91 y me enamoré, luego en el 96 le pedí que fuera mi novia y me dijo que no. En diciembre del 97 tuve mi primera novia (ella me lo pidió) y fue terrible y no dejaba de pensar en la primera. Y así fui conociendo chicas y me casé. Todavía quiero mucho a la primera, somos amigos y hablamos.

-Sí, mis exnovias cuando me dijeron que no querían ya nada conmigo porque según ellas yo era demasiado chico para ellas y que yo merecía algo mejor que ellas. Con mi última ex novia pasé llorando muchísimo toda la mañana cuando rompió conmigo, y para tranquilizarme me tuve que tomar una bebida energética y ahorita gracias a mi poder superior la pude olvidar.

-Pues llorar, LLORAR, talvez. Creo que sí, pero ha sido mi culpa, en cierta manera.

-Creo que alguna vez. Actualmente nada emocional me afecta.

-Sí, muchas veces. No soporto cuando mienten me mienten, cuando lo hacen, suceden las crisis.

-Yo me enamoré perdidamente y sólo me usaron. Mi mundo se derrumbaba en otro país. Sola completamente, intenté suicidarme. No sé nadar y me metí de noche al mar y de golpe los rostros de mis hijos vinieron a mí…y como que desperté de esa catarsis y no quise acabar mi vida así. Volví y estuve un año desvalorizándome. Una tristeza muy Grande. Probaba mirando su facebook, era volver a sufrir hasta qué decidí sacar a esa persona de mi cabeza y terminó ese dolor...lo superé. Mi pareja actual me dijo: “Cuándo un hombre o mujer te dice que necesitas alguien mejor, o te mereces algo mejor, es simplemente cobardía de esa persona y lo hacen para no dañar, pero en sí están siendo cobardes y la verdad no están siendo honestos”.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-A mí me ha pasado con mi novia, pero yo también la he hecho llorar a ella; pero a veces hemos llorado de alegría, y si hay alguna diferencia salimos rápido de ella y todo vuelve a la normalidad.

-Varias veces, llorar de amargura.

-Me ha hecho llorar hasta los amaneceres.

-No llorar, pero sí hacerme sentir muy triste y casi a punto de llorar. Un amor no correspondido (ya lo estoy superando). Es algo que me va a llevar más tiempo de lo que esperaba. Para empezar recién esta semana he cortado todo tipo de comunicación con ella, ya que éramos muy amigos. La verdad, es difícil porque la amistad que nos unía era muy fuerte. Pero en este caso mi tranquilidad es lo más importante y creo que estaré mejor alejándome de ella. Además tal vez recién ahí ella me valore y se dé cuenta de lo que se perdió.

-De hecho sí, quisiera ser menos emocional para que eso no me afecte, trato de no involucrarme en relaciones, tenía algunos años de no enamorarme, hace tres meses me sucedió, pero hace un mes se terminó y no lo he superado, aún me siento muy triste. No sé si lo superaré pronto o llevará más tiempo. Estos temas me ponen más susceptible. Lo difícil quizás sea que aún hablo con él, me dice que me quiere y que soy atractiva para él y no sé qué pasa por su mente. “Te quiero, me gustas y no quiero alejarme de ti, pero no seamos nada porque eres hiperemocional y yo hiperlógico, sin emociones”???? No entiendo. Es que no puedo entenderlo de verdad, si alguien lo entiende me lo puede explicar, me dijo: "Quiero que nuestra amistad dure toda la vida, no quiero que se dañe con una relación que puede terminar en cualquier momento, verás cómo te valoro que quiero estar contigo siempre " ¿Qué demonios es eso? ¿Friendzone? Yo ni lo busqué, nunca le insinué nada, incluso solo lo acepté, le dije que sí cuando me propuso la relación, le dije está bien cuando la terminó, le dije que sí cuando la volvió a comenzar al día siguiente, le dije terminemos cuando me pareció que nos estaba afectado a ambos, le dije que sí cuando me dijo que quería ser mi amigo por siempre. A pesar de que me parte el alma tan sólo escuchar su voz.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Hace muchos años atrás me pasó unas veces, pero completamente superado. Y jamás volverá a pasar.

-Sí. Lloré por años. Creo que no lo supero aun. Estaba muy enamorada de él, y semejante engaño, tremenda mentira y peligro... Me destrozó por completo.

-A mí sí. Y tengo un problemita con olvidar cómo me hicieron sentir.

-A mí me pasa con mi ex, con él estuve casi cinco años, ya han pasado cuatro años que no lo he vuelto a ver, pero todos los días pienso en él. No me gustaría volver, ya que nos causamos daño y somos felices separados, pero el amor sigue estando, sobre todo cuando fui tan dependiente de esa relación. Antes luchaba contra lo que sentía, hoy ya dejo que permanezca, pero desde el primer día ya son nueve años que aún no se va el sentimiento. A él no sólo lo recuerdo con cariño, sino con la misma cantidad de amor que antes, con la diferencia que aprendí que él no es mío, y hoy se encuentra feliz con otra persona y eso me deja tranquila. Sé que en algún momento quizás baje la intensidad de amor, pero mientras dejo que viva diariamente en mí jijiji. Quizás cuando aparezca un hombre que de verdad valga la pena el esfuerzo jejeje, porque al final no sólo una relación requiere de amor sino también un esfuerzo y sinceridad mutua por mantenerlo.

Escrito recopilado, editado y publicado por Aillen Aukan Awka.

Las imágenes utilizadas en este escrito pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:

Esta es la biografía del autor de las fotografías:



viernes, 15 de febrero de 2019

Espectro Autista: Las Malas Experiencias en el Amor







Si quiere saber de primera fuente lo que piensan las personas Asperger con respecto a este tema, le invito a leer sus experiencias personales (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad). Cabe señalar que previamente en otras publicaciones de este blog hemos hecho una introducción a este tema complejo de las relaciones de pareja. Por lo tanto ahora le invitamos sólo a leer sus opiniones:


Las experiencias en el amor:


-Todos los novios que he tenido han sido neurotípicos, y lo que NUNCA he tenido que pasar con ellos, es infidelidad. Decir que todos los NT son infieles es una ENORME MENTIRA. Dentro de poco voy a cumplir 7 años con mi novio NT y estamos pensando en un futuro juntos.

-La infidelidad no la concibo. Del mismo modo tampoco entendería estar con alguien "por estar". Si no deseo compartir mi vida con alguien, simplemente no estoy con esa persona.

-Si te cuesta mucho decir mentiras, es muy difícil que seas infiel. Si te gusta que todo sea de la manera correcta, la infidelidad es algo que no puedes hacer. Ese es mi caso.

-No todos los neurotípicos son "santos", tampoco los aspies. Que no nos demos cuenta de las malas intenciones de los demás y que después nos sintamos tontos, no significa que tenga que tener resentimiento. Yo aprendo así, de lo bueno y de lo malo.

-Hay aspies buenas personas, otros no tanto. Hay NT buenas personas y otros no tan buenos. Hay de todo.

-El problema no es de los NT, el problema es de la persona que elige a su pareja, generalmente. Esas cosas las he leído muchas veces, pero siempre lo escriben de forma casi egoísta, como si los culpables fueran los demás, pero la verdad es que uno tiene la capacidad de elección, y más a la mayoría de las mujeres que les llegan tantos hombres, pueden elegir el más indicado, pero sepan elegir, no todos son como ustedes dicen.


Fotografía: Camilo Cuevas.


-Creo que más que entrar en una guerra entre hombres y mujeres, el gran drama es que ni los NT (con un mejor desarrollo social) tienen relaciones amorosas efectivas (son los pocos que sí). No sé si las parejas se eligen completamente, creo que son muchas cosas las que hacen que uno termine con una persona, será suerte o no, pero por la experiencia de cada uno, al final se verá si después seguimos con otro diferente, igual o simplemente seguimos solos. Al final creo que un gran error, a nivel social, es la desvalorización de la soltería, quizás no todos nacimos con la capacidad para ser felices estando en pareja.

-He conocido mujeres que sí tienen una curiosa preferencia hacia hombres no recomendables (jamás de los jamases vayas a opinar de sus novios/parejas/esposos, porque es problema garantizado). Lo cual obviamente no justifica que una pareja se comporte como un patán. Pero también hay mujeres que no se dejan ni maltratar ni eligen patanes. Lamentablemente hay una creencia social de que si un hombre se comporta como un machista y macho alfa va a tener mayor éxito (buen camino para volverse un repelente). Suelo buscar primero los defectos de las personas y no lo que tratan de "aparentar". En el cortejo todo el mundo es divino y perfecto (salvo que les digas que no y no lo entiendan) y lo primero que esconden son sus defectos. Sin embargo, es con los defectos de la persona que tenés que lidiar más adelante. Aunque sí, la mayoría de la gente hace "marketing" en el cortejo y oculta sus defectos y resalta sus virtudes (y unos cuantos mienten, pero todo disfraz o mentira es descubierta tarde o temprano).

-Cada quien vive el amor como mejor le conviene, de ahí que puede experimentarse de forma tormentosa o maravillosa, idílica y romántica. Por experiencia propia puedo decir que el amor puede ser puro, con o sin carga sexual, porque también depende de los motivos por los cuales se busca una pareja, independientemente de la preferencia sexual, ya que podemos conectar con una pareja por mero deseo sexual o porque la forma de ser, pensar y actuar de la otra persona es lo que nos seduce, cada caso es particular; lo que sí, considero yo, aplicaría de forma general, es: Cada quien vive el amor que merece vivir, y por "merecer" me refiero a que según nuestro sentir, pensar y/o creer sobre el amor, es el tipo de amor que experimentamos.

Fotografía: Camilo Cuevas.


Sobre las rupturas amorosas:


-Hay que aprender que todo pasa, nada es permanente. La felicidad no depende de cosas, personas externas o circunstancias. Hay que aprender a soltar y dejar pasar. Por mi experiencia personal, para eso está la meditación, sobre todo la meditación Zen o cualquiera relacionada con el budismo que no sólo sea relajación.

-Nosotros a veces nos apegamos mucho a personas que quisiéramos que nos quieran, aunque la respuesta sea la contraria. Es cuestión de aprender a soltar esas relaciones pasadas que no nos sirven en la actualidad, y vivir más lo mejor que tenemos en el momento presente, con las personas que SÍ nos quieren. Toma tiempo y paciencia, no hay que desesperarse. También practico meditación, full recomendado!

-No hay que aferrarse a las cosas materiales o a las situaciones, hay que dejar que fluyan. Ya llegará la persona para uno, sólo hay que dejar que la vida tome su curso y ser valientes.

-Yo insisto que lo difícil de una relación no es encararla, sino el superarla una vez que termine, o por lo menos en mi caso, ese es el temor. Siempre estar dispuesto a que si hay una frustración, no cerrarse a una nueva posibilidad en el futuro. La diferencia entre varones y mujeres Asperger en este tema, es que las mujeres tienen más recursos para enfrentar las situaciones. Son más resilientes y expresivas, aunque a veces les juegue en contra, pero ese es un punto a favor. Por eso vemos mujeres que han tenido muchos noviazgos a cierta edad, y en su contraparte masculina, no saben "qué hacer" siquiera con una mujer.

-Hay que concentrarse en seguir respirando y en seguir dando el siguiente paso. No hay que poner energía a los pensamientos, hay que dejar que ellos desaparezcan. Después concentrarse en aquello que nos haga sentir vitalidad y empezar a abrazar la vida de nuevo. Eso es lo más importante. Hay que aprender que la felicidad no depende de causas externas, es un estado mental, y como tal, se puede desarrollar independientemente de que si uno está solo o acompañado. Para lograrlo es importante iniciar el proceso y llenarse de muchas impresiones positivas, recuperar la autoestima y eliminar los patrones de pensamiento negativo. Yo estoy en este proceso, no es fácil, pero se va logrando de a poco.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Solemos olvidar que para amar a otros, primero debemos amarnos a nosotros mismos porque valemos mucho. Pero pasa que no nos perdonamos no ser perfectos e infalibles, cuando a veces sucede que la primera persona a la que hay que perdonar es a uno mismo.

-Cuando la felicidad está puesta no en los objetivos sensoriales y de conciencia de valores, sino en logros materiales o de acompañamiento, pero sin compartir nada con el otro ser humano, también se siente pesar. Y es por un tema de no valorar que son instantes los que uno puede sentirse pleno y son los que "cargan las pilas" para el proceso de percibir qué cosas hace uno que le hacen sentir alegría o satisfacción de forma más perdurable. En mi caso es el poner mi mente o hacer algo que yo considero valioso.

-Quien esté a tu lado no debe ser menos de lo que mereces, y eso es alguien que te valore, te ame y quiera crecer a tu lado. Hay que ser muy cauteloso y estar atento a esos patrones para no envolvernos más allá del límite que nuestra propia integridad moral (amor propio) nos permita. No te rindas, lucha, pero cuando veas que está fuera de control, detente un poco y reflexiona si vas en la dirección correcta.

-Debemos priorizar que somos valiosos. Dejar que nos hagan sentir mal no es saludable, no podemos permitir que afecten nuestra dignidad sólo por dejarnos llevar por una obsesión. Las obsesiones son sólo eso y hay que manejarlas; cuando nos dejamos guiar por ellas, estamos en serios problemas. Hay que levantar la cara y ver que, a pesar de todo, hay un mundo de hermosas posibilidades a nuestro alrededor. La vida siempre nos da la oportunidad nuevamente, no importa cuántas veces lo intentemos. También es bueno que tomemos la iniciativa, no siempre hay que esperar que otros den el primer paso, puede que nunca lo den y nos quedemos esperando. Personalmente pienso que hay que atreverse, "no podemos saber a qué sabe esa fruta si no la probamos".

-Uno de los problemas de las personas que imperiosamente necesitan tener una pareja, es que esa persona obra como si fuera una especie de fuente de su felicidad. Había leído que el verdadero amor, y puede que suene muy moralista, es aquel que surge de la necesidad de compartir nuestra felicidad interior con la otra persona. Es decir, primero soy feliz yo, y luego deseo compartir mi plenitud con alguien más.

Fotografía: Camilo Cuevas.

¿Cómo recupero a mi ex?


-Reconquistándola, suena feo "conquistar", pero creo que se entiende.

-A veces se puede y a veces no. Depende del caso. Creo que depende de cada mujer. Si alguien corta para irse de "joda" con otra, lo va a repetir. No lo sé, nunca lo entenderé. Para estar en pareja hay que aprender a estar bien con nosotros mismos. Un error que cometen algunos, es salir con lo primero que encuentren para evitar la situación de estar solos. Estando solos podemos aprender a soportar nuestros pensamientos, nuestras emociones, desarrollar nuestra autoestima y armar nuestra personalidad y límites. Las relaciones de pareja son muy complejas y si no podemos estar bien con nosotros mismos, mucho menos vamos a poder estar en pareja. No digo que no se pueda estar de pareja, sino que la pareja no es un parche emocional. Tiene que ser alguien indicado/a para ser tu compañero/a. Ni un bastón que lleve todo el peso emocional, ni una súplica emocional para no estar solos. Mi ex tendía a dejar de hablarme cuando él metía la pata y era descubierto. A la primera le di oportunidad, a la segunda desapareció de mi vida y me devolvió tiempo para mis proyectos. Ese tipo de gente existe, pero tenés que buscar gente que sea honesta con vos y espere lo mismo de tu parte.

-Si quieres resultados diferentes, tienes que hacer cosas diferentes.

-Tienes que preguntarte si la relación vale la pena y el porqué terminaron, ver después si puede ser algo solucionable, y si es así, no pierdas las esperanzas y ve a buscarla, pero si es por algo que te hace daño, mejor no hacerlo.

-Si ella terminó contigo, olvídalo y no insistas. Ella no volverá contigo sea cual sea tu técnica. Yo cuando me aburro de algo o alguien, lo deshecho y le agarro aversión. Nunca retomaría algo que dejé.

-Quisiera opinar, pero tengo poca experiencia en cosas del amor. Yo estoy en eso de buscar a alguien y aprender a darme cuenta que "intenciones" tiene detrás de sus acciones. Cuando tenga experiencia en eso, pensaré en pareja estable. Para mi punto de vista, ir y buscar el "noviazgo perfecto" en el primer intento, es sentenciarse a muerte. Como todo en la vida, cuando se empieza con algo, hay que ir con la idea de "probar qué onda". Para evitar dolores de cabeza.

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Bueno, prueba con ser tú mismo, si regresa a ti será porque te quiere tal como eres, si no, la indicada aun no llega, lo sentirás, escuchando tu voz interior, cuidándote de prejuicios o caer en complacer desmedidamente. Bueno, hablo por mi experiencia más reciente, cuando menos expectativas tuve, me dejé fluir de tal manera que hasta descubrí cosas de mí y aprendí a quererme de verdad, y vaya que formé un hogar con quien creía haber perdido.

-Depende del tiempo y de la importancia de la relación, como también la razón del término. No siempre cuando se termina significa que no se quiera volver. Cuando se termina por infidelidad o falta de amor, no hay nada que hacer. Sin embargo, cuando se trata de que ambos debían o querían futuros diferentes o estaban en momentos disparejos de la vida, años o tiempo después, y si aún sigue el amor, creo que si es posible comenzar una relación donde, obviamente, cada uno aprendió y sacó provecho de las experiencias anteriores. Pero es difícil, porque tú puedes sentir todo el amor del mundo por esa persona, pero quizás esa persona aún no esté preparada, aun no es el momento o simplemente ya perdió ese amor por uno y no queda más que, con dolor, aceptar aquello. Pero no te quedes en la incertidumbre, es peor, y lo peor es el orgullo y miedo de saber la respuesta del otro. Búscala, escríbele y confiésale claramente y sin disfrazar tus intenciones, de ahí sólo nos queda recibir la verdad y aceptarla como tal. He tenido varias experiencias amorosas, unas más profundas que otras, sin embargo, a estas alturas me da miedo conocer y estar con alguien, porque al no saber las intenciones del otro, ya no sólo me pueden hacer daño a mí, sino también a mi hija, y por nada en este mundo me gustaría correr ese riesgo, y hasta cierto punto, siento que le he agarrado una especie de fobia a las relaciones.

-Creo que la pregunta correcta sería ¿Cómo saber si ella quiere regresar? Y creo que la respuesta es ésta: Analicemos una parte del ritual de apareamiento neurotípico, en el que la mujer, aunque quiera al hombre, le da a entender que no es así, cortando algunas formas de comunicación, pero no todas. Algunas son crueles y dejan una línea de comunicación, aunque ya no les interesa la otra persona. Las que no son crueles, cortan toda comunicación cuando ya no les interesas.

Escrito recopilado, editado y publicado por Aillen Aukan Awka.

Las imágenes utilizadas en este escrito, exceptuando la primera, pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:

Esta es la biografía del autor de las fotografías:



viernes, 8 de febrero de 2019

Amor en el Espectro Autista: ¿Tener pareja o estar solo?







Que una persona Asperger esté sola, sin pareja, puede ser opcional o circunstancial, dependiendo de diferentes factores. En algunas situaciones el mal manejo de la comunicación verbal y no verbal son impedimentos para que un aspie pueda iniciar una relación amorosa, en otras, cuando la persona con el Síndrome ha sido capaz de tener una pareja, se le dificulta mantenerla en el tiempo, ya sea porque no sabemos cómo hacerlo o porque simplemente la otra persona no tiene interés ni paciencia para poder comprendernos y ayudarnos a mejorar nuestra interacción. Y es aquí donde dependerá a futuro que la persona Asperger quiera estar sola o en compañía, pues si las experiencias han sido malas y reiteradas, simplemente habrá un agotamiento y miedo a fracasar nuevamente, por lo que ya no se intenta más estar en pareja.
A continuación los jóvenes y adultos Asperger que han estado en pareja nos cuentan sus experiencias con este tema (no he puesto sus nombres para resguardar su privacidad):


¿Soledad o compañía?


-Hace 10 años, cuando tenía 24 años, me entró mucho miedo por el hecho de no tener pareja y no haber cumplido la meta de casarme a los 20. Hoy a mis 34 sigo soltero, estoy sin pareja y muy feliz. Sí, he salido con algunas chicas, hoy llevo 5 años sin pareja y muy feliz, porque me planteé lo que realmente quería, haciendo de lado todo convencionalismo y centrándome en aquello que realmente me hacía y me hace feliz, y el tema de la pareja lo resolví fácil, analicé los rasgos de mi personalidad y lo que estaba dispuesto a soportar y a tolerar, y de ahí el tener pareja se fue al último lugar de mis prioridades, si bien sí quiero tener hijos, también ya vi las mejores opciones y ahora sé que no necesito enfrascarme en una relación de pareja para cumplir esa meta.

-¿Yo? Ya te imaginas, la verdad han sido problemas más que otra cosa, llevo un año sola, pero al estar con mi hija siento que no es necesario. Siento que soy muy ingenua y me cuesta saber las verdaderas intenciones de la persona con la que esté.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Hace unos meses salía con un aspie, pero terminó bastante mal. Tuve que aislarme por algo serio que me estaba pasando y dejó de hablarme. Opté por cortar. No me gusta la idea ni de suplicar ni que jueguen con mis emociones. "Soy blanco o negro". Se está o no se está. Lo que sí era medio desgastante no tener tiempo para dedicarle a los proyectos. No correría a buscar pareja, soy de los que prefieren estar sola que mal acompañada. No es una necesidad vital. El tema que determinaría si saldría o no con alguien de vuelta es sobre todo hasta qué punto fuera a la par de mis proyectos (sí, soy bastante individualista, pero estoy en un período que apunto a mi futuro). Tampoco soy muy demostrativa, me cuesta bastante.

-He tenido de todo, menos esposo; ahora estoy soltera y si bien me gustaría encontrar una persona con la cual pueda compartir la vida. En estos momentos es más complicado, ya que no puedo andar metiéndome con cualquiera, y mucho más debo intentar no cometer errores, ya que como ahora seré madre no puedo ser irresponsable y meterme con el primero que se me cruce. Además tampoco lo incluiría rápidamente en mi vida, porque si mi beba se encariña y las cosas no van bien desde el inicio al final, la que saldrá más dañada será ella. Por lo que si aparece esa persona, genial, si no, ya tengo asumido seguir feliz con la vida que llevo y llevaré.

-A mí me gusta estar solo. Hace tiempo experimenté una relación y no me gusta por varias razones, una de ellas es que debes ser espontáneo para decidir alguna propuesta de salida al cine u otro lugar, otra es que me reclamaba mucho sobre una protección que no sentía conmigo, para mí es una tontería. En lo personal encuentro complicado estar en una relación. Tengo 22 años, a los 21 tuve la experiencia de estar con alguien y no me gustó.

-He tenido novias (pocas). Hace más de dos años que disfruto mucho mi soltería, pero de vez en cuando me hace falta un cariñito o con quien compartir una película acurrucado los domingos por la tarde.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Tuve dos novias, una NT y una aspie (TEA). Me gustaría ahora encontrar a una aspie que comparta mis creencias, y tenga el mismo valor para ayudar a otros, aunque tal vez "lluevan elefantes" antes de que pueda conocer a alguna XD; así que trato de no pensar mucho en eso. Creo que mi mayor problema es la alexitimia, por ello prefiero que si encuentro a alguien, sea una aspie, pues hay muchas cosas que podemos entendernos mutuamente y no hay esa pared que usualmente siento con una NT. Y aún enamorado, suelo ponerme nervioso y luego termino haciendo tonterías.

-Me gustaría tener pareja, pero hoy por hoy no puede ser. Depende del día, hay días que sí es una necesidad primordial, porque me siento sola. La única pareja seria que tuve, me reclamaba constantemente más muestras de cariño y afecto. A veces si es una prioridad muy grande, otras veces solo me queda resignarme. Estoy pasando por un momento complicado, tengo fobia social, así que para encontrar una relación o a una persona que me entienda y me acepte tal y, como soy, hoy por hoy lo veo complicado, por eso a veces no es prioridad, pero en días tristes sí que echo de menos una pareja, alguien especial que me anime.

-Aunque he tenido parejas, luego malas experiencias, principalmente con parejas que querían volverse el centro de mi vida, literalmente hablando, y que dejara de ser y hacer lo que me gusta y quiero, porque, según su estupidez, así tenían que ser las cosas. Bueno, mi paciencia llegó a su límite y adiós, más vale solo que mal acompañado, el amor de mi vida es mi trabajo y mis hobbies.

-Mis relaciones han durado hasta 3 meses y terminan odiándome por mi frialdad insoportable y mi sinceridad directa y brutal (lo que al principio admiraban de mí), y se cansan que lo que tenga que decir sólo lo haga por medio de algo escrito (yo también me canso). Y aunque todo mundo sabe que no quiero una pareja, hay veces que sí quisiera; otras veces no quiero y al día siguiente otra vez desearía una pareja formal, estable, que no me trate como retrasado porque no entiendo lo que para algunas personas es básico, pero para mí no lo es. Hay amigas que me tienen más paciencia, aunque no son aspies. Creo que es mi proceso de ordenamiento y estabilidad.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Sobre una persona que quiera dar más que recibir, me ha pasado a lo largo de la vida y parecería una conducta de muchos hombres y por eso estoy soltera. De hecho, como mujer es desgastante ser tolerante y no recibir tolerancia, ser acomedida o preocuparse por el otro y que el otro ignore requerimientos lógicos. Si consideramos el valor por valor, incluso en la familia nuclear se tiene que aportar para recibir, aunque ahí ya se establecieron las dinámicas de forma natural, y cuando se forma una pareja, ambas personas tienen que establecer lo que consideran el justo intercambio de actitudes entre ambos que harán sentir un equilibrio, de otra forma se acaba desgastando la convivencia. No hay que olvidar que estar en pareja es una cuestión de adaptación, si bien elegimos a alguien por sus cualidades, estamos rodeados de defectos, formas diferentes de hacer las cosas, de organizarse y quizá eso es lo que más cuesta de convivir con otro. Podría decirse que una relación no siempre es placentera, ni divertida, de hecho, desde mi punto de vista, su funcionalidad es el apoyo en las necesidades que no se puede solventar por sí mismo, pero ha de ser mutuo. En mi caso no tenía problema en ser "amiga" más que pareja de alguien, de alguna forma me era funcional para mi "ermitañez", pero a raíz de la maternidad, donde en algún momento se necesita apoyo, no sólo para las cuestiones de proveerse, sino también afectivo, me he cuestionado donde di "el mal paso" que derivó en que las personas no me valoren por completo, a pesar de que siempre me admiren y por ello no me apoyen, aunque creo que eso viene desde mi autosuficiencia que no da para que un hombre cumpla un rol clásico (salvo en un solo aspecto). Yo viví varios años con un Asperger y no se logró la pareja, pues él asumió el papel de "líder". Él indicaba que necesitaba hacer sus cosas sin que mis acciones lo "molestaran" y quejándose de tener que hacer cuestiones por mí, cuando yo me ocupaba de lo que él precisaba. Aunque con la desventaja, para él, de mi atemporalidad, pues dentro de su mente planificaba mis acciones y a mí me llevaba más tiempo de lo que él programaba, y esa era una queja constante. Me llegué a sentir como una pieza, un "manos y pies" para apoyarlo y sólo aceptaba que yo "pensara" si era algo que no le repercutía directamente a él. Así más que una pareja fue una relación jerárquica.

Fotografía: Rodrigo Corvalán.


No sé si pasará con otras mujeres lo mismo, pero para pareja ya tengo en claro que es con quien pueda hacer equipo, cooperar de forma natural, digamos un par, aunque encerrada en mi casa va a estar complicado encontrarla. Por Internet lo único que aparecen son hombres con interés en el sexo casual y como les dije a un par que rechacé: "Ya tengo una hija por quien cuidarme más y ante riesgos, que me traten como objeto y no me vayan a apoyar, mejor sigo con mi plan de madre soltera aunque tenga escollos sociales que no preví. Una relación entre aspies puede ser como la de los gatos, si te enfadas pufff mejor que cada quien se vaya por su lado, pero por otra parte puedes compartir y disfrutar momentos muy bellos con las cosas simples de la vida, una de las cuestiones que disfruté con mi ex pareja, era cuando ya no era el "jefe" y mostraba su capacidad de maravillarse ante algún animalito, o cuando me compartía conocimientos. Como desde niña tomé decisiones sin que nadie estuviera detrás de mí, es algo que no soporto. Pueden ponerme una meta, pero no darme pasos, instrucciones o andar tras mío para ver si la cumplo como quieren. Me tienen que dar tiempo y libertad para hacerlo a mi modo.

-Para mí, una persona debe intentar estar bien consigo mismo el mayor tiempo posible, haciendo lo que le gusta hacer, evitando las situaciones que te desagradan, si te sientes bien con tu actitud, debes mantenerla, si a los otros no les gusta, mándalos al carajo, al final, cuando bailamos hay que hacerlo como si nadie estuviera mirando, y a tu novio si no sabe darte un sitio en su vida, sus amigos y su tiempo, no te merece. Es mejor andar solo que cargar con alguien que no sirve y no permite conocer a otro mejor.

-Yo sé que es difícil desprenderse de alguien, pero a los que no son el "indicado", hay que dejarlos ir, más cuando somos sensibles y no podemos estar con cualquiera, pues nos terminan intoxicando y haciendo insufrible nuestro vivir. Yo pasé por muchos malos ratos y malas elecciones de novios: Mucho sarcasmo y burlas, pero en algún momento encuentras el indicado, el que "soporte" tus rabias y fobias. Mi actual pareja es la única persona que me contiene y comprende en todos mis arranques, y eso me hace aferrarme mucho a él. 

Fotografía: Rodrigo Corvalán.


-Yo no he tenido tiempo para tener una relación por cosas de la vida. Hace poco, unos 5 años, he tenido más libertad, pero eso de aprender sobre la marcha es terrible, pero aprendes a porrazo y acierto. Ahora prefiero estar tranquilo.

-Me siento sola y quisiera tener una pareja...luego recuerdo que hay que dedicarles tiempo y se me pasa.

-El tiempo te enseña a "desconfiar" y a analizar un poco más a los demás en los inicios de una relación (válido tanto para amistades o parejas). Hasta que no me den razones para confiar en la otra persona, no me entrego emocionalmente. En ese sentido soy bastante racional (en exceso). Es más, me pone nerviosa cuando me dicen "amiga" o "te amo" demasiado rápido (no se lo decía a mi ex, pero me ponía nerviosa que lo dijera tan rápido, porque me suena inverosímil y soy bastante literal, si lo digo es en serio). Me lleva mucho tiempo, en mi caso, aceptar cualquiera de las dos palabras. Pasadas las pruebas correspondientes, soy bastante incondicional. Por eso no todo el mundo accede a ese nivel de confianza.

Escrito recopilado, editado y publicado por Aillen Aukan Awka.

Las imágenes utilizadas en este escrito pertenecen a Rodrigo Corvalán, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en la siguiente página:

viernes, 1 de febrero de 2019

Espectro Autista: El atractivo en hombres y mujeres







Si quiere saber de primera fuente lo que piensan las personas Asperger con respecto a la atracción hacia un hombre o mujer, le invito a leer las opiniones, desde las experiencias personales, de algunos jóvenes y adultos Asperger a un compañero que planteó lo siguiente (no he puesto sus nombres para mantener su privacidad):


"Yo soy de esos hombres que a la hora de 'echarle un ojo a una chica' se fijan en todo tipo de detalles: si tiene un ojo más grande que el otro, si tiene una teta más caída que otra, si la forma de hablar es de tal o cual manera, etc etc etc. Las mujeres que después de un riguroso testeo pasan la prueba y me terminan gustando, resulta que son tan atractivas que es imposible que no tengan pareja o estén en un compromiso afectivo con alguien más. Tengo cosas positivas y negativas en mí, y creo que es justo asumir que la mayoría de las mujeres -en este caso- también conviven con defectos y virtudes. Creo que debería ser más humilde y no ser tan exigente, empezando por bajar a expectativas más reales para poder encontrar pareja. Para mí es muy difícil el tema de las mujeres, empezando por ser muy tímido, además de lo que les acabo de contar."


-Y yo que pensaba que las selectivas eran las mujeres. Uno de hombre no se pone a ser selectivo porque pierde; más bien dejé de ser superficial y ver a una mujer como un todo y no por partes, por que las cosas más interesantes de una mujer no están en su apariencia ¡Saludos!

-Si exigís mucho tenés que dar mucho también. Yo he percibido que soy bastante infantil en el trato con el sexo opuesto, pero me di cuenta después de mucho tiempo. Mis emociones son básicas, en cambio las mujeres tienen emociones más complejas, y a veces descifrarlas es un enigma. 


Fotografía: Camilo Cuevas.


-Igual buscas la perfección por mero miedo al fracaso. No sólo ocurre en cuestiones amorosas, a veces nos justificamos en que nuestra meta es tan ambiciosa que si no llegamos, no es por nuestra ineptitud, sino por su altura. En el fondo es una manera de procrastinar. El físico es importante, debe despertarse en ti excitación sexual al pensar que puedes acostarte con una persona, pero para eso no hace falta esa perfección. Una buena relación es susceptible de durar décadas, e inexorablemente el físico empeorará.

-Me sucede, en cierto grado, pero me fijo más en los detalles de su personalidad. Si repite frases de la tele, se ríe de chistes/palabras/frases más que repetidas, no tiene opinión propia, no se hace respetar como mujer, le da mucha importancia a su teléfono o se saca fotos, quedo desencantado.

-También soy muy exigente poniéndoles multitud de pruebas invisibles para ellas, observando sus reacciones tanto en respuesta a las pruebas, como las reacciones que tienen en general. Sobre lo de conseguir a las chicas, antes era introvertido, me bloqueaba, luego dejé de serlo. El máximo problema que puedo tener es que soy un ser bastante complejo para la gente y mis costumbres y gustos no son mainstream en absoluto. Por eso hago estas pruebas a las chicas, porque así directamente descarto a las que no cuadran en mi estructura de conducta. En resumen, no me cuesta especialmente lo de ligar, pero sí que es muy complicado que alguien encaje en mis expectativas.

-A mí me ocurre algo curioso, pues soy consciente que estéticamente soy atractivo, pero por distintos motivos no desarrollo atracción, al menos no conscientemente. Una vez que entablo amistad con una chica, termino percibiéndole como a una hermana, y por extraño que parezca, me han pasado cosas muy raras por eso JAJA. Hubo una época en la que me sentía como un degenerado, porque las mujeres ficticias me parecían potencialmente deseables ¡Joder!  Uno a los 15 es un fracaso de ser vivo. Afortunadamente superé rápidamente esa infame e indecorosa fase. De momento prefiero dedicarme a trabajar en mis manuscritos inconclusos y la compilación de mi primera publicación formal para ganar tiempo y nombre si es posible.  

Fotografía: Camilo Cuevas.


-Creo que puede suceder que tengamos ideales de mujeres y gustos por tipo de mujeres y mezclamos una cosa y la otra. Un ideal es una ficción, es la mujer construida, la que se debe ajustar a capricho a lo que somos, la esclava de nuestra felicidad y la complaciente de nuestra vanidad. Por otro lado tenemos gustos por cierto canon de mujer. Blancas, cabello negro, rubias, trigueñas, en mi caso las pelirrojas. Altas bajas, delgadas, o voluptuosas. Y cuando físicamente encontramos a esa mujer que encaja de manera amplia entre nuestros gustos sensoriales, le encasquetamos a la mujer ideal encima. Creamos una expectativa irreal. Pienso que una mujer debe gustarnos físicamente, de eso no hay duda, pero una mujer trasluce desde adentro. Quedarnos solo en la superficie, no solo de lo físico sino de su comportamiento, nos aleja de conocer realmente a quien está frente a nosotros. Nada de malo tiene que te gusten mujeres de gran belleza física. La belleza atrae por sí misma. La pregunta que te debes hacer es ¿Qué hay más allá de esa belleza? Pero sin hacerte expectativas. No es ir a buscar algo en concreto, sino simplemente ir a sorprenderte de lo que hay dentro de ella, en lo más íntimo de ella. Una mujer de espíritu hermoso, se hace infinitamente hermosa ante los ojos de un hombre que ha aprendido amarla. Y amarla es conocerla, no solo inescrutarla. Y aprenderás que hay otro tipo de belleza de la que te has estado perdiendo, aquella que podría llegar en su voz, aquella que aun teniendo los ojos cerrados, la escuches decirte al oído: "Estoy contigo". Y puedas escuchar su belleza. Si piensas que buscar una mujer de "menos" belleza física, es tener una expectativa más realista y más humilde, estás equivocado. Estás denigrando a esa mujer, y te estás perdiendo de apreciar su verdadera belleza en vez del concepto que te has creado de lo que debe ser exclusivamente bello para ti en una mujer.


Fotografía: Camilo Cuevas.


-Sí, siempre he sido muy exigente con respecto a una mujer, tanto en lo físico, como en lo emocional y lo intelectual, pero nunca me ha causado problema, de hecho a los 20 años decidí nunca casarme y desde los 27 tomé la decisión de que no necesito pareja. Si llega alguien que cumpla con el 100% de mis expectativas, increíble, si no llega, mejor, tengo todo mi tiempo para mí.

-Creo que muchas veces me han parecido atractivas mujeres que, dentro de los parámetros sociales como dije, puede que no sean consideradas "lo más bello". Sé que es muy personal, y creo que muchos pueden dudar de ello y no hacerles sentido (lo que es respetable en todo caso, porque para mí no son más que gustos) pero estoy convencido que en muchas ocasiones hay personas que no serán "lo más" frente a los parámetros sociales, pero si su personalidad es interesante o es una persona, no solo cultivada, sino que además piensa y vive de acuerdo a su moral, me resulta muy atrayente. Así como también he visto el caso de personas que bajo los parámetros sociales pueden ser bien consideradas físicamente, pero si su personalidad o inteligencia no es de mi agrado o me parece poca cosa, entonces me resulta "fea". En fin, para mi es la persona, por supuesto cuento tanto físico como personalidad/espíritu y por lo mismo no podría hacer una separación entre ambos aspectos. Por lo demás, en lo personal, nunca he tenido novia ni nada de nada, aunque si se me han declarado en una ocasión, lo cual rechacé por varios motivos, pero que en lo esencial, no me parecía muy valorable aquella persona (que en ese entonces era mi compañera de clase y una de las más cercanas en ese entonces, aunque al final no la podría considerar como amiga, pese a que siempre fui muy atento y buen compañero con ella). De todas formas, no siento que le guste a los demás y tampoco lo creo. En ese sentido soy muy desconfiado del amor y solo creo en el en las películas. Si bien, igual entiendo el carácter "puramente interesado" que a mi parecer hay en éste (ya que es normal también que a las personas les preocupe una apuesta segura en cuanto a estabilidad laboral), aunque no lo respeto. En mi caso, no creo que en términos generales guste, porque creo que no sería bien considerado el que con 26 años aun este estudiando, y sin tener claro cuál será mi futuro para vivir. Desde luego, dudo que guste a los padres o sea considerado el "ideal" para las familias comunes, ni lo que éstas busquen. Y por lo mismo siento que si le puedo llegar a gustar a alguien, sería, simplemente, porque no ha tenido suerte con otros, acercándose a mí por descarte. Aunque sé que eso suena prejuicioso, pero no lo puedo ver ni sentir de otra forma.

Fotografía: Camilo Cuevas.


En el caso en que conté que rechacé a alguien, fue porque antes de que se me declarara, nunca me sentí especialmente valorado por ella (por lo que de hecho, me llamo la atención que le gustara y quisiera ser mi novia). Así, por ejemplo, en cuanto a nuestro "punto de unión" (la carrera fotográfica) nunca alababa, ni comentaba mis trabajos, cosa que siempre me ha interesado y gustado poder hacer con mis compañeros, pero nadie tiene mucho interés en ello, y ella no hacía la diferencia con los demás en ese aspecto (cosa que precisamente creo que podría haberme llamado la atención). También nunca me agradó el que hiciera todo al apuro y sin mucho interés personal, simplemente "por cumplir", lo que encuentro detestable, porque para mí que alguien se meta a estudiar esto, es porque gusta del arte y la expresión (y a mí no me agrada quien no valore ello). Y peor aún, recuerdo cuando para su cumpleaños le regalé una película, la cual había comprado haciendo una selección según lo que encontrara (no llegué y la compré a la primera) pero nunca la tomó en cuenta, hasta que yo le pregunté que le había parecido, dándome una opinión bastante superficial, lo cual no me cautivaba porque, de hecho, la película que le regalé era una de mis preferidas, así que... En fin, como compañera y amiga, estaba bien para mí, pero no más allá de eso (en ese entonces, porque con el tiempo me di cuenta que no me valoraba más allá, ya que nunca volvió a escribirme, ni nada). Igual, encuentro que puede ser interesante y divertido tener "una compañera de armas" para enfrentar la vida y ser alguien en quien confiar, pero dado lo que dije antes, tampoco tengo fe en ello, ni menos aún lo lamento. También tengo otro caso, en que no se me declararon, pero me di cuenta muy claramente de que le gustaba a alguien, pero no demostré interés (y se daría pronto cuenta de ello, por lo que no seguiría) porque, aunque me agradaba como persona (compartía puntos de vista con ella) y me sentía valorado por ella, tampoco me parecía muy interesante en lo personal... no me parecía linda pero tampoco fea... simplemente normal, y la personalidad de seguro hubiera sido un "plus" para mí.


Fotografía: Camilo Cuevas.


-Cuando apagas la luz, todas las mujeres son iguales. Las mujeres evalúan a los hombres de manera diferente a como los hombres evaluamos a las mujeres. Las mujeres son cambiantes, dependen de su ciclo menstrual, puede que hoy no le gustes, pero pasado mañana anda en alza y se te tira encima. El problema no es tanto lo exigente que puedas ser, debes saber que tú eres completamente humano e imperfecto a todas luces, y usualmente cuando nos quitamos la ropa, siempre encontrarás algo que no era como lo imaginabas, puede que tenga demasiado vello púbico, que tenga los senos muy caídos, los pezones muy pequeños o muy grandes, granos en la espalda, o manchas en sitios difíciles de acceder, o simplemente un cuerpo que no se parece en nada al de la modelo que imaginaste. A las chicas les pasa lo mismo, encontrarán que no somos exactamente lo que imaginaban. Los super modelos son la prueba de que todos los demás somos imperfectos, y eso que eres joven, deja que te pongas viejo, tu capacidad en la cama se verá reducida, tu libido se activará, pero tu cuerpo no te seguirá al mismo ritmo,  y no están obligados a preocuparse por eso, al contrario disfruten desaforadamente. Hace tiempo me dijeron que el que no es muy exigente tiene más sexo, eso es mentira, la motivación es la fuerza que te lleva a conquistar. Un poco de descarga de mi parte. Yo nunca fui exigente con las féminas, al principio me enamoré como cualquiera de las que estaban cerca, a los 18 caí enamorado “a muerte”, y fue tanto el sufrimiento por la incapacidad de expresar sentimientos, entender lo que sentía y manejar la situación, que debo haber tenido un quiebre emocional que inhibió mi capacidad para volverme a enamorar de esa manera; a partir de allí no volví a amar a ninguna mujer de la misma forma, casi siempre fue algo parecido a un contrato implícito en el que se intercambian besos, caricias y sexo, aparte de cumplir con actividades y convencionalismos sociales, la “locura” murió aquella vez. Tuve novias gordas, flacas, muy jóvenes, de más de 40 (yo menos de 30), poco agraciada de rostro (con problema severo de acné pero con cuerpo espectacular), muy linda de rostro pero con cuerpo terrible, en una ocasión muy bella físicamente, pero un desastre emocional. La experiencia me dice que no se deben desperdiciar oportunidades, el tiempo pasa rápido y hay momentos especiales que no se repiten.


Fotografía: Camilo Cuevas.


-Con las mujeres que me gustan o me han gustado, han pasado dos cosas extrañas: Una, y es la más común, no me hacen caso (que es casi siempre). Dos, cuando alguien me hace caso, le pongo muchos “peros” y encuentro todos sus defectos. Es común en muchos de nosotros no tener filtro y decir las cosas directas, por eso resultan ofendidas, y a uno lo insultan demasiado. Esas son las situaciones más comunes, y claro que para que alguien me gusta primero, admito que es algo físico, ya pasando ese aspecto, lo demás debe concordar, debe tener una gran inteligencia, amplia cultura general, gusto por placeres como música, arte y literatura, entre otras cosas que más bien parecen caprichos que exigencias; y si soy exigente conmigo, lo soy más con otras personas, y sobre todo con lo que busco en una pareja, por eso estos años han sido de completa soledad, ya casi ni amigos tengo. Cuando era adolescente me "enamoraba" de cualquiera que me sonreía, fuera una cajera que me cobraba unas golosinas, una chica en la calle que me saludaba por cortesía o cosas y situaciones similares. Creo que hasta en eso mi excesivo razonamiento siempre me orilla a alejarme de todo lo bonito que tengo cerca y ponerle peros, pero xD jaja por otra parte, si no me exijo demasiado me siento desconforme conmigo mismo y muy frustrado. Lo más cercano, de que todas esas exigencias estuvieran fundadas y legítimas, fue hace poco y recientemente con alguien "nueva" de este grupo. Ella se exige en la misma medida que yo, aunque estemos mayor tiempo estresados xD pero hasta nuestro estrés era compartido... Aunque a veces en ese intermedio de mis razonamientos siempre caigo en la cuenta que yo podría ser un enfermo egoísta, cosa que ha resultado así en otras relaciones ¿Por qué? Me exijo demasiado en mis trabajos (de abogado y escritor), que las relaciones personales las dejo en un último término, pero ahí ando decaído y deprimido cuando todo se va a la mier... Cuando las cosas dejan de funcionar, y desde mi última relación, hace muchos años, estoy en un limbo entre un vacío existencial y un lleno absoluto. Cosa rara.


Fotografía: Camilo Cuevas.

 Sobre lo que admiran en un hombre o en una mujer:                                     


-Admiro varias cosas, pero lo que más admiro es la capacidad que tienen como género para pasar adversidades en la vida, ejemplo: Cuando cambian de señoritas a ser mujeres, como soportan el embarazo y el dar a luz, el poder manejarse en un mundo de hombres. Otra cosa que admiro o rescato, es la visión particular diferente a los hombres que tienen de las cosas. Después me asombran o llaman la atención otras cosas que mejor no escribir pues no quiero parecer atrevido. Para mí son criaturas increíbles, las mujeres.

-Admiro a una mujer que se haga respetar.

-Admiro a un hombre que sea respetuoso, educado, maduro, fiel y limpio.

-Admiro en el hombre su retórica e inteligencia.

-La personalidad, inteligencia y carácter de un hombre.

-La dedicación que le entregue a la relación, que se proyecte, que sea sincero y monógamo por naturaleza, una persona con la que pueda compartir experiencias y hablar por horas, que sea “abierto” en relación a su vida, como un libro. Físicamente es muy raro, pero lo que más me encanta de un hombre es si tiene una sonrisa risueña y el área de sus mandíbulas cuadradas, donde comúnmente se colocan perfume y los hace tremendamente sexys.

-Inteligencia y que no caiga en estereotipos groseros.

-Me gustan las mujeres con actitud. Esas que hacen lo imposible por defender a un hijo.

-Admiro la inteligencia de la mujer (Creatividad, estabilidad emocional, fuerza y práctica).

-Inteligencia, lenguaje y sentido del humor.

-Me angustia no tener certeza y empiezo a visualizar escenas y mi mente empieza a calcular probabilidades de eventos. Claves dicotómicas para determinar si es conveniente o no. Lo siento no creo en príncipes azules, me gusta Shrek, natural, rutinario y cotidiano. No me enamora el físico de las personas...el biólogo, el químico y el matemático, sí.

-Es preferible lo real, porque a eso le podemos ver defectos y virtudes, que empeñarnos en un posible, ya que a eso sólo le veremos las virtudes por la simple razón de que el corazón lo querrá acomodar a nuestro gusto. 


Fotografía: Camilo Cuevas.

 Sobre qué hacer para llamar la atención de quien nos gusta:


-Antes de encarar a mi ex no estaba segura de sí encararlo o no. Ni siquiera estaba segura si le gustaba o no. Y eso de encarar fue una manera de decir. Fue un "tengo algo que decirte, me gustas" sin mirarlo.

-Cada persona es diferente, reconocer códigos gestos para una persona sirve, para otro no.

-La última chica que se interesó en mí, como amigo, no tiene la menor intención de estar en una relación ahora. Mi única compañera de facultad es una cristiana extrema.

-Pienso que hay que atreverse ya que peor es quedarse con la duda y con la angustia de algo que pudo ser y no fue. Por último las cosas que se dan de pronto duelen menos Yo me he animado en algunas ocasiones a decirles lo que sentía a los chicos que me gustaban en ese momento, sólo 2 me dijeron que no, pero al menos me quité la duda y decidí pasar la página, si no había esperanza ¿para qué seguir con la ilusión? Me sentí mejor después de saber lo que sentían. En el resto de casos, todo positivo, si los hombres se arriesgan siempre, aunque les digan que no.

-Siempre es preferible la acción a la duda eterna.

-La experiencia juega un papel importante, así que es mejor aprender a equivocarse bien pronto de forma temprana para aprender sobre estas cosas. Una vez adquirida la experiencia ya no es tan importante descifrar (reacción) lo que piensan los demás, como saber llevar las aguas a tu cauce (iniciativa, control). Una vez aprendidas varias estrategias que te hayan funcionado en el pasado y cubran la mayoría de las situaciones posibles ya no se depende del e estado de la otra persona a un nivel milimétrico, sino en grandes rasgos. 

Escrito recopilado, editado y publicado por Aillen Aukan Awka.

Las imágenes utilizadas en este escrito, pertenecen a Camilo Cuevas, un excelente fotógrafo con el Síndrome de Asperger. Pueden encontrar más de sus fotografías en esta página:
Esta es la biografía del autor de las fotografías: